Hudson Reed, Radiador toallero térmico plano en blanco para baño
Qué gusto da ponerse el albornoz calentito.... - Hudson Reed, Radiador toallero térmico plano en blanco para baño Baño

Más Productos para el baño Hudson Reed

Nuevas opinión ... en el precio influye la marca, los de Roca igual son más caros que por ejemplo esta marca Hudson Reed. Es muy práctico, además para los n... más

Qué gusto da ponerse el albornoz calentito....
Hudson Reed, Radiador toallero térmico plano en blanco para baño

Cata_catalina

Nombre del usuario: Cata_catalina

Producto:

Hudson Reed, Radiador toallero térmico plano en blanco para baño

Fecha: 25/04/10 última modificación 12/09/10 (386 Número de veces leída)

Valoración::

Ventajas: pasar menos frio al salir de la ducha

Desventajas: el tener que encender la caldera para poner si solo queires encender este

Una de las cosas que considero imprescindibles en el baño y dado en la zona que vivo, en el norte, es un toallero térmico.

Tuvimos suerte al comprar la casa, ya que en los baños tenemos uno, con lo cual no tuve que estar haciendo reforma para ponerlo.

Para mí no es muy conocida la marca, en este caso Hudson Reed, pero la verdad es que no me ha dado ni un sólo problema en los años que llevo viviendo en la casa, por lo que muchas veces las cosas de marca desconocida nos sorprenden por su calidad y durabilidad.

Cada baño tiene uno diferente, en realidad son iguales, pero cambia el tamaño de los mismos.

Este del que os voy a hablar es el pequeño, y está situado detrás de la puerta, por lo que no se ve. El otro es más grande y está a lado de la bañera.

Pues el radiador en sí, tiene forma de escalera, pero con los peldaños mucho más juntos. Se compone de un total de 18 barritas, distribuidas en dos grupos: en la parte de arriba 4, luego hay una separación y seguidamente aparecen las otras 14.

Tiene una altura de 800 mm y una anchura de 500 mm.

Este concretamente es de color blanco, como los radiadores de aceite, y la verdad es que me gusta es bonito.

El radiador está sujeto a la pared con tres sujeciones, las dos primeras a la misma altura, y entre las barras 2 y 3, y en la parte de arriba y la tercera está situada entre las barras 16 y 17.

Para ponerlo en funcionamiento, tengo que encender la caldera y esperar unos minutos y en seguida está caliente.

Es importante purgarlo cada cierto tiempo y sobre todo si se está un tiempo sin usar, para sacarle el aire que tiene dentro y así sacarle más rendimiento a los radiadores.

Purgarlo es muy sencillo, y es algo que podemos hacer nostros mismos, y no hay que estar llamando al técino para que nos lo haga. Os explico, en la parte de arriba de las barras verticales, hay unas piezas de acero, que sobresalen un poquito. Pues en una de ellas, hay una especie de tornillo con una raya en la mitad, pues nada más fácil que coger el destornillador, girar suavemente y con cuidado hasta que empecemos a oír un silbido, eso quiere decir que está saliendo el aire. Cuando salga todo el aire, evidentemente saldrá agua, y será el momento de cerrarlo. Y ya los tendremos listos para usar. No abráis mucho, sólo un poquitín, porque si abrís mucho saldrá un chorro de agua, de la otra forma salen unas gotitas disparadas y ya está. Y ese es el mantenimiento que lleva, como veis nada complicado, solo hay que acordarse de hacerlo al menos, antes de empezar la temporada de invierno y yo se lo hago a todos.

La limpieza del radiador, pues se limpia con un trapito húmedo se le pasa por la barritas y listo. Lo más que va a acumular es algo de polvo, por lo que o bien un trapo húmedo o simplemente seco.

Me gusta que viene todo redondeado, y la pintura perfectamente dada, sin encontrarte ningún grumo ni nada.

A mí me viene fenomenal, porque puedo colgar el albornoz o la toalla cuando me voy a la ducha, y tengo la caldera encendida, claro, y así al salir esta calentita y da un gustito... Pasas menos frío al salir de la ducha.

Otra de las utilidades que le doy en invierno, es que puedo poner ropa a secar si me urge algo, aunque esto se puede hacer con cualquier radiador, pero prefiero ponerlo en el baño que no se ve al estar detrás de la puerta.

El inconveniente es que tienes que poner la caldera para que funcione, y claro encender la caldera supone poner todos los radiadores de la casa, o ir uno a uno cerrando para que no calienten si solo quieres poner este. Es el inconveniente que tiene al estar conectados al gas.

Por otro lado, si por ejemplo, queréis cerrarlo y que no caliente, se puede hacer, ya que tiene un pequeño pomo que se gira, y no calentaría. Con este pomo se puede regular si lo queréis muy caliente o poco... Está situado en la parte de abajo, en la toma de la tubería por donde pasa el agua.

Yo estoy encantada con él, no me ha dado ningún tipo de problemas, no hay peligro de tener quemaduras y los niños si enredasen notarían el calor y no les pasaría nada. No requiere un mantenimiento complicado, solo acordarse de purgarlos al menos una vez al año y a ser posible antes de empezar la temporada.

El precio, pues ni idea, porque venía "de serie" con la casa, como los coches. Pero alguna vez los he visto y así de pequeños pues un poco más de 100 euros, aunque a veces en Leroy Merlin ponen buenas ofertas y los podéis encontrar más baratos. También en el precio influye la marca, los de Roca igual son más caros que por ejemplo esta marca Hudson Reed.

Es muy práctico, además para los niños, yo si la caldera está puesta les pongo el albornoz y les encanta al salir que se lo pongas calentito. Siempre dicen "qué calentito".

Si os gusta salir de la ducha o del baño y encontraros el albornoz o la toalla calentita, os lo recomiendo, éxito asegurado.

Saludos y gracias por las votaciones, comentarios y valoraciones

Conclusión: Leer la opinión