Becky en Manhattan - Sophie Kinsella
La Becky que llevamos dentro. - Becky en Manhattan - Sophie Kinsella Literatura Extranjera

Nuevas opinión ... las tarjeta de crédito. Después de un par de escarmientos, o mas bien después de un par de sustos las cosa acaba mas o menos bien. Becky h... más

La Becky que llevamos dentro.
Becky en Manhattan - Sophie Kinsella

Nubecita_

Nombre del usuario: Nubecita_

Producto:

Becky en Manhattan - Sophie Kinsella

Fecha: 25/06/09

Valoración::

Ventajas: Adictivo, ameno, ya conoces a Becky al empezarlo, giros interesantes.

Desventajas: Ninguna.

Hace unos meses os dejé mi opinión sobre el primer libro de la saga "Loca por las compras". Le di cuatro estrellas, pero había oído hablar tan bien del libro que al leerlo me decepcionó un poco. Mi experiencia con él se puede resumir diciendo que durante la primera mitad del libro la protagonista no acababa de caerme bien, me parecía demasiado superficial y no conectaba conmigo, pero en la recta final los acontecimientos hicieron que mi opinión sobre ella cambiara y que el libro me gustara.

A pesar de esa mejora de última hora, el libro no me gustó tanto como para interesarme por seguir con la saga. Si no fuera porque me prestaron este libro, no lo habría leído. Y habría sido un error: he disfrutado mucho con él y me ha gustado mucho más que la primera parte. '''Sí, a veces las segundas partes pueden ser mejores que las primeras'''.

Quiero añadir que cuando leí "Loca por las compras en Manhattan" pasaba por un momento en el que me apetecía una lectura ligera y con su punto romántico. Llevaba varios meses sin leer nada de chik-lit porque me interesaban más otro tipo de lecturas, así que puedo decir que esta vez me apetecía chik-lit y este libro me ha sentado de maravilla. Cuando estás a dieta y al cabo de unos meses vuelves a probar el chocolate, éste se disfruta mucho más que si lo comieras cada día.

== Sophie Kinsella ==

Sophie Kinsella es considerada una de las reinas del chik-lit. Es conocida sobre todo por la saga de libros "Loca por las compras", una serie que tiene como protagonista a Becky, una veinteañera adicta a las compras e incapaz de controlar sus gastos. Los títulos de la serie son los siguientes: "Loca por las compras" (2000), "Loca por las compras en Manhattan" (2001), "Loca por las compras prepara su boda" (2002), "Loca por las compras tiene una hermana" (2004) y "Becky espera un bebé" (2007). Sólo he leído los dos primeros.

A propósito de esta saga, el otro día estuve mirando la web de la editorial Salamandra (la que publica todos los libros de Kinsella) y vi que en las nuevas ediciones de bolsillo de la saga han aprovechado para cambiar los títulos. Se venía venir con el último libro publicado, y ahora los cuatro primeros de la saga llevan por título "Becky en Manhattan", "Becky prepara su boda" y así sucesivamente. Han cambiado el "Loca por las compras" por el nombre de la protagonista. Este cambio me parece bastante mal: no únicamente porque estamos acostumbradas al nombre original, sino también porque para alguien que desconozca los libros es mucho más fácil hacerse una idea de su contenido con el "Loca por las compras".

Volviendo a Sophie Kinsella, aparte de la saga también tiene publicadas tres novelas independientes: "No te lo vas a creer" (2003), "La reina de la casa" (2005) y "Remember me?" (2008), que creo que aún no ha sido traducido al castellano. De estos tres, he leído "La reina de la casa" y me gustó mucho, es el segundo libro de esta autora que más me ha gustado, por detrás del que comentaré hoy.

Kinsella también tiene libros publicados con su nombre real, Madeleine Wickham. No he leído nada suyo bajo este nombre, pero al parecer son novelas de tipo más romántico. Según lo que explican en la edición del libro que he leído, la autora decidió usar un seudónimo para empezar una saga divertida y alejarse un poco de su estilo anterior.

== Becky ==

Becky Bloomwood es la protagonista de esta saga. En la primera novela trabajaba como periodista financiera para una revista - un empleo que no le gustaba y con el que no se sentía motivada - y en esta segunda entrega trabaja como colaboradora de un programa de televisión. Es la experta en finanzas de un programa de mañanas, y se dedica a ayudar a la gente que llama para preguntar por sus problemas económicos.

Pero detrás de esta experta en finanzas hay algo oscuro: '''es adicta a las compras, es incapaz de controlar sus gastos''', hasta el punto de llegar a endeudarse y tener problemas con el banco. En el momento en que comienza la novela, Becky ha pagado todas sus deudas del pasado y parece que tiene fuerza de voluntad para controlarse, pero claro, tiene que viajar a Nueva York y una vez allí no puede resistirse a todas las marcas nuevas que descubre.

Debo reconocer que mi primer contacto con Becky no fue muy positivo: durante una buena parte de la primera novela de la serie, Becky me parecía una persona frívola y superficial, que solamente se preocupaba por darse caprichos y era incapaz de valorar lo que de verdad importa. Pero fui conociéndola más y descubrí a una Becky que me gustó (ya se sabe, nunca te puedes fiar de la primera impresión), y esta última Becky es la que aparece en "Loca por las compras en Manhattan".

No vamos a engañarnos, Becky sigue teniendo su punto superficial aunque la conozcas, le encanta comprar y sus descuidos con el dinero son una exageración, en eso estamos todos de acuerdo. Pero a pesar de ello, Becky tiene algo especial, '''es un personaje con carisma''': a la hora de la verdad sabe estar donde hay que estar y tiene buen corazón. Por poner un ejemplo, cuando una mujer llama al programa de televisión preocupada por su jubilación, Becky nota que el problema es que realmente no quiere jubilarse aún, y cuando el programa termina sigue hablando con ella y aconsejándola. Alguien frívolo se habría limitado a asesorar en el aspecto económico, y sin embargo nuestra protagonista sabe ir más allá y ver a las personas.

Además de tener buen corazón y ser una chica inteligente, otro aspecto que caracteriza a Becky y que hace que termine de ganarte es su torpeza. Su incapacidad para controlar lo que compra, la manera en que se le van los ojos cuando ve un anuncio o alguna oferta, su capacidad para disimular en situaciones aparentemente serias, etc. En cierto modo se parece a Bridget Jones: una chica con defectos y un poco desastre en algunos aspectos, pero al mismo tiempo un personaje cercano para el lector.

Todos sabemos que los contenidos del chik-lit son exagerados e irreales, pero aun así hay algo de sus protagonistas en lo que todas nos podemos identificar. Por ejemplo, a mí también me encanta comprar y los ojos me hacen chiribitas con las novedades y los descuentos (aunque controlo más que Becky, por supuesto). Me cuesta mucho disfrutar de un libro con el que no logro empatizar con su protagonista, así que en este aspecto "Loca por las compras en Manhattan" ya tiene un punto ganado.

== Las nuevas aventuras de Loca por las compras ==

No quiero revelaros muchos datos del argumento porque el libro es cortito y perdería su gracia, pero viendo el título hay algo que es fácil de deducir: Becky viaja a Manhattan (ella es inglesa). En el primer capítulo del libro nos la encontramos haciendo las maletas, aunque en este caso es para unas vacaciones muy breves y el gran viaje aún está por venir. ¡Vaya numerito! Al igual que nos ocurre a muchas, Becky no sabe qué ropa llevarse y tiene muchos dilemas. Al final, como supondréis, se acaba llevando mucha ropa para apenas dos días, pero para hacerlo monta una de las suyas... Es un comienzo excelente, me atrapó y me hizo reír.

Aun así, lo mejor de todo no es el capítulo inicial, sino que '''durante todo el libro mantiene el ritmo y logra sorprenderte''', a diferencia del primer libro de la serie, que como ya he dicho para mí tiene dos partes claramente diferenciadas. En esta nueva etapa, Becky sigue con su afición a las compras pero con sorpresas y nuevos giros, para que el libro no resulte una copia del primero. Creo que Kinsella tiene mérito por conseguir que un tema a priori limitado (una chica adicta a las compras) dé tanto de sí: ya son cinco novelas, y siempre encuentra una excusa perfecta para que Becky vuelva a caer en la tentación y nos ofrezca nuevos líos.

El libro '''me ha hecho reír'''. Esto es algo muy difícil en mí, creo que el único chik-lit que lo había conseguido hasta ahora es "El diario de Bridget Jones". Generalmente prefiero chik-lits más realistas (como los de Marian Keyes, por ejemplo), que aunque están escritos con sentido del humor y un tono ameno no tratan temas como para desternillarte. Pero como os decía al principio, en esos momentos buscaba algo ligero, y un libro con situaciones inverosímiles pero divertidas me ha venido muy bien. Es justo lo que necesitaba.

Creo que una aportación interesante de "Loca por las compras en Manhattan" es el tema de '''la hipocresía y las apariencias'''. Al llegar a Manhattan, Becky conoce a mucha gente: todos le ofrecen proyectos interesantísimos y le dicen lo gran profesional que es. Ella lo cree todo y está en su salsa, cree que ha encontrado el lugar al que pertenece. Sin embargo, cuando surgen problemas y toda esa gente le da la espalda tiene que replantearse las cosas.

== ¿Por qué me ha gustado más que la primera parte? ==

Yo misma estoy sorprendida de que el segundo libro de la saga me haya gustado más que el primero, pero no me ha costado demasiado averiguar los posibles porqués:

- En primer lugar, '''ya conocía a Becky''' y no tuve que pasar por la fase de conocerla. Como os decía al principio, al comenzar el primer libro Becky no me caía muy bien, y no fue hasta el final que descubrí que a pesar de su adicción a las compras es una persona con encanto. En "Loca por las compras en Manhattan" sé que Becky es una chica con encanto desde el principio, y esto facilita que empatice con ella e incluso que me sienta identificada.

- La historia de las '''expectativas''': cuando tienes muchísimas ganas de leer un libro y piensas que será maravilloso, es más probable que te lleves una decepción; en cambio, si esperas poco o nada, te puedes llevar una sorpresa agradable. Estas dos situaciones las he vivido con los dos libros que he leído de "Loca por las compras": del primero había oído maravillas y me llevé una decepción porque esperaba más; en cambio, con el segundo no tenía muchas esperanzas y me ha encantado.

- Tengo la impresión que este libro es '''más adictivo''', aunque el estilo ameno y fácil de leer es el mismo que el resto de libros de Sophie Kinsella. Este lo leí en dos días, y recuerdo que el primero me duró más y hasta que no llegué a esa recta final no me enganchó del mismo modo que este. Puede que esta apreciación se deba al hecho de que Becky al principio no me gustaba, pero por este motivo o por otro el segundo libro me ha entretenido más.

- '''El tema amoroso se trata de otra manera'''. En el primer libro, Becky está soltera, y uno de los misterios de la novela es con qué hombre acabará. En el segundo, en cambio, tiene pareja (pueden surgir problemas, claro, pero el punto de partida ya no es el mismo). La primera situación está mucho más trillada en los libros de chik-lit y, a pesar de que éstos siempre añaden algo más (problemas en el trabajo, las compras compulsivas, etc.), en la segunda situación se va más al grano en otro tipo de situaciones y el libro tiene un toque distinto. No voy a decir que "Loca por las compras en Manhattan" es más original porque tampoco es así (repite el tema de las compras), pero sí que prescinde de un elemento característico de este tipo de libros (la búsqueda de novio), y esto puede jugar a su favor.

Si con la primera parte os pasó como a mí, que os gustó pero sin entusiasmaros y no sabéis si seguir con la saga, os animo a que lo hagáis. Por todo lo que he contado, me ha gustado mucho más el segundo libro y me alegro de haberle dado otra oportunidad. Además, en caso de que el libro no os guste no habréis perdido mucho tiempo (son solamente unas 300 páginas, con un lenguaje muy ameno y rápido de leer).

== Conclusión ==

Ya tengo ganas de leer el siguiente, con eso lo digo todo. Es un libro de chik-lit que tiene todo lo bueno que se puede esperar de este género: una historia entretenida; una protagonista carismática con la que te puedes sentir identificada en algunos momentos; un estilo adictivo y ameno que hace que el libro te dure un suspiro, y un sentido del humor desde la primera hasta la última página que hará que te distraigas y pases un buen rato mientras dura la lectura. Por supuesto que lo recomiendo: creo que esta saga es imprescindible para las amantes del género. Si el primero os gustó pero no acabáis de tener claro si queréis seguir la serie, os recomiendo que lo hagáis: a mí me ha gustado mucho más esta segunda parte, y eso que en principio no tenía intención de leerla. Obviamente, si no os va este género no lo recomiendo, pero por todo lo demás es un chik-lit excelente.


OPINIÓN PUBLICADA TAMBIÉN EN CIAO BAJO EL MISMO NICK.

Conclusión: Un chik-lit excelente, imprescindible para las fans del género.