Stanley, Caja de Herramientas
Todo bien organizado y a mano - Stanley, Caja de Herramientas Bricolaje

Más Bricolaje Stanley

Nuevas opinión ... en el caso de profesionales. Así que si necesitáis una de estas, la Stanley puede ser una magnífica opción: segura, resistente,... más

Todo bien organizado y a mano
Stanley, Caja de Herramientas

tetesa64

Nombre del usuario: tetesa64

Producto:

Stanley, Caja de Herramientas

Fecha: 19/07/13

Valoración::

Ventajas: Resistente, asequible, funcional, segura

Desventajas: Ninguna

Hoy os voy a hablar de una de las varias cajas de herramientas que mi marido tiene para distintos menesteres. Concretamente de la última que se ha comprado y que utiliza precisamente para eso, para las herramientas. Aunque la caja es grandota no le sirven todos los pertrechos que mi marido necesita guardar en ella, asi que lo que tiene en esta son cosas relacionadas con puntas y tornillos, como accesorios para el taladro, distintos martillos y mazas...etc.



La caja no es exactamente como la de la foto, que supongo que es otro modelo diferente de la misma marca, en plástico muy resistente de color negro ycon partes en amarillo. Tiene un asa central en la tapa, que está recubierta en plástico pero cuyas bisagras son metálicas, lo que permite que aguante mucho más peso, ya que las herramientas suelen ser bastante pesadas y este tipo de cajas tienen que estar preparadas para ello. La tapa se cierra mediante un sistema de grapas metálicas que garantiza que se mantenga herméticamente cerrada incluso aunque lleve golpes o movimientos bruscos, imposibilitando que se abra accidentalmente.



En la tapa tiene un compartimento muy útil al que se puede acceder sin necesidad de abrir la caja, tan solo levantando la parte superior de la caja. Está dividido a su vez en varios compartimentos más pequeños, ideales para clasificar puntas, tuercas, tornillos, arandelas, alcayatas...y artículos de poco tamaño, que al estar clasificados por tipos facilitan la tarea de encontrar el adecuado en cada momento. Esta parte es en color amarillo, y no es necesario extraerla para abrir la caja, ya que está acoplada a la tapa de tal manera que es imposible que se vuelque cuando la abrimos.



Al abrir la caja nos encontramos con otro compartimento que encaja justo en el borde de la misma y quedando al ras del mismo, de manera que independientemente de que la caja esté llena o vacía, se aguanta en lo alto de la misma. Este compartimento también tiene divisiones para poder clasificar distintos elementos, pero son estrechos y largos, ideales para colocar herramientas con esa forma, como martillos, llaves, punteros, cinceles, desatornilladores...Este compartimento tiene un asa de plástico en el centro para poder retirarlo fácilmente de la caja.



Las dimensiones exactas de esta caja son 56 cm de ancho, por 31 de alto y 30 de fondo. El precio que ha pagado mi marido por ella ha sido de 24'50 euros, lo que supongo que es un precio bastante normal. Yo he visto cajas de este tipo mucho más baratas en tiendas de chinos y similares, pero ninguna tiene un cierre tan fiable como este, por lo que creo que merece la pena pagar un poco más. Esta, además, tiene unas pequeñas presillas para, si se desea, poder cerrar la caja con un candado, algo que mi marido no necesita porque el usa sus herramientas para sus hobbies, y por tanto suele tenerlas siempre o en el garaje o en el coche, donde supuestamente nadie va a ir a robarle nada, pero creo que es una posibilidad muy buena el poder cerrarla con seguridad en el caso de profesionales.



Así que si necesitáis una de estas, la Stanley puede ser una magnífica opción: segura, resistente, con compartimentos extras y a un precio razonable. Además esta misma caja se puede encontrar en diversos tamaños.

Conclusión: está muy bien