La Historiadora - Elizabeth Kostova
Tras los pasos de Drácula - La Historiadora - Elizabeth Kostova Literatura Extranjera

Nuevas opinión ... en Estambul, monasterios en ruinas en Rumania o remotas aldeas en Bulgaria tras las huellas de su maestro... Opinión personal: Si... más

Tras los pasos de Drácula
La Historiadora - Elizabeth Kostova

Carleto

Nombre del usuario: Carleto

Producto:

La Historiadora - Elizabeth Kostova

Fecha: 10/01/11

Valoración::

Ventajas: Es entretenida, tiene momentos muy interesantes, está bien documentada

Desventajas: El final

No soy un gran lector, y muchas veces prefiero no empezar a leer libros muy largos porque corro el peligro de dejarlos a medias por aburrimiento o falta de tiempo, pero un amigo me recomendó con mucho ahínco ésta novela y, como mi mujer la había comprado hace años, decidí echarle un ojo... y me enganché.

Y es que la historiadora es una novela de misterio cuya protagonista intenta buscar a su padre desaparecido siguiendo con la investigación que él estaba realizando, una investigación que le había llevado durante décadas por toda Europa tras los pasos de uno de los personajes más conocidos de la literatura gótica y de terror: el conde Drácula.

¿Qué es lo que me gustó de esta historia? Pues bien, está muy bien construida. En la contraportada del libro pone que la autora, Elizabeth Kostova, pasó varios años documentándose, y eso se nota, porque la verdad es que no sólo da mucha información sobre Vlad Tepes Drácula (como personaje histórico) sino que también une muy bien lo que es la historia, la política y las leyendas sobre vampiros a lo largo de toda su trama. Eso es lo que me enganchó, la manera como todo queda tan bien atado, sobretodo durante la primera mitad de la novela.

Pero, sin embargo, no toda la novela consigue ser igual de brillante. De hecho, los personajes son muy simples, parecen comparsas, secundarios simplones creados sólo para poder seguir la historia de una manera cómoda. Y, a partir de la mitad de la novela se pierde cohesión y la historia se va disolviendo en un montón de tópicos que acaban en un final de lo más vulgar, que te hace pensar que la autora se aburrió de su propia erudición.

Por tanto, aunque la novela en general está muy bien, es entretenida y está bien escrita, lo cierto es que 20 páginas más le hubieran sentado muy bien, ni que sólo fuera para evitarnos esa sensación de que se ha cortado por lo sano, que a la autora se le ha acabado la imaginación. Es recomendable, pero el final no está a la altura, ya lo vereis.

Conclusión: Si no fuera por el final sería perfecta.