La Tierra Baldía - T S Eliot
Abril - La Tierra Baldía - T S Eliot Literatura Extranjera

Nuevas opinión ... poderoso del mundo. Sí, parece un hombre normal, en el modo más alejado a la imagen de un poeta que tenemos estereotipada en nuestra cul... más

Abril
La Tierra Baldía - T S Eliot

piritoos

Nombre del usuario: piritoos

Producto:

La Tierra Baldía - T S Eliot

Fecha: 23/09/01 última modificación 02/10/01 (2389 Número de veces leída)

Valoración::

Ventajas: Excepcional, Buena traduccion

Desventajas: Ninguna

"Abril es el mes más cruel

criando lilas de la tierra muerta, mezclando

memoria y deseo, removiendo

turbias raices con lluvia de Primavera"



Cito de memoria los cuatro primeros versos del primer poema de "La Tierra baldía" (The Waste Land). El primero de los cinco que forman la obra. Cuatro de ellos son largos, mezcla de historias cotidianas, pensamientos e imágenes. El número IV (Muerte por agua) es una elegía corta que nos recuerda al marinero muerto en un naufragio ("removió sus huesos en susurros").



El autor, insospechadamente, parece un hombre normal, en el sentido menos favorable de la palabra. Un norteamericano atildado, religioso, conservador, empleado en un banco, casado, sin hijos. Vive en la Inglaterra postvictoriana de entregerras, todavía el país más poderoso del mundo. Sí, parece un hombre normal, en el modo más alejado a la imagen de un poeta que tenemos estereotipada en nuestra cultura. No es un bohemio, no vive en una buhardilla pasando hambre y frío. No es un revolucionario, ni un excéntrico a la manera de Wilde.



Su nombre es T.S. Eliot. Literariamente es fundamentalmente poeta, y en menor medida ensayista. En sus principios, escribe sobre la vulgaridad del mundo que le rodea. Personifica la mediocridad en un personaje repetido en sus poemas, llamado "Sweeny".

"Sweeny" es el ciudadano medio, vulgar, sin sensibilidad.



En 1922 escribe su obra maestra: "The Waste Land". En ella se perciben residuos de este desprecio por el "hombre medio", así como la aversión al amor físico que caracterizan su obra, y su vida. Pero Eliot va mucho más allá. La obra supera todo los escrito antes por el poeta, y probablemente, "malgré lui", al propio poeta, adquiriendo vida propia y habitando en la historia de la literatura desde entonces como la epopeya del hombre moderno, y su desorientación ante sí mismo, y ante el mundo que le rodea.



Cada poema cuenta de alguna manera una historia. Encuentros tristes de personas vacías alternan con personajes repetidos: la adivinadora, el marinero fenicio muerto y perdido en un interminable naufragio ...



"Perlas son estos que fueron sus ojos ..."





La lírica es falsamente fluida y fácil. Muchos poetas después se han creido capaces de emular su devenir aparentemente suave y sencillo. Todos han fracasado. Las imágenes, las metáforas son poderosas en su tremenda facilidad. Están destiladas al máximo, en un ejercicio de pura poesía.



La obra en muchos aspectos es oscura y difícil. El propio autor nos obsequia con algunas interpretaciones y claves, que son innecesarias y frecuentemente pedantes. Otros han hecho lo propio. No recomiendo a nadie que las lea. la clave del poema está en su poderosa belleza, en sus imágenes, en la poesía pura que lo conforma. no hacen falta interpretaciones.



Eliot escribió más poesía. Coriolano, o cuatro cuartetos, son algunos de sus poemas más conocidos. Militó en el círculo de Virginia Woolf, ese grupo casi místico de intelectuales conocido como "Bloomsbury", junto con Rusell o el propio Keynes. Admiró a Joyce, con el que le une el interés y la habilidad en la interpretación del corazón a la vez grandioso y vulgar de la gente sencilla.



Como su poema prefigura, fue tan estéril como esa tierra baldía. Nunca pudo tener hijos.



La traducción al español de J M Valverde es soberbia, como siempre.

Conclusión: