Picuezo Rovellones
Casi como recién cojidas del monte - Picuezo Rovellones Conservas

Nuevas opinión ... así que vamos al super y compramos un par de botes. El bote, bueno, mejor, la lata es de 250 gramos y las setas vienen enteras, alguna... más

Casi como recién cojidas del monte
Picuezo Rovellones

Grial

Nombre del usuario: Grial

Producto:

Picuezo Rovellones

Fecha: 07/09/13

Valoración::

Ventajas: Gran sabor

Desventajas: Está claro que son de bote y algo a veces se nota

Los rovellones es una de la setas más conocidas en toda la zona mediterránea, al contrario que las setas de cardo o los champiñones estos no se pueden cultivar así que son de auténtica temporada y siempre cogidos a mano. Esta temporalidad hace que sean a veces escasos, otras caros, otras difíciles de conseguir.


En casa siempre nos ha gustado salir a por rovellones en otoño pero también hay muchas veces te quedas con las ganas de poder hacer un buen revuelto, tortilla o añadirlo a los gazpachos (la forma más habitual y más sabrosa de utilizar estos de Picuezo), así que vamos al super y compramos un par de botes.


El bote, bueno, mejor, la lata es de 250 gramos y las setas vienen enteras, alguna vez aparece alguna rota o partida pero la gran mayoría están enteras, muy limpias, con el pie bien recortado y con una textura (de bote) pero muy naturales. Si se escurren bien y se dejan secar en condiciones se pueden añadir a unos gazpachos sin que casi se note que no son naturales. Hay que intentar sacarlas y escurrirlas bien un rato antes de su uso, si acaso incluso secar una por una con un papel de cocina para que pierdan la mayor cantidad de humedad posible.


Su sabor es natural, sin notarle casi nada ese regusto "de bote" así que cuando haces un revuelto no tienes ese sabircillo de fondo que al final terminan dejando las conservas que tan poco nos agrada. Su precio está sobre los 1,80 euros. No está mal del todo, el precio del bote de los troceados es de un euro aunque estos troceados siempre salen de los que encuentan con habitante y tienen que quitarles un trozo o los que no son bien tratados y se rompen así que prefiero gastar algo más. Unos frescos te cuestan al menos a 4 euros el cuarto (el bote es de 250 gramos pero escurridos y secos no pesarán más de 150, claro).


Se puede utilizar para cualquier receta, la verdad es que resultan prácticos y su sabor es realmente bueno. Ayuda para las salsas de setas, para una crema, en guisos de ternera, para los gazpachos, en revuelto con huevos y gambas son una delicia, enteras al horno con unas hiervas aceite y sal aportan el sabor del bosque tal como lo hacen las recién cojidas así que la verdad es que creo que son un gran acierto. Hay otras marcas pero nunca he probado más que éstas, las descubrí y se han quedado fijas en casa. No se encuentran en todas partes pero en Carrefour o en Eroski es habitual verlas así que cuando paso compro unos cuantos botes, su caducidad es muy larga así que no hay problema en almacenarlos.

Conclusión: Unas magníficas setas en conserva