Flex, Canape Arcon Tapizado
Canape Flex, mi otro armario ropero - Flex, Canape Arcon Tapizado Camas

Más Camas Flex

Nuevas opinión ... y la verdad que ya duró muchos años pero llegó el momento en que se nos rompió. Hacia poco que habíamos cambiado de col... más

Canape Flex, mi otro armario ropero
Flex, Canape Arcon Tapizado

maibari

Nombre del usuario: maibari

Producto:

Flex, Canape Arcon Tapizado

Fecha: 13/09/09 última modificación 08/04/11 (215 Número de veces leída)

Valoración::

Ventajas: Varias

Desventajas: Ninguna

La Base de mi colchón es un Canapé Flex tapizado, y estoy muy contenta con él por muchas causas. Ya hace años que lo tengo, he cambiado de colchón pero él sigue intacto porque es de una calidad increíble. Lo compré con el colchón flex, hacían hasta juego, pero cuando vi los de eliocel, pensé que era un buen cambio y no lo dudé.

El servicio que me hace el Canapé Flex es inmenso, es como un gran armario donde meto toda la ropa de cama que me sobra del invierno, como son los edredones nórdicos, alguna manta que aún queda por casa, y como aún queda espacio, incluso algún anorak que no se deforman. Aunque no hay problema tampoco con esto, porque es tan cómodo el meter la ropa en el Canapé que da gusto. Caben completamente estirados, por lo que no cogen arrugas de mala manera.

Es una solución perfecta para tener más espacio en los armarios para la ropa ordinaria, para no tener todo tan aglomerado. Así, mis sábanas las tengo más holgadas, más distribuida en la estantería del armario y a la hora de elegir la que quiero poner en la cama, las tengo más visibles.
Igual me pasa con las toallas, las de la playa, si es que quedan potables aún, las guardo en el Canapé y no me estorban en el armario. Ya sabéis que suele ser grandes y son un incordio verlas todo el invierno allí estorbando.

Pero aparte de servir como cajón de guardarropa, que se abre sin esfuerzo alguno y se cierra de igual modo, lo mejor del Canapé es que es como una fortaleza, y nada lo mueve, no rechista, no grita cada vez que alguien se sienta en la cama, ni cuando das vueltas y vueltas porque no puedes dormir. Tu compañero no se entera, porque el Canapé es silencioso y sufrido.

Por otra parte, es tan bonito su tapizado que si se quiere dejar visible es perfecto, sólo hay que tener cuidado al fregar el suelo de no rozarlo con la fregona para no ensuciar la tapicería. Para limpiar por debajo de la cama, con el tubo largo de la aspiradora queda perfecto, y sólo cuatro veces al año, que coincide cuando limpieza general en toda la casa al cambio de estación, lo muevo y limpio bien, echo un poquito de insecticida por si acaso y ya está.

Yo para preservarlo un poquito le tengo una funda con volante que lo cubre entero hasta el suelo, quizás por eso está impecable. También tengo que decir que está haciendo juego con la funda del edredón, que sólo llega hasta dos tercios de altura, el volante termina por debajo y hace muy bonito.

En fin, que como solución de espacio y para seguridad e intimidad al dormir, lo recomiendo al 100%, es otro modo de tener la base de nuestra cama, con unos resultados buenísimos.

Conclusión: En mi opinión