Las joyas del paraíso - Donna Leon
Decepcionante - Las joyas del paraíso - Donna Leon Literatura Extranjera

Nuevas opinión ... hizo carne (2012). Es también autora del libro de ensayos Sin Brunetti (Seix Barral, 2006) y prologuista de la atípica guía Paseos por Vene... más

Decepcionante
Las joyas del paraíso - Donna Leon

Raquel_Alonso

Nombre del usuario: Raquel_Alonso

Producto:

Las joyas del paraíso - Donna Leon

Fecha: 26/06/13

Valoración::

Ventajas: Ninguna

Desventajas: Sosa, lenta y aburrida . Ni el argumento ni los personajes tienen el más mínimo interés

Lass novelas de Donna Leon, protagonizadas por el comisario Brunetti, localizadas en Venecia, el retrato de la corrupta sociedad italiana,... le han reportado el apelativo de "la gran dama del crimen". Y si bien todas estas etiquetas comerciales tienen el valor que cada uno les quiera dar, lo cierto es que sus novelas están bien.
Sin embargo, por variar, tentada por la sección de novedades de la biblioteca y por la sinopsis, esta vez me decidí por Las joyas del paraíso, que no protagoniza este comisario y que ha sido una gran decepción y una tremenda pérdida de tiempo.


** Donna Leon

Nació en Nueva Jersey el 28 de septiembre de 1942. En 1965 estudió en Perugia y Siena. Continuó en el extranjero y trabajó como guía turística en Roma, como redactora de textos publicitarios en Londres y como profesora en distintas escuelas norteamericanas en Europa y en Asia (Irán, China y Arabia Saudita).
Protagonizadas por el comisario Brunetti, ha publicado, siempre en Seix Barral, las novelas Muerte en La Fenice (1992), que obtuvo el prestigioso Premio Suntory a la mejor novela de intriga, Muerte en un país extraño (1993), Vestido para la muerte (1994), Muerte y juicio (1995), Acqua alta (1996), Mientras dormían (1997), Nobleza obliga (1998), El peor remedio (1999), Amigos en las altas esferas (2000) --Premio CWA Macallan Silver Dagger--, Un mar de problemas (2001), Malas artes (2002), Justicia uniforme (2003), Pruebas falsas (2004), Piedras ensangrentadas (2005), Veneno de cristal (2006), Líbranos del bien (2007), La chica de sus sueños (2008), La otra cara de la verdad (2009), Cuestión de fe (2010), Testamento mortal (2011) y La palabra se hizo carne (2012). Es también autora del libro de ensayos Sin Brunetti (Seix Barral, 2006) y prologuista de la atípica guía Paseos por Venecia (Seix Barral, 2008).
Sus libros, traducidos a veintiséis idiomas, incluido el chino, son un fenómeno de crítica y ventas en toda Europa y Estados Unidos.
Desde 1981 reside en Venecia.

_________________
Las joyas del paraíso
_________________

** Sinopsis:

Caterina Pellegrini, experta en ópera del Barroco, rastrea la existencia de una valiosa herencia en unos documentos hallados por los descendientes de un genial compositor vinculado a la Iglesia católica. Caterina se adentra en la Venecia de finales del siglo XVII, investigando, sin proponérselo, la supuesta implicación del músico en el crimen más famoso de la época.
En Las joyas del Paraíso, Donna Leon reúne sus tres grandes pasiones: la novela negra, la ciudad de Venecia y la música barroca. Una trama magistral, como la mejor aria, la partitura perfecta, aquella en la que cada nota, cada protagonista, esconde su propio secreto.



** Mi lectura

Como dije antes me gustan las novelas protagonizadas por Brunetti, las tramas están bien, la ambientación están muy conseguida, el retrato de la sociedad italiana, el trasfondo social... Pero, en esta ocasión, me apetecía ver cómo Donna Leon se salía de este personaje. Y, sinceramente, creo que el intento ha sido un fiasco.
Además la reseña editorial: "Una trama magistral, como la mejor aria, la partitura perfecta, aquella en la que cada nota, cada protagonista, esconde su propio secreto" no puede ser más desacertada.

Caterina Pellegrini es una investigadora experta en música barroca. Trabaja en la universidad de Manchester cuando un compañero le ofrece un trabajo en una fundación, en Venecia, su ciudad natal, y que ella no duda en aceptar sin saber muy bien en qué consiste.
Una vez allí le aclaran los términos del contrato. Su trabajo consistirá en estudiar el contenido de dos baúles de documentos que pertenecieron a Steffani (cantante, compositor, obispo y diplomático italiano) y cuya propiedad se disputan dos de sus descendientes.
Para comprender mejor el contexto histórico y personal de los documentos Caterina amplía su estudio, no se centra sólo en el legado, sino que intenta acercarse a la persona de Steffani. De esta manera descubre que pudo estar involucrado en el asesinato de un personaje de la corte prusiana.
Después de haber leído más de la mitad de una novela aburrida cargada de datos técnicos sobre música barroca que una profana como yo no entendía aún cuando Donna Leon pretende ser didáctica (y se queda solo en la intención porque ya digo que no lo consigue), llegamos a lo que nuevamente pretende (y nuevamente se queda en la intención) ser intrigante.

Después de páginas y páginas de ensayo musicológico llegamos a páginas y páginas de ensayo histórico de la vida de Steffani y los personajes de la corte prusiana entre los que se movió. Un aburrimiento mortal que soporté esperando que la novela mejorara pero que fue en vano.
El argumento es muy arriesgado. Es mucho más difícil dotar de misterio un crimen ocurrido hace más de 300 años que uno actual porque el primero ya carece de interés. Pero tal y como está planteado este misterio aparece de forma muy secundaria y en medio de una sobredosis de datos en los que cualquier rastro de intriga se pierde.

Donna Leon es una apasionada de Italia en general y de Venecia en particular. Y si en la serie de novelas protagonizadas por Brunetti esta ciudad aparece perfectamente retratada a través de los ojos del comisario, que también la adora, en este caso no es así.
Por otro lado de igual manera que en Muerte en la Fenice la pasión de la autora por la ópera queda demostrada en esta ocasión su ansia por centrarnos en un contexto e ilustrarnos la desborda. Se le va de las manos y se convierte en una sucesión de datos tediosa.

Los personajes son absolutamente planos.
Caterina es una apasionada de la música sin ninguna otra afición conocida y sin más interés.
Los dos primos herederos son dos avaros únicamente movidos por el hipotético valor del legado.
El abogado se queda en mediador aunque su supuesta pertenencia al Opus Dei hubiera dado muchísimo más de sí pero se queda en una pincelada de su personalidad que realmente no aporta nada.
Y así con el resto, que tampoco son muchos.
El más interesante, con creces, es el colega rumano que le ofrece el trabajo y que se pasa el día borracho. Así que con esto está todo dicho.
Queda claro que la novela no me ha gustado. No engancha ni su parte histórica ni su parte de misterio. Los personajes no transmiten nada y la autora tampoco y, después de 300 páginas tediosas, llegamos a un final igual de aburrido.


** Ficha técnica:

Seix Barral. Colección Biblioteca Abierta.
320 páginas
Precio: Rústica con solapas: 18,50 Euro; electrónico: 6,99 Euro
ISBN: 978-84-322-1394-6
Encuadernación: Rústica con solapas
Publicación: Septiembre 2012


Opinión publicada en mi blog: http://lecturasylectoras.blogspot.com

Conclusión: Una novela de la que me esperaba muchísimo más