Las Penas del Joven Werther - Goethe
Para enamorados - Las Penas del Joven Werther - Goethe Literatura Extranjera

Nuevas opinión ... alemán con esta novela se hace muy célebre, por qué, nace con ella una corriente pero romántica, y arrastra a los jóvenes y no tan jóven... más

Para enamorados
Las Penas del Joven Werther - Goethe

supersilvia05

Nombre del usuario: supersilvia05

Producto:

Las Penas del Joven Werther - Goethe

Fecha: 19/03/05 última modificación 09/05/05 (67294 Número de veces leída)

Valoración::

Ventajas: muy bonito

Desventajas: nada

Después de estar un tiempecito sin escribir una opinión, hoy vuelvo a la carga para aconsejaros un libro que me encantó la primera vez que me lo leí (hace ya bastantes años) y que hoy, al hacerlo por segunda vez, me ha vuelto a hechizar. El libro del que os hablo es “Werther”, de Johann Wolfgang von Goethe.

Conocí el libro en 2º bachillerato a través de mi profesora de literatura universal; ella estuvo algunas clases hablando de las obras de Goethe (de Fausto y de Werther, principalmente) y nos recomendó que nos lo leyésemos. Poco tiempo después, en mi casa, descubrí entre mis libros que estaba el Werther y decidí leérmelo.

EL AUTOR
----------------

El autor del libro fue un alemán llamado Johann Wolfgang von Goethe, considerado el precursor del romanticismo alemán. Su obra literaria abarca muchos géneros: poesía, teatro, ensayo y novela.

Fue un personaje importante en la sociedad de su época. Estuvo colocado en la Corte de Weimar (lo que le permitió conocer a personajes muy ilustres, como Napoleón o Beethoven) y gozó, además, de la fama, el respeto y la admiración de la sociedad.

Durante los últimos años de su vida estuvo trabajando junto a Johann Peter Eckermann, quien publicó las obras completas de Goethe.

LA OBRA
--------------
El argumento de la obra es el siguiente: Werther es un joven alemán que marcha lejos de su hogar llorando la separación de una amiga y conoce a Carlota, una mujer de la queda profundamente enamorado nada más conocerla. El problema principal con el que se encuentra el protagonista es que Carlota está comprometida con Alberto, quien se encuentra lejos de su casa.

Conforme va pasando el tiempo, Werther y Carlota van haciéndose inseparables y nace entre ellos una profunda relación (amistosa para ella, de amor para él). Sin embargo, al fin llega el día en que Alberto regresa a casa para casarse con Carlota. Es entonces cuando Werther siente la desolación y la angustia que le provoca el ver como la mujer a la que ama va a casarse con un hombre que no la merece tanto como él.

El libro está escrito en forma de diario y de cartas que Werther dirige a su hermano Guillermo y, en ocasiones, a su amada Carlota, contándoles todas las cosas que le van sucediendo y todos los sentimientos que va experimentando.

Parece ser que el libro tiene cierto contenido de autobiografía, ya que el propio Goethe se enamoró en su momento de la prometida de un amigo suyo.

LOS PERSONAJES
--------------------------

Los personajes principales que participan en el libro son el triángulo amoroso formado por Werther, Carlota y Alberto; pero, además de ellos, intervienen en el libro más personajes, como los hijos de Carlota, distintos administradores y condes a los que Goethe no da nombre, etc.

Así son los personajes principales de la obra:

WERTHER: es un joven artista, dotado de una gran cultura, sensible y apasionado, amante de la naturaleza. Además de esto, es una persona solitaria que vive en una sociedad que aborrece: no le gusta la burocracia, las distinciones entre clases y el tener que mostrarse de una manera “políticamente correcta”.

CARLOTA: representa el ideal femenino del romanticismo. Es una mujer bella, culta, espontánea, natural y sencilla, que personifica el papel de mujer-madre, responsable y atenta a todo y todos los que la rodean.

ALBERTO: el futuro marido de Carlota es el contrapunto a la figura de Werther: es un hombre razonable, moderado y reflexivo. A veces se muestra falto de sensibilidad y por eso no entiende ciertas cosas de la manera de pensar y actuar de Werther.

LAS CONSECUENCIAS DE WERTHER
------------------------------------------------- ----

Ahora os voy a hablar un poco de todas las consecuencias que tuvo la publicación de “Werther”, pero antes debo advertiros que si seguís leyendo este apartado sabréis de qué manera acaba el libro, así que si no lo habéis leído os aconsejo que os saltéis este trocito.

La publicación de la obra supuso un auténtico boom, y el libro se convirtió en poco tiempo en un fenómeno de masas, generando situaciones a las que hoy estamos muy acostumbrados. Todos hemos podido ver cómo de ciertos fenómenos de tendencias actuales surge todo tipo de merchandising; así, estamos acostumbrados a ver todo tipo de artículos del fenómeno que fue Operación Triunfo: montón de libros de la vida de los triunfitos, camisetas, karaokes, muñecos, colonias, cojines, almohadillas para el ratón, etc.

Lo que no es tan normal es ver cómo una obra literaria provoca este tipo de cosas; sin embargo, el “Werther” inspiró parodias en otras novelas, poemas y dramas teatrales, además de generar un merchandising que hasta entonces no se conocía: en la época llegó a venderse una colonia del libro (eau de Werther), muñequitos que caracterizaban a Carlota y Werther, abanicos y guantes con la figura de los personajes, se vendían réplicas de la ropa que llevaba Werther, así como tazas, joyas, etc.

Pero las repercusiones de la obra fueron más allá. En el libro se puede ver como Werther, para poner fin a todos sus sufrimientos, decide suicidarse pegándose un tiro. Y muchos jóvenes de esa época que se sentían apenados por los mismos motivos que Werther decidieron suicidarse de la misma manera que él: se vistieron igual, se sentaron en un escritorio, abrieron un libro y se dispararon… para que luego digan que la literatura no levanta pasiones.

OPINIÓN SOBRE EL LIBRO
----------------------------------------

Como ya he dicho al principio de esta opinión, es la segunda vez que me leo el libro y cada vez me va gustando más. Pero hay que tener en cuenta una cosa: en el prólogo de la edición de mi libro se dice que “para leer el Werther hay que haber amado”. Yo creo que esto que se dice es un requisito imprescindible para que nos guste el libro. Quien nunca haya estado enamorado no podrá comprender bien el mundo de las pasiones de Werther, su alegría e ilusión inicial al conocer a Carlota, los sentimientos que tiene al ir conociéndola cada vez más, la desdicha y la desolación que empieza a sufrir al conocer a Alberto y al comprender ciertamente que él (Werther) está lejos de Carlota, el progresivo abatimiento que sufre como consecuencia del amor frustrado que siente…

En el libro se describen situaciones que cualquier persona que haya estado enamorada ha sentido: ese sentimiento al tocar por casualidad las manos de la otra persona, el deseo de que vuelva a pasar, las miradas que inevitablemente se clavan en la persona a la que quieres, etc.

Supongo que es por esto por lo que tanto me gusta el libro, porque aparecen reflejadas situaciones que me han pasado a lo largo de mi vida y con las que me siento totalmente identificado. Por eso creo que es cierto que quien no haya amado no entenderá el sufrimiento de Werther.

Ahora os voy a poner algunos fragmentos del libro, pequeños retazos de sentimientos que experimenta el protagonista y con el que muchos de vosotros creo que os sentiréis identificados. Espero que os guste.

“¡Qué niños somos! ¡Con qué vehemencia suspiramos por una mirada! Las señoras salieron en coche, yo buscaba los ojos de Carlota. Su mirada vagaba, de un lado a otro, sin dirigirse a mí. Pasó el coche y lo seguí con la vista. Carlota sacó la cabeza por la portezuela y se volvió a mirar. ¡Ah!... ¿Era a mí? Acaso se volvió para verme; acaso…”

“Quisiera que vieras la estúpida cara que pongo cuando la gente habla de Carlota y, sobre todo, cuando me preguntan si me gusta. ¡Gustarme! ¿Qué hombre habrá a quien no le guste, a quien no le robe el pensamiento y todo sus ser?”

“¡La veré!, exclamo con júbilo por la mañana cuando al despertarme dirijo mis miradas hacia el sol naciente. La veré, y no tengo otro deseo en todo el día”.

“Hay ocasiones en que no comprendo cómo puede amar a otro hombre, cómo se atreve a amar a otro hombre, cuando yo la amo con un amor tan perfecto, tan profundo, tan inmenso… cuando no conozco más que a ella, ni veo más que a ella, ni pienso más que en ella”

“Tienes razón cuando dices que aquí abajo habría menos amarguras si los hombres no se dedicasen con tanto ahínco a recordar los dolores antiguos, en vez de soportar con entereza un presente tolerable”.

Esto son sólo pequeños fragmentos del libro, pero hay mucho más. La temática central de la obra es el amor (y los fragmentos que he puesto van sobre eso), pero también podemos ver cómo el protagonista nos habla de la naturaleza, del tipo de sociedad en el que vive y que tanto odia, etc.

Para concluir, sólo voy a añadir que el libro no se hace en ningún momento pesado, que tiene un lenguaje bastante sencillo (no se pierde en descripciones complejas ni técnicas de los sentimientos, la naturaleza, la sociedad, etc.) y que tiene una extensión más bien corta.

Conclusión: