Hotel Residencia Maya
Con vistas al mar y al castillo - Hotel Residencia Maya Comunidad Valenciana

Nuevas opinión ... de recepción, y detrás los ascensores, dos de ellos con el cartel de "ecológicos". ...:: LA HABITACIÓN ::... Teníamos la 615... más

Con vistas al mar y al castillo
Hotel Residencia Maya

esperedondo

Nombre del usuario: esperedondo

Producto:

Hotel Residencia Maya

Fecha: 08/03/16

Valoración::

Ventajas: Acogedor, no mal comunicado, en una zona tranquila

Desventajas: Ninguna

El último fin de semana de enero fui a Alicante para ver una exposición sobre Tolkien que había en el castillo de Santa Bárbara, así que el criterio para elegir alojamiento fue que estuviera lo más cerca posible del propio castillo.

...:: EL HOTEL ::...

No está en una zona céntrica pero la verdad es que tampoco demasiado lejos. Se tarda caminando unos 20 minutos en llegar al centro de Alicante, así que si os gusta andar está bien fácil. La decoración del hotel es muy sencilla pero bastante moderna, el edificio enorme y extremadamente luminoso, con cristaleras por todas partes y con mobiliario de madera en un tono muy claro, que le da más luz aún. Junto a la entrada hay una especie de salón con sofás, mesas, unos expositores con la prensa y folletos informativos turísticos, y ordenadores para conectarse a internet; una sala de reuniones, y al fondo el comedor; al otro lado está el mostrador de recepción, y detrás los ascensores, dos de ellos con el cartel de "ecológicos".

...:: LA HABITACIÓN ::...

Teníamos la 615, que estaba en la planta 6. Era una habitación doble, amplia y casi cuadrada, con un cuarto de baño no demasiado grande pero muy bien aprovechado y con los típicos útiles de aseo que te suelen dar en los hoteles (me llamó la atención la crema hidratante, que no había visto antes en ningún otro hotel); un armario empotrado con muchísimo espacio para todo, y en la parte superior unas cuantas mantas de repuesto y un par de almohadas; un banco de madera con un espejo encima, y a continuación un escritorio con una silla, además de la televisión, y debajo un frigorífico en el que había unas cuantas latas de cerveza y de refrescos. En la pared opuesta al escritorio y la televisión teníamos dos camas, prácticamente juntas y con una mesilla de noche a cada lado. Por último, al fondo de la habitación teníamos una terraza enorme, acristalada desde el suelo hasta el techo, y con unas vistas preciosas al mar.

La decoración de la habitación seguía la misma línea que la del resto del hotel: el mobiliario en madera de tono muy claro, y todo muy sencillo, sin complicaciones ni florituras. Las paredes estaban pintadas de un color amarillo muy suave, y había pocos detalles decorativos.

...:: MÁS COSAS ::...

La categoría del hotel son tres estrellas, que creo que está bastante bien para todo lo que ofrece. Hay acceso wifi gratuito en las zonas comunes y en las habitaciones, y la verdad es que va a toda pastilla. Contratamos la opción que incluía el desayuno, que sirven en el comedor de 8 a 11 de la mañana; es de tipo continental, con buffet libre y bastante variado: huevos revueltos, embutido, bollería, zumos, varios tipos de panes, infusiones, miel, mantequilla, fruta, dispensadores de cereales, una tostadora para el pan, etc.

El hotel tiene aparcamiento propio, que cuesta 10 euros al día, aunque por esa zona suele haber bastantes sitios libres. En cuanto al personal, fueron todos de lo más atento, aunque sin duda el premio gordo se lo lleva una tal María José Rodríguez, que era la chica que estaba atendiendo el comedor cuando llegamos a desayunar a la mañana siguiente.

...:: ¿Y DE PRECIO? ::...

Esto es desde luego lo mejor del hotel. La noche de alojamiento, con desayuno incluido, nos salió por 47,20 euros, que me parece que está fenomenal.


...:: CONCLUSIÓN ::...

Sin duda, este hotel fue todo un acierto. De momento no tengo pensado volver por Alicante, pero desde luego tengo claro que cuando vuelva, el hotel Maya será uno de los que volveré a tener en cuenta. Está en una zona tranquila pero no alejada del centro, se puede aparcar bien por allí, de precio está fenomenal, las vistas son una maravilla, el personal es amabílisimo, el desayuno genial, la habitación espaciosa y las camas cómodas... Poco más se le puede pedir.

Conclusión: Todo un acierto