Sony Cyber-shot DSC-W80/S
Ideal para los jóvenes - Sony Cyber-shot DSC-W80/S Cámaras digitales

Más Cámaras digitales Sony

Nuevas opinión ... todas las cámartas de esta serie, cuentan con una característica de la que Sony en su día hizo mucha propaganda, pero que yo encuentr... más

Ideal para los jóvenes
Sony Cyber-shot DSC-W80/S

tetesa64

Nombre del usuario: tetesa64

Producto:

Sony Cyber-shot DSC-W80/S

Fecha: 26/11/13

Valoración::

Ventajas: Pequeña, ligera, buena calidad de las fotos

Desventajas: Se ha quedado obsoleta

Esta opinión versa sobre la penúltima cámara sobre la que me queda escribir de todas las que hay en casa, o al menos de las que usamos en la actualidad, porque seguro que aún me queda alguna vieja por ahí sobre la que escribir. Esta de la que voy a habalros es la de mi hijo el pequeño y se la regaló su hermana hace unos cinco años.

Durante un tiempo la usó continuamente, era la época en la que se enganchó al Tuenti y colgaba fotos absolutamente de todo, desde lo que desayunaba por la mañana hasta de como llovía en la calle. Una locura. Sin embargo ahora casi no la usa, porque con la llegada de las cámaras en los teléfonos móviles ha dejado de necesitarla. Su hermana le recrimina que no lo haga porque dice que las fotos que saca con el teléfono son una mier**, pero claro, ella es una profesional del tema, mientras que a su hermano pequeño lo que le importa es la inmediatez de sacar la foto en el momento sin importarle demasiado la calidad de la misma. De hecho, aunque esta cámara se ha quedado anticuada, ni siquiera está interesado en hacerse con una nueva, al parecer con la del móvil le basta.

En su momento era una cámara bastante buena, de la gama media de la serie Cyber Shot de Sony, de la cual hemos tenido varios modelos en casa, todos con idénticos resultados satisfactorios. Es una compacta pequeñita,(91 x 58 x 22 mm aproximádamente), ideal para chicos como mi hijo que suelen llevarla en un bolsillo del pantalón, sin funda ni nada. La suya es idéntica a la de la foto pero en color azul. La carcasa es metálica y el azul es metalizado.

Se trata de una cámara con 7,2 megapíxeles de resolución, que hoy pueden parecer pocos pero que en el momento en que su hermana se la regaló era casi el máximo que se podía encontrar en el mercado. La calidad de la imagen es más que buena, gracias no solo a su buena resolución , sino también a características como su sensor de imagen Super HAD CCD, su obturador lento con reductor de ruido, su zoom óptico de 3x y digital de 6x, ó su procesador Bionz.

Es la cámara ideal para el que no tiene ni idea de configuraciones manuales, ya que en el modo automático es capaz de realizar los ajustes necesarios para sacar una foto perfecta dependiendo de las condiciones de luz, distancia, y demás parámetros. De todas formas, se pueden escoger manualmente algunos de ellos, como la detección de escena, que puede configurarse entre: Penumbra, Retrato en penumbra, Toma suave, Paisaje, Playa, Nieve, Alta sensibilidad; el balance de blancos que ofrece las siguientes opciones: Automático, Luz del día, Nublado, Fluorescente 1, Fluorescente 2, Fluorescente 3, Incandescente, Flash; u otras como la elección del tipo de flash.

Ergonómicamente es muy cómoda. Con una sola mano puedes llegar a cualquiera de sus botones, y al coger la cámara para disparar no existe riesgo alguno de tapar el objetivo, que está situado hacia un lado, ni el flash, que está en la esquina superior derecha, justo encima del objetivo. Si a esto le sumamos que es super ligera, puede decirse que es de lo más cómoda incluso para sacar un buen número de fotos seguidas.

Como todas las cámartas de esta serie, cuentan con una característica de la que Sony en su día hizo mucha propaganda, pero que yo encuentro totalmente inútil: la detección de rostro y sonrisa. Al principio te hace gracia, pero luego, a la hora de la verdad es completamente inútil, ya que nadie deja que la cámara busque, detecte y dispare a la gente solo porque encuentra su sonrisa. Es algo graciosos, pero nada más, aunque hoy en día muchas cámaras cuentan con esta posibilidad, asi que auizás yo esté equivocada y a la gente le guste...

La pantalla LCD es bastante aceptable, teniendo en cuenta las pequeñas dimensiones de la cámara, por lo que ocupa casi por completo la superficie trasera. Tiene 2,5 pulgadas.

Como ya sabréis todos, este tipo de pequeñas cámaras compactas no suelen contar con memoria interna suficiente como para utilizarlas sin un dispositivo adicional de almacenamiento, y esta cámara no es una excepción. Tan solo cuenta con 30 mb de memoria, a todas luces insuficientes para hacer más de media docena de fotos en calidad buena, asi que hay que usar una tarjeta de meoria, que en este caso, al tratarse de una cámara de Sony, es una Memory Stick, concretamente de las pequeñas.

Hoy no creo que se pueda encontrar en el mercado, ya que es un modelo de hace unos seis años y han salido multitud de modelos nuevos desde entonces. Pero el precio de esta cámara rondaba en el momento de su salida a la venta los 180 euros. Hoy, cuando este tipod e productos han bajado tanto de precio, una cámara de estas caracterísitcas a ese precio sería carísima, pero entonces era un precio medio.

Para terminar solo me queda contaros que mi hijo ha tenido que comprarle una batería adicional, pues tras meses de tener su cámara en un cajón, el día que la cogió, para llevársela a la cena de fin de curso, en junio pasado, se encontró con que a pesar de tener la carga completa, la cámara se apagó tras sacar tan solo media docena de fotos. No sabemos si fué por tenerla inactiva tanto tiempo o si es que la batería salió mala, pero os aseguro que mi hijo se cogió un buen cabreo...

Conclusión: Está bien

Calidad del acabado:    Calidad del acabado
Fiabilidad:    Fiabilidad
Facilidad de manejo:    Facilidad de manejo
Equipamiento:    Equipamiento
Calidad de la imagen:    Calidad de la imagen
Duración de la batería:    Duración de la batería