Monster Beats Solo with ControlTalk Headphones
B-E-A-(S)-T-S - Monster Beats Solo with ControlTalk Headphones Auriculares

Más Auriculares Monster

Nuevas opinión ... la caja, cerrada con un sistema imantado, deberemos tirar de una lengüeta de tela que sobresale. ¡Y no es la única sorpresa! Toda la c... más

B-E-A-(S)-T-S
Monster Beats Solo with ControlTalk Headphones

john_andy

Nombre del usuario: john_andy

Producto:

Monster Beats Solo with ControlTalk Headphones

Fecha: 08/05/14

Valoración::

Ventajas: ...

Desventajas: ...

_____________
INTRODUCCIÓN
_____________

Considerados por algunos como los mejores auriculares del mercado, Beats Solo HD By Dr. Dre es el producto estrella de la compañía Beats Electronics, fundada en el año 2008 y especializada en auriculares, intrauriculares y altavoces de gama media y alta. Con un diseño sumamente atractivo, un packaging espectacular y un sonido robusto y sin fisuras, Beats Solo HD permite al usuario una experiencia sonora a la altura de la que permiten los auriculares profesionales Beats Studio, a un precio ligeramente más asequible.

Fabricados con un material de alta resistencia y gran flexibilidad y con una gama de ocho colores, Beats Solo HD destaca, a simple vista, por su cuidada estética y su gran diseño. Lo que resulta más importante, la calidad de sonido que prometen estos auriculares no tiene nada que envidiarle a la de aquellos de rango profesional, con bajos verdaderamente portentosos y agudos de una claridad cristalina.

Con un precio que va de los 150 a los 200 euros (en función del color, del acabado y del lugar donde los adquiramos) estos auriculares no están, lamentablemente, al alcance de todos los bolsillos. La pregunta es: ¿merecen la pena? Y la respuesta es un rotundo "sí".

________
PRÓLOGO
________

Ha querido la fortuna que pocas sean las adicciones que someten a este narrador. Nunca me ha interesado la droga o el alcohol (he de ser el único ser humano que jamás se ha emborrachado o ha dado una calada a un cigarrillo), mi relación con la comida es, salvo por el chocolate, meramente funcional, y me entrego a mis labores con fruición, pasión pero sensatez. Ha querido la fortuna que pocas sean las adicciones que someten a este narrador, afirmo, pero dos son de lo más obvias: el café y la música.

De mi amor confesable al café ya os he hablado en otras ocasiones, y supongo que mi devoción por la música resulta patente, a estas alturas. Necesito música en todos los momentos de mi vida. Absolutamente todos. Cuando no hay música a mí alrededor, hay música en mi cabeza. Si no hay una voz cantando en la radio, entonces es la mía propia la que maltrata el silencio. Camino por la calle al son de un ritmo personal, ya sea real o imaginado. Escucho música cuando escribo, cuando pinto, cuando dibujo, cuando hago ejercicio, cuando se me impone, maldita sea mi suerte, cocinar, cuando he de ordenar la casa o cuando me ducho. Soy insoportablemente musical.

Por todo ello no habrá de sorprender al lector que una de mis máximas sea disfrutar de la música como Apolo manda, es decir, en condiciones. Mandó Apolo, hace no demasiado, adquirir mi reverenciado Logitech Speaker System Z323, ante el que me arrodillo y fustigo, si es necesario, una vez cada mañana. Y si bien no podría estar más satisfecho con él, tiene una clarísima, rotunda y muy comprensible desventaja: no puedo disfrutar, en solitario, de la música, porque la gente tiene la fea manía de tener orejas y oídos, y escucha, así lo desee o no, la misma música que yo, dada mi costumbre de poner música a alto volumen.

Por tal de ganar en privacidad y reducir la cantidad de ceños fruncidos y miradas de reproche a mí alrededor, comprendí que necesitaba unos auriculares. Pero no unos auriculares cualquiera, no. Necesitaba unos buenos auriculares, tan buenos en su propuesta de disfrute individual como Logitech Speaker System Z323 en la suya pública. Comenzó entonces una ardua tarea de investigación que, sin llevarme a los confines del planeta ni a las profundidades de la Tierra, sí me hizo analizar de cabo a rabo la red en busca de información. Y con mis apuntes bien estudiados, me hice a la calle como uno se hace al mar, dispuesto a adoptar a mi nueva mascota.

Por aquello de ahorrarle tiempo al lector, seré breve. Tras sopesar mucho las posibilidades y descubrir, anonadado, que la oferta de auriculares en cualquier tienda que se precie resulta abrumadora (más aún en una cadena tan bien poblada como Saturn, donde los adquirí), concluí que la mejor relación sonido-diseño-precio era la propuesta por Beats Solo HD, aunque, de los tres aspectos, este úlimo es el menos logrado, he de afirmar.

Una vez en mi mochila, corrí raudo hasta casa para desempacar con la misma sonrisa que un niño de seis años bajo el árbol de navidad el que se perfila como mi nuevo objeto favorito de la creación. ¡Allá vamos!

_________
PACKAGING
_________

Suponía yo, en mi inocente ignorancia de hace algunas semanas, que el packaging de unos auriculares no tenía mayor importancia. ¡Cuán errado y desencaminado estaba! El packaging, que no es otra cosa que la caja en la que viene incluido el artilugio en sí, es, he descubierto recientemente, esencial.

Y es que el diseño de Beats Solo HD está cuidado hasta el último detalle, y su presentación no iba a ser menos. Para poder llegar hasta los auriculares, debemos, como si de un conjunto de muñecas rusas se tratara, abrir varias cajas y compartimentos. Por algo son un tesoro.

Para empezar, la caja viene envuelta en una sobrecubierta de cartón en color negro y con la imagen impresa del modelo escogido (a su vez, esta sobrecubierta viene protegida por un envoltorio de plástico). Como dije anteriormente, los auriculares están disponibles en ocho colores distintos. Yo me decanté por un verde lima que me pareció interesante y divertido. En la parte posterior de la sobrecubierta encontramos un pequeño resumen de las características del producto en distintos idiomas (inglés, francés, castellano, italiano y alemán), y en los laterales encontramos información adicional, así como una proclama de Dr. Dre, famoso productor y músico de hip hop, uno de los fundadores de Beats Electronics, que asegura que "la gente no escucha toda la música" puesto que, en su opinión, gran parte de las sutilezas y detalles de la música creada en el estudio de grabación no llega al oyente debido a las deficiencias de sus sistemas de sonido. Con Beats, afirma, las cosas cambian.

Tras deslizar la sobrecubierta (del modo en el que uno desliza la cubierta de una caja de cerillas), encontramos una caja de cartón duro reciclable en rojo brillante. La caja muestra en su parte superior el logo de Beats Electronics y un asa de plástico negro en un extremo. Para poder abrir la caja, cerrada con un sistema imantado, deberemos tirar de una lengüeta de tela que sobresale. ¡Y no es la única sorpresa!

Toda la cubierta de la caja se despliega a modo de díptico y en su interior encontramos dos elementos: una funda de tela y una caja negra. Esta caja negra tiene un sistema de cierre con velcro y se abre igualmente tirando de una lengüeta de tela. Dentro de ella hay varios documentos: un libreto publicitario de la marca en el que aparece información sobre todos los modelos, una guía de usuario en los idiomas antes mencionados, un panfleto que nos indica cómo debemos deshacernos de los auriculares, acabada su vida útil, siguiendo la normativa vigente en la Unión Europea, y una pegatina con el logo de la marca. En el interior de la funda de tela negra, con forma ovalada y cierre con cremallera, encontramos los auriculares plegados. Esta funda, que cuenta con su propia asa de tela, me resulta de lo más práctica, porque en ella podremos transportar los auriculares evitando desperfectos. Además, gracias al acolchado interior, los auriculares estarán protegidos en caso de caída o golpe.

El packaging es, como os decía, espectacular. Es vistoso, colorido y de alta calidad. Todo ello transmite al usuario la idea de que no está ante un producto cualquiera, sino ante un producto de alta gama. Tanto los sistemas de cierre como, especialmente, la funda de tela, son elementos esenciales para proteger el producto de posibles daños, y aquellos que, como yo, han de trasladarse con frecuencia de un lugar a otro, afirmarán hasta qué punto es importante este detalle. Mejor presentación imposible.

________________________
DISEÑO DE LOS AURICULARES
________________________

Al igual que afirmaba en el epígrafe anterior que, en mi ignorancia, nunca había supuesto hasta qué punto el packaging de un producto podría resultar esencial, también he de afirmar que, hasta ahora, nunca le había dado tanta importancia al diseño de unos auriculares. Y con ello no quiero decir que haya menospreciado este apartado en mis adquisiciones anteriores, sino que, hasta la llegada de Beats Solo HD, el diseño no era un aspecto especialmente destacable. Pero todo ello ha cambiado.

Y es que pocos elementos cotidianos reflejan mejor los gustos estéticos del momento que los auriculares. Atrás quedaron esos modelos de diadema estrechísima (y fácilmente rompible) de los ochenta y noventa. Atrás ha quedado, igualmente, esa fase durante la que las diademas quedaron desechadas y despreciadas por una suerte de vergüenza, reemplazadas por intrauriculares. No mucho después, los intrauriculares evolucionaron hasta formas cada vez más pequeñas y discretas, casi imperceptibles. Y en los últimos años, el Orgullo Auricular ha despertado con furia, con diademas cada vez más anchas, auriculares cada vez más grandes y aparatosos. Quizá el siguiente paso sea el Casco-Auricular.

Los auriculares Beats Solo HD coinciden con estas últimas tendencias de diademas anchas y grandes, y, como diría un viejo comerciante, entran por los ojos. Para empezar, por esa gama de vivos colores, brillantes y llamativos. Colores como el rojo, el azul eléctrico, el morado o el verde lima, colores que no pasan desapercibidos. El material del que están fabricados, y descrito por la marca como altamente resistente, flexible, casi irrompible, es relativamente brillante y de un acabado pulido. Muy elegante, en mi opinión. Además, la estructura está reforzada con una banda metálica. En la parte más externa encontramos impreso el nombre del producto. Todo el interior de la diadema está recubierto por un material suave al tacto, casi sedoso, en color gris oscuro, y en la parte más alta, la parte que se sitúa sobre la cabeza, encontramos un acolchado gomoso increíblemente cómodo y agradable al tacto. Esto es esencial, puesto que, después de varias horas, cualquier elemento sobre la cabeza acaba resultando molesto. Gracias a su diseño ergonómico y a su bajo peso (160 gramos), han de pasar muchas horas para que estos auriculares resulten incómodos.

Los altavoces poseen una gran movilidad. A diferencia de algunos auriculares, cuyos altavoces forman parte de la estructura fija de la diadema y, por tanto, no pueden ser movidos, los altavoces de los Beats Solo HD rotan sobre dos ejes, permitiendo un movimiento arriba-abajo y de izquierda a derecha. Con ello, se consigue una posición adecuada sobre la oreja, fácilmente adaptable para mayor comodidad. El acolchado de los altavoces es grueso y agradable. Tengo la piel extremadamente sensible y mi umbral de incomodidad es relativamente bajo. Cuando llevo largo rato con unos auriculares, acaban doliéndome las orejas y necesito quitármelos. Con los Beats Solo HD puedo pasarme un buen puñado de horas sin molestia alguna, lo que es una rareza, he de afirmar.

Del altavoz izquierdo sale el cable para conectar los auriculares. Es un cable relativamente largo, de casi 140 centímetros, y lo suficientemente ancho como para reducir los molestos enredos. Además, como dato curioso, el cable puede ser desconectado de los auriculares, de modo que su transporte resulta aún más sencillo. En él se encuentra una pequeña estructura con un micrófono incluido que permite hablar por teléfono y manejar fácilmente el reproductor de música (aunque esta última opción sólo es compatible con IPhone, IPod y IPad, todos ellos creados por la marca Apple).

Resulta obvio, dicho todo lo anterior, que el diseño es un apartado esencial en los Beats Solo HD. La gran abundancia en el mercado de aparatos electrónicos que permiten reproducir música, ya sean teléfonos inteligentes, reproductores de MP3, tablets y demás artilugios, ha contribuido a que los auriculares se hayan convertido en un elemento más del look urbano, un elemento cada vez más visible y cada vez menos discreto. Beats Electronics ha tenido muy en cuenta este hecho, logrando unos auriculares estéticamente fabulosos.

_______
SONIDO
_______

Tras semejante perorata, quizá sorprenda al lector que este narrador siga pensando que, por encima de diseños, packaging y demás folclore mercantil, lo verdaderamente importante en unos auriculares sea la calidad del sonido. Y, al igual que en los apartados anteriores, en este apartado central Beats Electronics no ha escatimado en esfuerzos. Porque la calidad de sonido de Beats Solo HD es sencillamente extraordinaria.

Una de las grandes deficiencias de los sistemas de sonido, más aún, en el caso de auriculares e intrauriculares, es la inadecuada reproducción de sonidos de baja frecuencia (entre 20 y 200 Hz.), lo que produce un sonido plano y frío. En cambio, el sonido de los bajos con los Beats Solo HD resulta casi abrumador. Las bajas frecuencias suenan robustas, intensas, envolventes, sin ser, en ningún momento, excesivas. Y es que, en ocasiones, el afán por lograr la adecuada reproducción de estos sonidos de baja frecuencia ha provocado que algunos aparatos produzcan un sonido demasiado profundo, poderoso hasta resultar insoportable. El sonido de estos auriculares es, sin embargo, muy equilibrado.

Los agudos suenan especialmente claros, especialmente precisos. Muy ricos en sus matices. Algunos auriculares producen agudos débiles, frágiles, demasiado delgados, como si para poder alcanzar esas notas tuviesen que estirar el sonido hasta casi deshacerlo. En cambio, con Beats Solo HD, los agudos resultan sólidos, prístinos, hermosos. Todo ello gracias a unos controladores de sonidos recubiertos de titanio que aumentan la precisan y evitan cualquier tipo de distorsión.

Además, para mejorar la experiencia musical, el diseño de los altavoces produce una cierta sensación de vacío en la oreja que, aunque en principio resulta extraña, casi molesta, logra anular todo ruido externo, cualquier molestia que pudiera distraernos, y una vez nos hemos acostumbrado a ella (para lo que no necesitaremos más que unos cuantos minutos), nos ayuda a sumergirnos en el disfrute de nuestra música intensamente.

Gracias a sus características y a su diseño, los auriculares Beats Solo HD proporcionan un sonido de altísima calidad, rico en texturas, con bajos atronadores, agudos de una claridad casi líquida, y una sección media equilibrada y llena de matices.

_____________
MI EXPERIENCIA
_____________

Descritas las principales características de los auriculares, la pregunta resulta obvia: ¿son tan buenos como parecen?, ¿son tan buenos como prometen?

Como dije anteriormente, la razón por la que me decanté por estos auriculares fue por esa relación sonido-diseño-precio. Existe en el mercado una grandísima variedad de auriculares e intrauriculares de distintas marcas, y el rango de precio varía enormemente. En mi opinión, la calidad del sonido que permiten los auriculares Beats Solo HD, así como su atractivo diseño, hacen que la inversión merezca la pena.

Mis gustos musicales son de lo más amplios y escucho toda clase de géneros, desde el rock al techno, pasando por los ritmos étnicos o la música clásica. En estas dos últimas semanas, he escuchado bandas de rock intenso como Kings of Leon, Warpaint o Black Keys, propuestas más cercanas a la instrumentación clásica, como Esmerine o Portico Quartet, melodías dominadas por los sintetizadores, como las que proponen James Blake o Goldfrapp, y mucho house, y he de afirmar que, en todos los casos, la experiencia ha sido memorable. La calidad del sonido, su potencia en los graves y su claridad en los agudos, es excelente, y permite un sonido de gran solidez, un sonido que no se distorsiona en ningún momento, incluso cuando el volumen está al máximo, y este es un detalle importante, porque incluso con auriculares relativamente buenos, al aumentar el volumen se percibe cierta distorsión y la experiencia se vuelve desagradable, incluso dolorosa. Con Beats Solo HD la experiencia sigue siendo placentera con el volumen muy alto: no hay distorsión, no hay dolor en los oídos. Por otro lado, con el volumen ciertamente bajo se mantiene la precisión de los sonidos, y esto resulta infrecuente, puesto que con muchos auriculares, cuando el volumen está bajo, el sonido resulta frágil, enmarañado y confuso. Por todo ello puedo afirmar que, aunque he tenido otros auriculares de calidad anteriormente, algunos de ellos firmados por marcas como Sony, Apple o Philips, los Beats Solo HD son los mejores auriculares que he tenido en términos no sólo de calidad de sonido, sino también de diseño.
Un aspecto que tal vez tenga más que ver con el diseño de los auriculares que con el sonido en sí es esa sensación de vacío de la que hablé anteriormente. En un principio, esta sensación puede resultar incómoda por infrecuente. Es similar a la sensación que experimentamos al estar bajo el agua, cuando los sonidos circundantes nos llegan distorsionados, e incluso nuestra propia vez suena distinta. Personalmente, necesité algunos minutos para adaptarme a ella, pero una vez acostumbrado, resulta obvio que la experiencia musical gana en enteros. Gracias a esta sensación, podemos sumergirnos profundamente en nuestra música, dejando fuera de nuestra mente cualquier ruido, cualquier distracción. Pero ello representa, en mi opinión, también una desventaja. No he utilizado los auriculares para caminar por la calle, pero tampoco lo haría. El grado de desconexión con el entorno es tal que me sentiría inseguro haciéndolo. Cuando escucho música por la calle, utilizo unos intrauriculares de gran calidad de la marca Apple que no me aíslan por completo de los ruidos ambientales (salvo que eleve al máximo el sonido), de modo que puedo estar más atento al tráfico y a otros aspectos. No creo que los auriculares Beats Solo HD estén diseñados para ser utilizados en situaciones que exijan prestarle atención a elementos distintos de la música. Con los Beats Solo HD, toda nuestra atención recae exclusivamente en la música.

Tras la compra de los auriculares, he descubierto que la marca Beats Electronics tiene una fuerte presencia en Internet, y una de sus grandes estrategias de venta es la asociación de sus productos con personas famosas dentro y fuera del mundo de la música. Deportistas de élite como Serena Williams, Richard Sherman, Marcelo Viera o Fernando Torres utilizan auriculares de la marca Beats Electronics (la mayoría de ellos, Beats Solo HD). Igualmente, músicos, productores o DJ's como Pharrel Williams, Kid Ink Alumni, Nipsey Hussle, Robin Thicke o Green Lantern, todos ellos utilizan auriculares de la marca en sus sesiones de grabación y reproducción, y creo que este último detalle es el más revelador y el que más elocuentemente subraya la calidad de sonido de Beats Solo HD.

Por otro lado, el hecho de que los auriculares sean plegables es un gran acierto, en mi opinión. Plegados ocupan relativamente poco espacio, y caben en cualquier mochila, bolso o maletín. Los auriculares de diadema suelen ser bastante aparatosos, especialmente los que siguen las últimas tendencias en cuanto a tamaño y grosor, pero, una vez plegados, los Beats Solo HD apenas ocupan espacio en mi mochila. La funda de tela incluida en la caja es igualmente práctica, y va siempre en mi mochila, porque guardando los auriculares en ella evito arañados y muescas indeseables en el acabado de producto. E incluso en el caso de que no sea necesario guardar en ella los auriculares, la funda es lo suficientemente amplia como para ser utilizada para guardas gafas de sol, móviles y otros productos que también pueden ser arañados.

El micrófono integrado es compatible con la mayoría de los sistemas operativos de los teléfonos inteligentes (Apple, Android y Blackberry), pero teniendo en cuenta que no uso los Beats Solo HD con un teléfono inteligente, no puedo opinar al respecto. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el control remoto sólo es compatible con los dispositivos creados por Apple, en concreto, IPhone, IPod y IPad, y su uso es relativamente sencillo. Pulsando la parte superior de la estructura aumentamos el volumen, pulsando la parte inferior, lo reducimos, y con el botón central nos ocupamos de la reproducción de las canciones del siguiente modo: un clic pausa la canción o la vuelve a reproducir tras haber sido pausada, dos clics pasan a la siguiente canción, y tres clics inician la canción desde el principio. Sin mayor complicación.

El único aspecto negativo de los auriculares Beats Solo HD es, sin duda, su precio. En el mercado se pueden encontrar por un precio que va entre los 150 y los 200 euros, en función del color del auricular y del acabado, mate o brillante. De hecho, hay dos versiones de este mismo producto y la única diferencia notable que hay entre ellas es el acabado. La primera versión, la que yo posee, tiene un acabado ligeramente brillante, el color del interior de la diadema es gris oscuro, y el cable es de color rojo. La segunda versión tiene un acabado mate, y tanto el acolchado interior como el cable tienen el mismo color que la diadema. Esta versión se llama "Drenched in Color" y cuesta exactamente 50 euros más. Teniendo en cuenta que la calidad de sonido es la misma en ambas versiones, no creo que sea demasiado sensato invertir 50 euros más por estas pequeñas diferencias en el diseño.

El precio exacto de mis auriculares fue de 149 euros en una de las tiendas de la cadena alemana Saturn, cuyas tiendas han cerrado en España. Ni son los auriculares más caros ni tampoco los más asequibles, y por tanto, su adquisición será más o menos recomendable en función del uso que el usuario vaya a hacer de ellos. No recomendaría la compra de unos auriculares de este precio a personas que escuchan música con poca frecuencia o durante sesiones cortas. Tampoco lo haría para aquellos que sólo escuchan música cuando van en el transporte público o están de camino. Unos auriculares de esta calidad y este precio están indicados para aquellos que disfruten intensamente de su música, que se sumerjan en la experiencia durante un buen puñado de horas y con frecuencia. Al igual que no recomendaría una raqueta de 300 euros para un jugador ocasional, tampoco recomendaría los Beats Solo HD a aquellos que le darían un uso limitado. Estos auriculares han sido creados para los que hagan de su experiencia musical un verdadero ritual, un momento significativo e importante de sus días.

_____________
CONCLUSIONES
_____________

Los Beats Solo HD son unos auriculares excelentes a todos los niveles. El sonido, que es el aspecto más importante, en mi opinión, es formidable. Lo es cuando el volumen es muy alto, lo es cuando el volumen es muy bajo, y lo es, por supuesto, en los niveles normales. Los bajos son poderosos, lo que los distancia de muchos otros auriculares del mercado, los agudos suenan exquisitos, y los tonos medios son ricos y están llenos de matices.

El diseño de los Beats Solo HD es de lo más atractivo. Colores muy vivos, acabado elegante y resistente. El acolchado hace que llevarlos resulte de lo más cómodo, incluso tras horas con ellos sobre la cabeza. El movimiento de los altavoces sobre dos ejes nos permite ajustarlos perfectamente sobre la oreja, y la sensación de vacío que producen nos permite aislarnos por completo del entorno y concentrarnos exclusivamente en la música.

Aunque no son asequibles, creo que la relación calidad-precio es buena, y para los amantes de la música, representan un accesorio de lo más valioso. Yo, que soy muy sensato en todas mis compras y evito cualquier capricho decadente, los adquirí tras sopesarlo largo tiempo y creo que ha sido una decisión muy acertada.

Y es que la experiencia musical que permiten los Beats Solo HD es simplemente inmejorable.

______________
Datos de Interés:
______________

- Los auriculares Beats Solo HD han sido creados por Beats Electronics, fundada en el 2008 por Dr. Dre, Jimmy Iovine y Luke Wood.

- Los responsables del diseño fueron Beats Electronics, Noel Lee y Ammunition.

- Los auriculares tienen un peso de 160 gramos.

- La longitud del cable es de 135 centímetros.

- El tipo de clavija utilizada es de 3,5 mm.

- Incluye una funda de transporte.

- El micrófono incorporado es compatible con los sistemas operativos de Apple, Blackberry y Android.

- El control de reproducción sólo es compatible con los productos creados por la marca Apple; en concreto, con IPhone, IPad y IPod.

- El producto tiene una garantía de 2 años.

- El precio en Amazon está entre 150 y 200 euros, en función del modelo exacto.


Gracias. Un besote :)

Conclusión: ...