Botica Cojín Terapéutico de Semillas
¿FRÍO?¿DOLORES MUSCULARES?¿LA MALDITA REGLA?:¡SAQUITO AL RESCATE! - Botica Cojín Terapéutico de Semillas Cuidado para el Cuerpo

Más Cuidado del cuerpo Botica

Nuevas opinión ... maldita menstruación, que si viene malo y si no viene mucho peor. UTILIZACIÓN Para su uso, se puede aprovechar tanto las propiedades... más

¿FRÍO?¿DOLORES MUSCULARES?¿LA MALDITA REGLA?:¡SAQUITO AL RESCATE!
Botica Cojín Terapéutico de Semillas

Tiempo_Gris

Nombre del usuario: Tiempo_Gris

Producto:

Botica Cojín Terapéutico de Semillas

Fecha: 03/05/13

Valoración::

Ventajas: Se ajusta perfectamente al cuerpo . Es agradable al tacto . Ayuda a lidiar con los dolores . etcet

Desventajas: Para mí no las tiene XD

Dicen que estos " saquitos ", como los llamo yo, " Cojines Terapeúticos de Semillas " , como los llaman en el mercado, han sido utilizados desde hace siglos por parte de la medicina oriental. A mi, toda esa historia que tienen a sus espaldas me importa tan poco que ni siquiera me he molestado en investigarlo. Lo que si que me interesa es el efecto que produce en mí cuando lo uso . Mi querido saquito es una de las mejores adquisiciones que he hecho nunca. Aunque realmente no haya sido una adquisición propiamente dicha sino un regalo.


¿QUÉ ES?


Una bolsa de tela rellena de semillas. Se pueden buscar en el mercado o, incluso podemos fabricarnos nosotros mismos nuestro propio saquito. Las semillas que suelen llevar en su interior pueden ser de muchos tipos. Los huesos de cereza desprenden un olor muy agradable y mantienen el calor durante más tiempo que otro tipo de semillas, sin embargo, son gordos cual guijarros y dificilmente se adaptaran a nuestra anatomía. Hay quién también los rellena con otros tipos de plantas aromáticas como Lavanda o Romero. Las semillas de avena que, junto con aromas es lo que lleva concretamente el que yo tengo, le dan un tacto súper agradable al saco además de adaptarse perfectamente a la zona corporal en la que lo coloquemos. Es 100% natural, la tela que recubre el saco es de algodón. Algunso vienen con una doble funda para facilitar su lavado, otros no, en cualquier caso, fabricarle una funda, teniendo la formita de mini almohada que tiene, lo puede hacer cualquiera, no es que sea algo demasiado complicado de realizar precisamente.


CARACTERÍSTICAS TERAPÉUTICAS


La principal característica terapéutica de este tipo de artilugios es la de aliviar los dolores musculares y el estrés corporal. Y, sobre todo, para lo que yo más lo utilizo, es que ayuda a combartir los embistes a los que somos sometidas todas las mujeres una vez al mes por esa maldita menstruación, que si viene malo y si no viene mucho peor.


UTILIZACIÓN


Para su uso, se puede aprovechar tanto las propiedades del frío, como las del calor. Aunque la utilización en frío solo la conozco por lo que me han contado algunos conocidos, ya que yo, de momento, solamente he usado el calorcito que proporciona.


EN CALIENTE

Para tenerlo preparado solamente hay que meterlo 1 o 2 minutos en el microondas y colocarlo sobre la parte del cuerpo en la que queramos realizar la aplicación. Para evitar que el contenido del saquito se nos reseque con el tiempo, es conveniente poner un vasito de agua junto a él en el micro cuando se vaya a calentar.

A través del calor húmedo que el saquito desprende, los poros de la piel son dilatados, permitiendo así que las propiedades aromáticas de las semillas que guarda en su interior lleguen hasta nuestros tejidos, músculos, nervios, etc...y así cumplir su misión de relajante para librarnos del dolor (aliviarlos bastante al menos) y eliminar el estrés.

Se recomienda el uso de la almohadilla en caliente para gripes, dolores musculares, calambres, artritis y dolores mestruales.


EN FRIO

Para usarlo en frío hay que meterlo en el congelador durante tres horas, protegido por una bolsa de plástico para luego aplicarlo en el lugar adecuado. Este tipo de tratamiento está recomendado para torceduras, migrañas, golpes, fiebre, sangramiento nasal, etc...


PRECIO

Dependiendo de la marca (de que la tenga o no), del dibujo que tenga la tela (si lo tiene o no, si es estampado o con un color liso), de la calidad que tenga la tela (que sea más fina o más gruesa, del material que esté hecha) y del tipo de semillas que guarda en su interior saldrán más caros o más baratos. En concreto, el saquito que yo tengo costó 9.90Euros en Natura.

KAYLA Y SU SAQUITO


Hace ya tiempo que lo tengo. Lo tenía antojado desde hacía mucho, pero no conseguía encontrarlo, hasta que finalmente me lo pillé (me lo pillaron) cuando estuve en Madrid hará ya cosa de un año (más o menos), en la tienda de Natura de la estación de Atocha. Desde entonces me parece un producto imprescindible en mi vida y no me explico cómo no me lo había comprado antes.

Si, puede parecer un producto simple, que lo es. Puesto que no se trata más que de una bolsa de tela cosida con semillas dentro. Es más, incluso cada uno de nosotros podemos fabricarnos el nuestro propio, teniendo cuidado de que la tela escogida para este fin sea de buena calidad y esté bien cosida, puesto que si no corremos el riesgo de que en el momento menos pensado se abra y se esturreen todas las semillas a nuestro alrededor.

Me gusta usarlo para quitarme el frío. Es más fácil y rápido de usar que una bolsa de agua caliente, es completamente natural y no necesita tanto gasto de energía como una manta eléctrica o radiador. Además es más cómodo que cualquiera de las cosas nombradas anteriormente en este párrafo, puesto que se adapta al cuerpo perfectamente, el tacto de las semillas es de lo más agradable y suelta un olor muy relajante.

Otro de los momentos en los que más a mano lo necesito es cuando tengo la regla. Desde hace unos años a esta parte me vienen unos dolores horribles cuando a la maldita señorita de rojo le da por hacer acto de presencia ante mí. Tengo la suerte de que el dolor sólo me dura un día, pero la mala suerte de que cuando duelde...DUELE, con letras mayúsculas y sin ningún tipo de miramientos. Tanto es así que ese primer día de regla solamente puedo estar tirada en la cama lamentándome y aguantando los horribles dolores como buenamente puedo. Desde que tengo el saquito, no es que sea de repente no los sienta, los sigo sintiendo, pero al menos es bastante más soportable la situación ya que relaja la zona afectada y entre el saquito y una pastilla antiinflamatoria se pasa mejor.

Otra de las ocasiones en las que el saquito me ha hecho la vida más fácil es para el dolor de oído, del que padezco desde pequeña. Antes, mi madre o mi padre tenían que estar pendiente con la plancha encendida para calentar un pañuelo para ponermelo en el oído y que se me calmara el dolor. Ahora con un minutillo en el microondas es suficiente y el calor se mantiene durante bastante más tiempo.

También lo uso para el dolor de pies cuando los tacones me han matado o he andado tanto que incluso habiendo llevado deportes siento el dolor punzante en mis pobres piececitos, caliento el saquito y el calorcito que desprende alivia que es un gusto.


CONCLUSIÓN


Es este un producto que en mi casa lo ha triunfado, a mi me encanta y al resto no digamos. Los que más lo solemos usar somos mi madre y yo, aunque el resto de los integrantes de la casa también echan mano de él cuando tienen algún dolor.

En frío aún no lo he probado, y es que cuando suelo usar el tratamiento frío suele ser para un golpe y lo que hago es coger un hielo, liarlo en un trapo y ponerlo sobre la zona afectada, en el caso de no tener hielos, siempre pueden valer las bolsas de congelados (guisantes o similares).

Para salvaguardar su olor, cuando veamos que lo va perdiendo (aunque os diré también que esto tarda bastante en pasar, después de un año de uso el mío aún mantiene el suyo) siempre se le puede recuperar poner unas gotitas de aceite aromático sobre su funda.

Yo recomendaría tener uno de estos a mano, sobre todo para los inviernos, aunque solamente sea para calentar la cama nada más meternos cuando las sábanas aún están tan frías que cualquiera se atreve a dormir en ellas. Además de que, en el caso de tener dolores musculares, viene estupendamente, por no hablar de como alivia los dolores menstruales, que ya se que lo he dicho, y corro el riesgo de repetirme, pero es que tiene un efecto (sino mágico) si bastante increible.

Conclusión: Absolutamente recomendable