Ikea Fabrina
Un modo perfecto para proteger los sillones - Ikea Fabrina Camas

Más Camas Ikea

Nuevas opinión ... precio va a variar según las medidas, pero es indiferente al color La colcha Fabrina cuya longitud es de 250 cm por un ancho de 250 cm cu... más

Un modo perfecto para proteger los sillones
Ikea Fabrina

robledo1962

Nombre del usuario: robledo1962

Producto:

Ikea Fabrina

Fecha: 14/08/13

Valoración::

Ventajas: Precio, tamaño y tejido

Desventajas: Colocarlas y reajustarlas

A veces los productos básico, aquellos más sencillos y baratos, son los más útiles y a los que más partido sacamos, porque nos acompañan cada día, haciendo que nuestra rutina sea más cómoda y fácil, eso es lo que me ha ocurrido a mí con estas sencillas colchas modelo Fabrina, que se venden en Ikea, que uso para cubrir y proteger mis sofás.

Supongo que serán muchos y muchas a los que Ikea les saque de sus casillas, a mí me relaja, me gusta ir de visita, pasear sus calles, detenerme en las novedades, descubrir nuevas opciones de decoración e ideas originales y económicas para vestir un espacio.

Visitar Ikea en estas fechas tiene un valor y un aliciente añadido, ya que al igual de la mayoría de los comercios nos presenta una amplia variedad de artículos en rebajas, y algunas de ellas son bastante suculentas, aunque esto no venga al caso además de estas colchas de las que hablaré en breve y algunos caprichos más, me llevé a casa seis láminas con sus respectivos paspartu en tres tamaños diferentes, a sólo 50 céntimos la unidad, una pasada.

A lo que iba, mi visita a Ikea fue más por dar un paseo que por otra cosa, pero sí que había algo que llevaba en mente, buscar unas colchas económicas para cubrir mis sofás que días atrás había visto en casa de una amiga, me encantó tanto el color como el tacto, y que era un tejido fresco para el verano, cambiar las fundas que tenía, tipo manta era más que un capricho una necesidad, dadas las altas temperaturas de mi tierra, y tener los sofás sin protección no es una opción, no teniendo un gato loco, que se la pasa rascando y durmiendo en ellos, luego lo documentaré.

No me costó ningún trabajo dar con ellas, las encontré enseguida en la sección de tejidos, hablamos de la colcha modelo FABRINA, que además de servirnos para las camas, también nos vale para cubrir los sillones.

:::::::::: CARACTERÍSTICAS DE LA COLCHA FABRINA ::::::::::::

Podemos encontrarla en tres colores diferentes, el beige, que es el que yo he comprado, en rosa y en azul claro, o celeste, que es casi lo mismo.

Pero no sólo podemos elegir color, también es posibles escoger tamaño, ya que está disponible en dos medidas diferentes, el precio va a variar según las medidas, pero es indiferente al color

La colcha Fabrina cuya longitud es de 250 cm por un ancho de 250 cm cuesta 10.99 euros

La de menor tamaño, de 150 cm x 250 cm cuesta 7.99 euros

La colcha Fabrina, de Ikea ha sido blanqueada con cloro, lo que contribuye al bienestar de planeta, es material 100% renovable y no lleva blanqueadores ópticos

El material que lo compone es algodón 100%

Lavado y mantenimiento
********************

Conviene no lavarla a más de 40ºC, aunque lo ideal sería lavarla siempre con agua fría, la prenda sufre menos y durará más tiempo

No usar lejía

No usar secadora

Planchar a temperatura alta, ya que es de algodón, de otro modo no quedará bien

No limpiar en seco

Es posible que tras el primer lavado encoja un 4%

::::::::::: MI OPINIÓN Y USO ::::::::::::

Aunque estamos hablando de una colcha, raro es quien compra este producto para la cama, ya que la mayoría, al igual que yo, la quiere como funda para proteger los sillones y sofás.

Nunca me han gustado los sillones cubiertos, y siguen sin gustarme, pero..., con el tiempo he entendido que es mucho más práctico e higiénico hacerlo, sobre todo cuando se tienen niños o mascotas, ya que se pueden lavar cada vez que se precise y ponerlos otra vez, y una vez deterioradas reemplazarlas por otras, en tanto los sillones se mantienen limpios y más o menos presentables.

"Lo primero que llamó mi atención es el color", porque no es un beige de esos claros, que se ensucian enseguida, es un tono tostado más oscuro, pero muy bonito y elegante, que se adapta a todos los colores, por lo que puede ir bien en cualquier ambiente, de modo que el color es un punto importante a su favor

"Segundo punto importante, el precio", sólo 11 euros

"El tejido de algodón" es otra cosa que me convenció, ya que en verano hace mucho calor, y este material es fresco y transpirable, pero no es sólo eso, es que además es bastante suave al tacto, por lo que estar sentada o tumbada sobre ella es bastante agradable, ya que muchos y en muchas ocasiones nos echamos la siesta en el sofá.

"Cuarto punto y yo diría que igual de importante o más, es el tamaño", ya que con una sola colcha cubrimos entero un sofá de tres plazas, brazos y respaldar incluidos, yo incluso he cubierto un chaise longe, claro que para esto, he tenido que dar un corte a la tela, para poderla ajustar, pero ha quedado bastante bien.

Yo aún no las he lavado, pero las he visto después del primer lavado y ese 4% que sabemos puede encoger no se aprecia demasiado, ya que la colcha es bastante grande, y va sobrada. El color permanece inalterable. Cierto es que se arrugan al lavarlas, ya que son de algodón, por lo que conviene lavarlas con agua fría, y luego plancharlas pronto.

Cómo colocarlas
*************

Colocarlas y que queden más o menos bien es algo laborioso, y nos va a llevar un rato, pero con un poco de paciencia quedarán perfectas

Después de quitar el precinto y desdoblar, la pondremos completamente extendida sobre el sofá, para centrarla bien, tanto a lo ancho, como a lo alto, y luego poco a poco la colocamos austándola a la forma en concreto de cada sillón

Para ajustar bien la tela a la extensión del sillón longe, he tenido que cortarla y y ajustarla a la forma, pero he quedado muy satisfecha con el resultado

El día a día: mantenerlas en su sitio cada día, es una tarea constante, no es que se desmonten apenas usarlas, pero sí que necesitan reajustarse diario, porque al sentarnos o tumbarnos en el sillón, la tela se mueve un poco de su sitio y se descoloca, por lo que hemos de dedicarle algo de tiempo si queremos que luzcan presentables.

Debido al color tostado de las que yo elegí, mantienen más tiempo un aspecto limpio, pero cuando lavarla es una necesidad, quedan bastante bien, yo aún no las he lavado, pero conozco el resultado y sé cómo van a quedar.

Una de las cosas que más me ha gustado de ellas, es que los pelos de gato, (mi gata es persa, tiene el pelo largo y suelta mucho) no se pegan, y es relativamente fácil eliminarlos, mucho más que con las que tenía antes.

¿Las recomiendo?
***************

Definitívamente sí, no me cabe la menor duda, el color es precioso, como es neutro, combina bien con el resto de la decoración, el precio es muy económico, el tamaño el apropiado, es un tejido fresco y suave, de hecho he de confesar, que desde que las tengo paso más horas en el salón, porque estoy mucho más cómoda.

Y ya si lo quieres terminar de vestir tu salón, para que queda mucho más bonito, date un paseo por la sección de textiles y hazte con una bonita colección de cojines, los puedes encontrar de muchos precios, tamaños, colores y estampados, ya que sobre esta colcha de color liso puedes poner el color que se te antoje, y el estampado que más te guste, porque todo le combina bien.
En Ikea los puedes encontrar desde 1.50 euros, hasta 12 euros, los cojines con rellenos son algo más caros, los más grandes y vistosos cuestan entre 20 y 30 euros.

Pero si te parecen caros puedes hacer como yo, compra los rellenos, ( 2.99 el de 50 por 50, o 1.50 el de 35 por 35 ) y confecciónalos a tu gusto, si aprovechas alguna tela sobrante de las cortinas o pillas una oferta de retales te saldrán casi regalados de precio y no los verás en todas las casas de tus amigas, que es lo que pasa con los de Ikea, que hace que todas las casas sean iguales.

Conclusión: Unas colchas fantásticas para proteger los sillones, de tejido fresco y suave