Danone Yolado fresa
De-lado, es más adecuado para su nombre - Danone Yolado fresa Helados

Nuevas opinión ... niños, padres y madres sonriendo a la vida y al placer de comer... Pero la realidad no casa con la publicidad. COMPONENTES: DEMASIADA... más

De-lado, es más adecuado para su nombre
Danone Yolado fresa

euaqui

Nombre del usuario: euaqui

Producto:

Danone Yolado fresa

Fecha: 23/08/13

Valoración::

Ventajas: Tiene bífidus como el yogur

Desventajas: Poco sabor, muchas calorías, textura muy dura

Danone suele ser una marca que lanza al mercado productos de bastante calidad, de hecho suele ser quien marca la pauta para que otras empresas irrumpan con los mismos o parecidos productos tras demostrarse que tienen éxito, y para eso normalmente hace falta un gran esfuerzo económico, tanto para su estudio de mercado como para su promoción.

Y hablando de promoción (las tareas de publicidad, márketing, etc, etc), el Yolado no se quedó atrás: su lanzamiento supuso un hartago de publicidad a todas horas y en casi todos los medios donde pudieran colocarse.

En dicha publicidad daba a entender que es un producto de muy alta calidad que gustaría a toda la familia: en los trailers había sobre todo niños, padres y madres sonriendo a la vida y al placer de comer... Pero la realidad no casa con la publicidad.


COMPONENTES: DEMASIADA NATA

En principio pensariamos que se trata de los yogures de siempre, simplemente congelados, pero no: uno de los ingredientes que destacan de este producto, una vez que nos paramos a leer los ingredientes, es su gran cantidad de nata, casi despues de su ingrediente principal que es efectivamente el yogur.

Pero además tiene espesantes, saborizantes, azúcar, etc, muy en consonancia con los helados, más que con los yogures. Todo ello hace que tenga muchas más caloría que un yogur (casi el doble por lo general).


PRESENTACIONES

Se pueden encontrar, por ahora, en sabores de mango-maracuyá, fresa-frambuesa, coco y natural.

Vienen cuatro botecitos cuadrados sobre una base plástica y todo ello dentro de un envoltorio también plástico. Es bastante austera la infografía exterior, con pocas fotos ni dibujos, y mucho más una vez que abrimos el plástico externo, los botes son totalmente blancos y parecen los primeros yogures de los 60.


NO ME CONVENCE

Lo primero es el sabor, es muy poco intenso frente a la vistosidad del color, y lleva a decepcionar porque no hay un paralelismo entre ambos aspectos. Yo probé el de fresa y me dejó poco convencido: casi no sabe a fresa a pesar de tener mucho color debido a los colorantes, pues no tiene nada (o casi nada) de fruta, frente a otros helados que sí la tienen entre sus ingredientes (para ello es necesario leerlos en cada bote, aunque generalmente son preparados de fruta más próximos a una mermelada).

Pero es que además, su textura es demasiado consistente. Al tener que guardarlos en el congelador se quedan demasiado duros, lo que te obliga a sacarlos con tiempo para poder meterle la cuchara, si no se hace imposible.

Como adelanté tiene muchas más calorías que el yogur de siempre, pues lleva más nata y azúcares, llegando esos parámetros a doblarse frente al yogurcito de toda la vida.

Lo mejor es que mantienen los bífidus del yogur a pesar de estar congelado, pero esta única no es lo bastante importante para convencerme que los compre de nuevo.

No los recomiendo por ahora, pues seguro que Danone acabará sacando más variedades en el futuro.

Conclusión: Hay mejores opciones