Ikea Hemnes Consola
Un mueble sólido, aunque cada vez más feo. - Ikea Hemnes Consola Bibliotecas, Armarios y Estanterías

Más Estanterías Ikea

Nuevas opinión ... por sustituirlo con otro igual, y qué sorpresa nos llevamos cuando vimos que Ikea había modificado el modelo y que lo que nos llevamos a... más

Un mueble sólido, aunque cada vez más feo.
Ikea Hemnes Consola

Aderyndhu

Nombre del usuario: Aderyndhu

Producto:

Ikea Hemnes Consola

Fecha: 06/10/13

Valoración::

Ventajas: El modelo antiguo es muy bonito. Solidez.

Desventajas: El modelo nuevo es muy soso

Hace unos cuatro o cinco años, compramos una consola Hemnes en Ikea para nuestro salón. Hemnes es una línea de muebles de Ikea (de calidad media-alta y fabricados en madera maciza) que, por aquél entonces, tenía unas líneas muy clásicas, con molduras, que recordaban a los típicos muebles rústicos antiguos de casa de campo, sobre todo en color marrón oscuro, que es el color que elegimos nosotros, y a mi me gustaba mucho porque me parecía una línea de muebles que daba calor a la casa, que la hacía acogedora, así que, como decía, lo compramos y nos lo llevamos a nuestro piso, donde estuvo colocado durante varios años.

Nos costó unos 150 euros, y me pareció barata teniendo en cuenta su calidad y el hecho de que se trata de un mueble bastante grande, de casi un metro y medio de largo y unos 60 cm de ancho, con bastante capacidad de almacenaje y en el que no sólo cabe una tele grande, sino también otros objetos. Mi marido, de hecho, lo llenó de videoconsolas y era ideal para ellas por su gran estabilidad.

No obstante, hemos tenido tres cachorros en los últimos años y, entre los tres, dejaron las patas del mueble destrozadas a mordismos, de manera que acabamos optando por sustituirlo con otro igual, y qué sorpresa nos llevamos cuando vimos que Ikea había modificado el modelo y que lo que nos llevamos a casa esta vez era un mueble más pequeño y sencillo al que se le habían eliminado los detalles rústicos y que incluso era ligeramente más bajo que el modelo antiguo. No es feo, está muy bien para su precio y resulta igual de estable, por eso lo compramos, pero el estilo es completamente diferente. Cumple con su función, pero no imprime el mismo carácter a la habitación, ni de lejos.

Por tanto, aunque se trata de un mueble súmamente funcional y sólido con un precio muy ajustado, no lo puedo considerar perfecto. Tanto se ha intentado hacerlo minimalista que se ha conseguido hacerlo aburrido.

Conclusión: se han equivocado al modificarlo.