Sony M 450
Ya pasado pero aún sigue funcionando - Sony M 450 Grabador de voz

Más Grabadores de voz Sony

Nuevas opinión ... mucho menos, esta era de una de las más caras en el mercado, además la marca Sony sugiere confianza y calidad y así ha sido en este caso.... más

Ya pasado pero aún sigue funcionando
Sony M 450

almudena310383

Nombre del usuario: almudena310383

Producto:

Sony M 450

Fecha: 12/05/13

Valoración::

Ventajas: Buena calidad - precio

Desventajas: Ninguna

Al realizar conferencias y muchos de los cursos, siempre he utilizado una grabadora de voz, muchos de los alumnos les gusta después escuchar las grabaciones de las clases para repasar en su casa y para tener digamos de alguna manera toda la explicación del consultor de esta manera, los libros y los manuales cada vez se están quedando más obsoletos.

Esta grabadora es una de las antiguas, pero no por ello malas ni mucho menos, esta era de una de las más caras en el mercado, además la marca Sony sugiere confianza y calidad y así ha sido en este caso.

La grabadora sigue funcionando, pero cada vez es más complicado encontrar las cintas para poder grabar, aparte de que ahora todo lo quieren en MP3 y que se pase por e-mail, cosa que con este no se puede hacer, si que se puede llevar a una casa para que te lo pasen, pero cuesta casi más caro que comprar una nueva de las de ahora.

Esta grabadora, tiene una resistencia muy buena, su calidad es dura, robusta y sobre todo graba cualquier sonido que le muestres delante de ella, puedes escuchar todas las grabaciones que haces como si fuera una radio, además puedes rebobinar hacía delante y hacía atrás sin problemas, también puedes grabar encima de la misma cinta sin problemas.

Yo la sigo utilizando, pero para un uso más personal que profesional, está casi olvidada y como aún queda alguna cinta virgen pues hay que ir dándole uso, si que es verdad que hay a veces que las cintas que después se escuchan al pasarlas a MP3 pierden algo de calidad o algunas veces me ha llegado a pasar que hace como pequeños ruidos.

Conclusión: En la opinión