La Odisea - Homero
La lucha de un hombre contra su destino - La Odisea - Homero Literatura Extranjera

Nuevas opinión ... y difícil de seguir en algunos momentos, y muchas veces la verdadera historia se diluye en oraciones o loas que nada tienen que ver con ... más

La lucha de un hombre contra su destino
La Odisea - Homero

dalw

Nombre del usuario: dalw

Producto:

La Odisea - Homero

Fecha: 21/09/00 última modificación 21/09/00 (886 Número de veces leída)

Valoración::

Ventajas: Magistral, heroica, homérica.

Desventajas: -



La religión griega, en vez de hacer al hombre semejante a Dios, hizo los dioses semejantes a los hombres, con sus mismos defectos y virtudes. Caprichosos, lujuriosos, envidiosos, rencorosos, dioses del Olimpo que influían y dirigían las vidas de la humanidad. Así, cuando Ulises y sus aliados destruyen Troya, tienen que enfrentarse a la ira de los dioses que protegían dicha ciudad. Pero la obra homérica de la Odisea no presenta un ser humano indefenso ante las decisiones divinas, sino un guerrero que es capaz con su fuerza de voluntad, de forjar su propio destino. Así, aunque el hado, el destino, le arrastra lejos de Itaca, su hogar, él logrará vencer todos los obstáculos y reunirse de nuevo con su esposa. La odisea es un recorrido por el mediterráneo, una aventura mitológica, y un canto a la autodeterminación del hombre frente a su destino. Fantástica, imaginativa y sugerente, con un lenguaje rico y lleno de adjetivos y descripciones. Realmente, cualquier marino de la época era un héroe por cruzar el mar con esos barcos diminutos, esas cáscaras de nuez flotantes. En su recorrido Ulises hará gala de valentía, de ingenio y de tenacidad, características éstas que modelaron el carácter no sólo de los griegos que leyeron esta historia, sino de los romanos, y de todos los pueblos influídos por la cultura grecorromana. La civilización actual debe mucho a este libro, que impulsó a generaciones enteras a trazar su rumbo en la vida, y no conformarse con lo que le deparara el destino. Un libro de imprescindible lectura.

Conclusión: