Consejos sobre la salud de los perros
Displasia de cadera y Torsión de estomago¡¡..muy util¡ - Consejos sobre la salud de los perros Consejos

Nuevas opinión ... y dedicarle su tiempo a sus necesidades concretas. Para muchas personas el tener un animal en casa supone el no estar solos con lo qu... más

Displasia de cadera y Torsión de estomago¡¡..muy util¡
Consejos sobre la salud de los perros

SOLNACIENTE

Nombre del usuario: SOLNACIENTE

Producto:

Consejos sobre la salud de los perros

Fecha: 21/02/02 última modificación 21/02/02 (18431 Número de veces leída)

Valoración::

Ventajas: aprende a reconocer una enfermedad muy comun en los perros.

Desventajas: ninguna

La Displasia de cadera en los caninos ha confundido a los investigadores durante los últimos 50 años. Aunque se entienden ciertos aspectos de esta dolorosa enfermedad degenerativa, (o por lo menos se está de acuerdo en la teoría), todavía debe aprenderse mucho sobre ella para ayudar a los perros afectados y prevenir la incidencia creciente de la enfermedad. Cuando un perro tiene la displasia de la cadera, las articulaciones se desarrollan anormalmente. La cabeza del fémur o hueso del muslo, no encaja apropiadamente en el acetábulo o cavidad de la cadera. Éstos articulaciones "bola y cavidad " se tornan deformadas e inestables, causando inflamación y debilidad. Dependiendo de la severidad del problema, esto puede llevar a dolorosas y a veces artritis con cojera.

La Displasia de la cadera es considerada una enfermedad hereditaria. El problema afecta a los perros grandes principalmente. Incluso cuando un perro lleva caracteres genéticos que le causarán displasia de cadera después en la vida, nace con las caderas aparentemente normales. El Veterinario normalmente no es capaz de diagnosticar la enfermedad hasta que el perro tenga 6-10 meses de edad cuando la displasia ha desarrollado y el perro está con dolor.



Cuando un cachorro tiene 5-7 semanas, sin embargo, un veterinario experimentado en la técnica de Palpación de Bardens puede hacer a una determinación subjetiva de una tendencia hacia la displasia de la cadera.



Las Displasias de cadera pueden producir una dislocación dolorosa (la subluxación) de la articulación de la cadera o una cabeza articular irregularmente formada y / o cavidad. En el futuro el perro desarrolla la enfermedad de la articulación degenerativa, o artritis, y una cadera crónicamente dolorosa. Es importante hacer notar que usted puede no ser consciente de la incomodidad de sus perros. El problema ha estado presente desde que el perro tenia 2-4 meses de edad, y su mascota ha aprendido a vivir con el dolor. Los perros con la displasia normalmente no gimen con el dolor. Ellos o cojean de la pierna afectada, o es menos activo que usual. A menudo, si ambas caderas son dolorosas, un perro brincará como un conejo mientras corre o subiendo los escalones o se pondrá de pie despacio, sobre todo por la mañana. Una vez que la incomodidad mengua después de la cirugía, la personalidad de los perros y nivel de actividad mejoran drásticamente. A menudo los dueños me dicen que sus perros juegan y actúan de nuevo como cachorros.



Los perros más viejos con casos leves de displasia de cadera pueden tratarse con medicación que reduce el dolor. Sin embargo, los perros más jóvenes con la displasia de cadera corren un riesgo mucho mayor de desarrollar la artritis debilitante, porque la artritis siempre empeora con tiempo.



Cuatro procedimientos quirúrgicos están disponibles para tratar la displasia de la cadera: Tenotomia del Pectineo, Escisión de cabeza Femoral, Osteotomía Triple de la Pelvis, y el Reemplazo de la Cadera Total.



La Tenotomía del Pectíneo era popular en los tempranos 70s. El procedimiento involucra el corte de una sección del tendón del pectíneo y / o músculo. Nosotros no sabemos exactamente cómo este proceso disminuye el dolor, aunque parece ser así, en algunos casos. Sin embargo, no afecta la magnitud de artritis que se formará durante los años. Una desventaja es que el alivio que proporciona sólo puede ser temporal. Aunque todavía es realizada por algunos veterinarios, generalmente se considera como un procedimiento obsoleto.



En Escisión de cabeza Femoral, una porción de la cabeza articular de la cadera es removida. Debido a que la artritis se desarrolla por que la cabeza articular frota anormalmente en el cavidad, quitando ½ de la articulación de la cadera, y de hecho el contacto del hueso con el hueso, releva el dolor. Una vez que la cabeza articular es retirada, un pedazo de músculo o tejido del muslo se pone entre el hueso de la articulación (femoral) y la cavidad. Esto generara el tejido cicatrizante para formar a su vez los tejidos de soporte de la pierna.



Yo recomiendo la Escisión de cabeza Femoral para cualquier perro con displasia que pese 45 libras o menos. Un perro en este rango de peso recobrará una movilidad normal cuando la cadera ha sanado y el tejido cicatrizante se haya formado. Los perros más grandes generalmente no responden tan bien a la cirugía; simplemente, el tejido cicatrizante no puede soportar el peso. Aunque el dolor de displasia mengua, un perro más pesado tiene menos vitalidad y a veces lleva la pierna afectada en un modo torpe. El período de la recuperación para esta cirugía puede ser largos e incómodos 4-6 meses. En el lado positivo, ninguna restricción del ejercicio es necesaria. De hecho, cuanto más ejercicio consigue el paciente, más rápida es la recuperación.



Si se requiere Escisión Femoral, yo recomiendo la cirugía en ambas caderas al mismo tiempo. Esto obliga al perro a usar ambas piernas inmediatamente. Operando en sólo una pierna hace necesario dos hospitalizaciones, dos cirugías bajo anestesia general, y gasto adicional al dueño. Esta practica también permite al perro andar en tres piernas, produciendo un retraso en la curación.



Osteotomía triple de la Pelvis, en uso desde aproximadamente 10 años, es la cirugía "preventiva" más común para tratar la displasia de la cadera. Yo uso la palabra "preventiva" deliberadamente porque el procedimiento no previene la displasia pero puede prevenir la artritis y por consiguiente el dolor causado por la displasia de cadera. Los candidatos para Osteotomía Triple de la Pelvis deben ser por lo menos de 7 meses y deben tener señales de dislocación parcial de la cadera. Es esencial que la cabeza femoral y el acetábulo sean normales en la forma y que no haya presente ningún síntoma de artritis. El único hallazgo anormal en una Radiografía debe ser sólo la dislocación dolorosa. Si se permite permanecer la articulación como esta, probablemente la artritis se formará dentro de 6-8 semanas. Es por consiguiente importante realizar la operación lo más pronto posible una vez que se ha diagnosticado el hecho, para prevenir la artritis.



La palabra Osteotomía quiere decir cortar el hueso. El propósito de la cirugía es poner el hueso en la cavidad. Esto se hace cortando el hueso en tres lugares y girando el acetábulo para que la cabeza femoral se asiente firmemente dentro de él. Una vez cortado el hueso, se asienta en el lugar con una placa de acero y tornillos o una combinación de tornillos y alambre. No es necesario quitar la placa, tornillos, o alambres.



El aspecto más importante de esta cirugía está determinando la presencia de displasia de la cadera antes de que la artritis ocurra. En razas que tienen una alta incidencia de displasia de cadera, deben realizarse radiografías a los 6 meses, 10 meses, y 18 meses de edad.



Mientras el perro esta sedado, el veterinario debe sentir las articulaciones para determinar que si hay cualquier dislocación ya que la Radiografía que podría tomarse mientras la cadera no esta dislocada y por consiguiente dar una información inexacta.



Puede realizarse la cirugía de Escisión De cabeza Femoral y una Osteotomía Triple en una cadera en un mismo momento. De las cuatro cirugías de la cadera aquí discutidas, esta es una de las más largas y más difícil. Adicionalmente, nosotros no queremos que el paciente empiece a caminar durante algún tiempo ya que sólo los tornillos están uniendo la pelvis. La pierna opuesta puede fijarse para la cirugía 6 semanas después de la primera. El período de la recuperación para Osteotomía Triple es de 6-9 semanas. Durante ese tiempo se deben restringir los ejercicios. El perro no se le permitirá usar los escalones, caminar en suelos resbaladizos, o ir fuera a menos que sea con una traílla. Dos a tres semanas después de la cirugía, el perro puede caminar para hacer ejercicio. En cualquier práctica, hay una probabilidad del 98% de éxito para esta cirugía. Éxito significa que yo estoy satisfecho y el dueño está satisfecho con la respuesta del perro a la cirugía.



El Reemplazo de la Cadera total involucra reemplazo de la cabeza articular con el acero y la cavidad con el plástico de alta densidad. Este procedimiento ha sido común en el campo de ortopedia humana durante muchos años. También ha estado disponible en los hospitales veterinarios especializados durante algún tiempo, sin embargo, no fue hasta el 1976 que el procedimiento que nosotros conocemos y usamos hoy, se desarrolló. Una cadera artificial especialmente diseñada es hecha para perros.



Candidatos para el Reemplazo de la Cadera Total típicamente tienen artritis en las caderas que causaron la movilidad. Una vez alcanzada la madurez del esqueleto, la cirugía puede realizarse a cualquier edad. Yo he realizado este procedimiento en perros tan jóvenes de 13 meses y tan viejos como 14 años.



Otra indicación para el Reemplazo de la Cadera Total es una fractura de la cabeza articular o de la cavidad mal sanada.



Los perros con necesidad de Reemplazo de la Cadera Total deben ser examinados por el veterinario para dejar fuera cualquier otra posible causa de cojera. A menudo se envían los perros innecesariamente a mí para el Reemplazo de la Cadera Total cuando un ligamento de la rodilla se rasga o cuando los cambios artríticos en la espina están causando el dolor. Es importante que nosotros tratemos al paciente y no la radiografía. Simplemente porque un perro tiene artritis en la cadera no significa que esta es responsable para todas su cojeras. Adicionalmente, candidatos para el Reemplazo de la Cadera Total deben estar en buen estado de salud. Cualquier enfermedad subyacente o infección de la piel deben tratarse antes de la cirugía.



En este procedimiento, la cabeza femoral se corta en un ángulo cuidadosamente determinado, entonces todo el tejido es alejado de la cavidad de la médula del hueso del muslo. Una prótesis del ensayo se inserta para asegurar un buen asentamiento. Luego, el cartílago y algún hueso subyacente se quitan de la cavidad y se realizan agujeros hueso para el cemento que sostendrá la cavidad de plástico. La cavidad de plástico es consolidada entonces en el lugar. La cavidad de la médula del hueso del muslo también se llena con el



cemento, y la prótesis es insertada. Una vez que el cemento endurece (en 3-5 minutos) la cabeza articular se cierra con llave en el cavidad y el sitio quirúrgico se cierra. Una Radiografía se toma después de la cirugía. El paciente se da de alta 2 días después de la cirugía, y se instruye al dueño para seguir las mismas restricciones mencionadas para el Osteotomía Triple de la Pelvis. Aproximadamente 60% de mis pacientes salen caminando mejor que cuando entraron al hospital. 6 semanas después de la cirugía de un perro, se permite la plena movilidad.



El porcentaje de éxito de esta cirugía es del 95% o mejor. Casi todos los dueños informan que después de 6 semanas las mascotas se "siente mejor que nunca se ha sentido" alguna vez, no "se ha sentido mejor en años", o " su personalidad entera ha cambiado - es de nuevo" un perro feliz. Una vez está completamente sanado, el paciente puede volver a las actividades normales, corriendo, saltando, y tocando la pelota. Uno de mis pacientes es un perro de búsqueda y rescate. En resumen, si se descubrió temprano la displasia de la cadera y se trató apropiadamente no se debe producir dolor en las caderas de su animal doméstico.



Nosotros también estamos recomendando varios nutrientes medicinales en la dieta; éstos incluyen MSM, glucosaminas, y ácidos grasos 3 omega en cuanto la enfermedad se diagnostica. Estos productos pueden ayudar a reducir la progresión de enfermedad de la articulación degenerativa. Nosotros también estamos recomendando el uso de no esteroides como carprofen o Ectogesic para el control del dolor cuando es necesario.



TORSIÓN DE ESTÓMAGO:



La torsión es una condición seria y potencialmente mortal en los perros.



Las muestras clínicas del bloat pueden variar desde inquietud ocasional, intentos de vomitar y o mover el intestino, hasta la muerte. Aprenda reconocer los síntomas del bloat y evaluar el estómago de su perro. Si se pone grande y duro como una sandía está sufriendo de bloat, si está pequeño y comprimido es normal. Aprenda también a evaluar el color de las membranas mucosas. Si son rosado oscuro es normal, si palidecen a color de rosa claro, azul o gris, es anormal. Aprenda evaluar el tiempo capilar del repuesio (indicación del estatus del sistema circulatorio): las mucosas normales de color de rosa oscuro quedarán blancas al ser presionadas por 3 segundos con su pulgar y volverán rápidamente al color rosa oscuro en un plazo de 3-4 segundos después de quitar su pulgar; las mucosas en un perro con shock tardarán de 6-10 segundos en volver lentamente a su color original. Cuanto más largo es el tiempo de repuesio, la condición del perro es más seria.



Cuando usted ha determinado que su perro tiene bloat, haga lo siguiente:



1) llame a su veterinario



2) adminístrele de 1-3 jeringuillas de simethicone por via oral



3) si el perro vomita el simethicone y continúa con bloat use una aguja de 14 x 1 1/2 " insertándola 2 " detrás de la costilla última derecha. Introduzca firmemente la aguja para descomprimir el estómago y quitar el aire.



4) Repita el paso 3 si se repite la hinchazón.



Para pasar el tubo de Bloat:



Mida desde la nariz hasta 2 pulgadas por detrás de la última costilla del perro y marque su tubo de bloat con la cinta blanca. Lubrique el extremo del tubo. Con ayuda de una persona o de una mordaza manténgale la boca abierta. Pase firmemente pero suavemente el tubo hasta que usted alcanza su cinta blanca de marcación. Si el perro tose, saque el tubo y comience otra vez. Si el perro ofrece resistencia, levántelo y sosténgalo por debajo de las axilas y rote suavemente el cuerpo a la izquierda mientras que avanza el tubo.



Una vez que el tubo entre en el estómago, trate de parar al perro (o ayúdelo a acostarse si no puede sostenerse parado). Aprete el estómago para vaciarlo.



Lleve el perro inmediatamente el veterinario.



Espero que hos sea muy util¡

un besazoo¡

irene, :)



Conclusión: