Kellogg's Nutri Grain Para Tostar Chocolate
Nutri-Grain: Sin pena ni gloria - Kellogg's Nutri Grain Para Tostar Chocolate Cereales

Nuevas opinión ... versión, podemos encontrar dos más: Nutri-Grain barritas: unas barritas horneadas de trigo con relleno de chocolate y cubierta de avena. ... más

Nutri-Grain: Sin pena ni gloria
Kellogg's Nutri Grain Para Tostar Chocolate

_vero_

Nombre del usuario: _vero_

Producto:

Kellogg's Nutri Grain Para Tostar Chocolate

Fecha: 02/12/13

Valoración::

Ventajas: calientes no están mal

Desventajas: precio sobre todo, y que no son gran cosa

KELLOGGS NUTRI-GRAIN
____________________


Kelloggs nos presenta su último lanzamiento en nuetro país, las galletas Nutri-Grain, rellenas, y preparadas para poder tostarse y comer calentitas.

Podemos encontrar distintas variedades de estas galletas:
Nutri-Grain Chocolate
Nutri-Grain frambuesa

___________
OPINIÓN
___________

Cuando descubrí estas galletitas me parecieron muy similares a otras de la misma marca que se venden en Estados Unidos, las "Poptarts". Las hay de muchísimos sabores y son riquísimas, por lo que pensé que sería algo muy parecido a eso, pero en "versión española". Nada más lejos de la realidad. Una pena que no se hayan traído las tan ricas "poptarts" y se hubieran dejado de inventos que bajo el nombre ''nutri grain" y teniendo algunos cereales quieran pasar por sanos y saludables cuando lo es poco más que las otras nombradas.

Para empezar, me llamó la atención el precio, para mi gusto elevadísimo. Puede variar según establecimientos, pero ¿2.50 por 6 galletas? ¡Ya pueden estar buenas!


La presentación no está mal, pero demasiado elaborada para lo poca cosa que son. Vuelvo a comparar con las poptarts (que espero que algún día lleguen aquí), en las que nos encontrábamos con dos galletas de considerable tamaño (una y media de las nutri- grain) en cada paquetito. Aquí nos encontramos con 6 paquetes individuales conteniendo cada uno de ellos una galleta. Esto está bien por si nos las queremos llevar en bolso y comer por ahí, pero sin calentar pierden mucho, no tienen tan buen sabor. Diferencia con las anteriormente nombradas, que están buenísimas tnato frías como calientes.

En cuanto a la apariencia, también hace que se me caiga un poco el alma a los pies. Una galletita con no demasiada buena pinta, que lleva en su interior chocolate y en su parte superior algún tipo de cereal. No es gran cosa, la verdad. Y de tamaño, bastante escasillo. No es que no sea suficiente (a mi con una galletita me llega) pero es escaso para el precio que pagamos por ellas. Es una galletita no muy grande, podrían haber sido un poco más generosos la verdad.


Pasamos a lo siguiente, el sabor. Y aquí tengo que diferenciar entre la galleta caliente o fría. Y es que hay bastante diferencia para mi gusto. La primera vez la tomé calentita, y sí estaba rica. Pero olía mejor de lo que sabía, y es que al ponerla en el tostador y calentarse, empieza a desprender un olor muy rico a chocolate. A la hora de probarla... pues bueno. No está nada mal, está rica, pero tampoco es nada grandioso. Es como otras galletas del estilo, integrales, con la diferencia de que tiene esa capa de chocolate por el medio, que es bastante pastoso. Es un poco crujiente, y sabrosa, aunque como digo no me apasionó demasiado. Pero es que tendrían que esmerarse muchísimo para que una galleta (y encima con chocolate), no me gustara.

La segunda vez la probé fría, para ver qué tal estaba y si había mucha diferencia. Sí que la hay. Fría es como si estuviera blanda, rancia. No es lo mismo. En vez de estar tan crujiente parece que se deshace con más facilidad, no me convenció demasiado por lo que decidí tomarlas siempre calientes.


Así que, después de todo lo dicho, tengo que decir que no me arrepiento de haberlas probado, pero me esperaba algo mucho mejor. Más sabroso, con más cuerpo, diferente, más similar, como decía en un principio, a las otras galletas que la marca tiene que son muy similares a estas pero que por desgracia en España no se venden. Me hubieran dado una alegría si en vez de crear esta "versión sana" se hubieran traído directamente las riquísimas pop-tarts, que tienen un precio similar pero traen más unidades y de mayor tamaño. Así que, tras la decepción, ya que no han resultado ser lo que yo esperaba ni en cuanto a sabor ni tamaño, con el elevadísimo precio que tienen para lo poco que ofrecen, tengo claro que no volveré a comprarlas. No me vale la pena porque no me parecieron gran cosa, así que ahí se van a quedar.


En cuanto a si las recomiendo o no, no estoy muy convencida como veis, pero tampoco es un producto malo. Sopesando la relación calidad-precio a mi no me compensa, porque es una galleta medianamente rica, que se puede comer, y que caliente está buena. Pero no deja de ser una galleta que pagamos a un precio desorbitado, y que no cunde nada. Porque si en casa somos varios a comerlas, es una renta. Así que, lo voy a dejar a elección de cada uno. Si os parecen caras y no sabéis que hacer, pues diría que no os estáis perdiendo nada. Si sentís curiosidad y no os importa gastaros el importe, adelante, porque malas no están.



¡Muchas gracias por vuestras lecturas!

Conclusión: no las volveré a comprar