Consejos sobre la higine de la mujer embarazada
Algunos consejos sobre la higiene personal - Consejos sobre la higine de la mujer embarazada Consejos

Nuevas opinión ... sé perfectamente bien que hay que tener higiene pero es que la higiene la tenemos que tener diariamente estes o no estes en estado, e... más

Algunos consejos sobre la higiene personal
Consejos sobre la higine de la mujer embarazada

Alkatraz

Nombre del usuario: Alkatraz

Producto:

Consejos sobre la higine de la mujer embarazada

Fecha: 22/08/01 última modificación 22/08/01 (5406 Número de veces leída)

Valoración::

Ventajas: ¡Fáciles!

Desventajas: Muy pocas

Los cuidados que una mujer embarazada debe llevar en su higiene diaria es muy similar a la higiene normal y rutinaria, salvo teniendo en cuenta las siguientes observaciones y consejos:



Durante todo el embarazo está absolutamente contraindicado (es decir, PROHIBIDO) lavar el interior de la vagina o conocido también con el nombre de las conocidas duchas vaginales. Esta práctica suele ser común en algunas mujeres, bien como intento de método anticonceptivo o como medida de higiene; sin embargo, nunca son recomendables. Hay que saber que el aseo más que nunca debe ser más personalizado, y más cuidadoso. Todo con la intención de evitar infecciones, que en el peor de los casos pueden traer desagradables consecuencias para la madre y el niño. Toallas propias e higiene pulcra del sanitario donde se lave la mujer, es lo mejor que puede hacer. Mejor olvidar las esponjas y los jabones que en su mayoría son irritantes. Ayudar a echar el agua con la mano es más efectivo que una esponja.



En tiempos de ocio como el verano es bueno saber que no está prohibido bañarse en piscinas, aunque es preferible hacerlo en el mar abierto, porque el riesgo de contraer infecciones es menor. La embarazada tiene que tener presente que no debe sumergirse a profundidad, ni alejarse de las zonas donde deje de hacer pie.



Las exposiciones solares deben vigilarse mucho, sobre todo durante los tres primeros meses de embarazo. Mejor evitar coger sol y si no puede ser, a último remedio usar un protector solar con factor alto (30). Sobre todo, vigílalas si quieres disimular algunas estrías que suelen dejar el embarazo.



Respecto a la higiene de la piel debe cuidarse más la textura hídrica de la misma. Aplicar cremas con colágeno, o aceite como película base contribuyen a que no pierda su constitución. Además de aportar mayores cantidades de agua en la dieta.



Durante el embarazo suele ser común la gingivitis, ya que aumenta la irrigación sanguínea. Mientras se realiza la higiene bucal es recomendable estimular las encías con las yemas de los dedos, de lado a lado y entre todos los dientes, así evitarás su aparición. Si ya han aparecido se puede emplear hielo en las encías, o también, hacer frotaciones con medio diente de ajo partido y pelado sobre las áreas afectadas.



Otros aspectos menos fundamentales, pero no menos importantes son las siguientes ideas: no es conveniente utilizar sujetadores con aro, es preferible emplear uno con asillas anchas. No fumar antes de la lactancia, ni durante ni después. Es una buena ocasión para dejarlo. ABANDÓNALO.



A la hora de coger un avión, la compañía aérea permite los vuelos a embarazadas siempre y cuando ellas se hagan responsables de lo que les pudiera pasar. De hecho, se puede coger y es poco probable que pase nada malo. Lo más peligroso es al aterrizar y al despegar. En pleno vuelo no hay riesgos.



En viajes largo por carretera, hacer pausas. Y no te empeñes en darle un paseo a tu mujer embarazada en moto, y menos dejarla que la lleve ella (no creo que pueda).



Y recuerda evitar las aglomeraciones, por si te dan algún golpe descuidado que se pudiera haber evitado.

Conclusión: