Los Lugares Secretos - Paula Soler
El ama era ella - Los Lugares Secretos - Paula Soler Literatura Extranjera

Nuevas opinión ... su corazón cerrado. Él se casa en un par de semanas con la mujer que quiere. No pueden quererse, no pueden tener una relación. Y, sin emb... más

El ama era ella
Los Lugares Secretos - Paula Soler

lakylete

Nombre del usuario: lakylete

Producto:

Los Lugares Secretos - Paula Soler

Fecha: 01/10/13

Valoración::

Ventajas: Argumento, personajes, más calidad que la normal en el género erótico, lenguaje elegante

Desventajas: Que no os atraiga nada el género

"Los lugares secretos" de Paula Soler es una novela calificada como erótica pero que, como luego os contaré, tiene también mucho de romántica. Reconozco que cuando la editorial me la ofreció me lo pensé mucho. Como ya os he dicho en alguna ocasión, estoy bastante saturada del género y, una vez que termine la única novela que de él tengo pendiente, dudo que vuelva a leer algo más durante muuuucho tiempo. Ciertamente, hay novelas de este género que he disfrutado pero más por la novedad que por otra cosa y lo que tengo claro es que no va a estar entre mis favoritos.

Así que me enfrenté al libro con un poco de pereza pero he de reconocer que lo he disfrutado, bastante más de lo que esperaba. Ha resultado ser una lectura amena, que aporta un punto de vista diferente, más elegante de lo acostumbrado en el género y con una buena historia de base.


==Paula Soler==

Paula Soler es el seudónimo de una periodista barcelonesa de treinta y cinco años que debuta en la ficción con Los lugares secretos, una historia intensa, de alto contenido erótico y unos personajes tan humanos como todos nosotros.


==Datos técnicos==

Título: "Los lugares secretos"
Autora: Paula Soler
Editorial: Grijalbo
Edición: tapa blanda con solapas
Fecha de edición: junio de 2013
Páginas: 300
Precio: 15,90 euros la edición en papel / 4,99 euros edición digital
ISBN 9788425351358


==Argumento==

En el Paseo Nuevo de San Sebastián, un joven que está a punto de casarse y una mujer vestida con una gabardina cruzan sus miradas. Se van a tomar un café en uno de los bares de la Parte Vieja donostiarra y, cuando ella se va, se deja olvidado su teléfono móvil. Él, David, no puede evitar leer los mensajes que le van llegando: mensajes extraños, todos de hombres, que parecen desesperados por contestar con la misteriosa mujer.

Pronto ambos olvidan el encuentro y vuelven a su vida, en Barcelona. Él es un abogado, con un hermano con problemas a cargo desde la muerte de sus padres, que está a punto de casarse. Ella se llama Irene y es una dominadora. De día es la directora de la cadena de hoteles con encanto que le legó su marido. De noche, en el palacete también heredado ejerce sus poderes de dominación sobre sus sumisos.

Cuando una entrevista hecha a Irene aparece en los medios de comunicación, David ya sabe dónde encontrarla para devolverle su móvil. Pero la atracción que sintió en San Sebastián se va a convertir en fascinación cuando es consciente de la forma en la que ella vive el sexo.

Ella no quiere querer a nadie, tiene su corazón cerrado. Él se casa en un par de semanas con la mujer que quiere. No pueden quererse, no pueden tener una relación. Y, sin embargo...


==Impresiones==

"Los lugares secretos" es una novela romántico-erótica que nos presenta el BDSM - la sumisión, vaya- desde otro punto de vista: aquél en el que la dominadora es ella y el sumiso él. El BDSM se ha hecho famoso y conocido (al menos para mí, antes no sabía realmente en qué consistía) tras el rotundo éxito que tuvo la trilogía de Grey. En esas novelas él era el amo y ella, la sosa Anastasia, la sumisa. Luego tuve ocasión de leer "Diario de una sumisa" que no me gustó. No porque estuviese mal escrito sino por su contenido; aún respetando las preferencias de cada cual, no pude entender que alguien se sometiese voluntariamente a esas prácticas y eso me impidió disfrutar de su lectura.

Pero me faltaba el otro punto de vista: ¿qué tal sería cuando la mujer es la que domina y el hombre el que obedece? Pues, para mí, qué os voy a decir: es mejor. Tampoco es que me vea yo en el papel ni mucho menos pero, antes que soportar dolores y humillaciones varias, cualquier cosa. Por otro lado, precisamente las novelas que he leído en las que la sumisa era ella (más la de Sohpie Morgan que las otras), eran mucho más fuertes y salvajes: realmente había muchas ocasiones en las que se le infligía auténtico dolor y situaciones que yo no puedo sino calificar de humillantes. Mientras que en este caso, todas las escenas descritas son mucho más suaves, más contenidas. Básicamente se traducen en obediencia: el ama manda, el sumiso obedece pero Irene no llega a humillar ni a azotar a sus sumisos., simplemente los tiene a su merced, pendiente de sus deseos y sus órdenes. Yo creo que por eso me ha gustado esta novela, porque es bastante light, apta para estómagos sensibles y para gente a la que no nos gusta ese tipo de prácticas.

En esta novela tanto ella, Irene, como él, David, son protagonistas por igual (tanto monta, monta tanto). La fórmula que utiliza la autora para conseguir que ninguno de ellos se coma literariamente al otro, es alternar capítulos protagonizados, ora por ella, ora por él. Ambos aparecen narrados por su protagonista, en primera persona. Esta fórmula, además de acercarnos por igual a ambos personajes, consigue que veamos todo lo que ocurre desde los dos puntos de vista. No es que en un capítulo se cuente un trozo de la historia y en el siguiente se cuente lo mismo pero desde el punto de vista del otro protagonista, porque siempre se introducen elementos nuevos. Pero sí que hay algunas escenas que las vemos desde ambas perspectivas por lo que sabemos perfectamente cómo se siente cada uno de ellos en cada momento.

Los protagonistas son, como digo, Irene y David. Dos personajes muy diferentes que no tienen, en principio, nada que ver. Irene es una mujer que se casó con un hombre rico y mayor que ella, que fue quien la introdujo en este mundillo de la sumisión. Se querían mucho y su prematura muerte le dejó un gran vacío en el corazón que no tiene ninguna intención de llenar. Además de mucho dinero y dos hijastros de su edad que no la pueden ni ver por haberse quedado con el dinero de su padre. Irene es una mujer de negocios que esconde un secreto: en la intimidad le gusta dominar a los hombres. Y a sus sumisos les gusta que les dominen pues, como bien sabréis, en estas técnicas lo que prima es, por supuesto, la voluntariedad.

David es un joven que está a punto de casarse. Tuvo que madurar muy pronto pues con diecinueve años sus padres murieron en un accidente de tráfico, dejándole a su hermano Alex, un chico con problemas que entonces tenía cuatro años de edad. En el sexo, tiene unas preferencias que podemos llamar "normales" y jamás se ha planteado técnicas diferentes, como las de la sumisión. Está a punto de casarse con una chica guapa, inteligente, graciosa, maja, una chica bien con la que está seguro que será muy feliz. Pero Irene y su forma de ver el sexo le atraen como a una polilla la luz y, aunque no debe, no puede evitarlo...

Es ésta una novela con un componente erótico, qué duda cabe, pero en la que, en mi opinión, lo que prima no es eso sino la historia entre los dos protagonistas, la cual es una historia de amor. Irene y David se sienten atraído el uno por el otro desde un primer momento pero, aunque se vista de atracción sexual, queda claro que es algo más que eso. Sin embargo, hay circunstancias que les separan; circunstancias que, básicamente, se refieren a ellos mismos pues ni uno ni la otra se permiten desarrollar esa atracción/amor que experimentan y que consideran no conveniente.

Las escenas eróticas están descritas con detalle pero de forma elegante. Se utiliza un lenguaje directo y descriptivo pero no soez, lo que demuestra que se puede llamar a las cosas por su nombre sin caer en la vulgaridad en la que caen otras novelas del género. Esto es lo que más me ha gustado de la novela. Tras leer en "La sociedad Juliette" tropecientas veces ciertas palabas malsonantes, ver que en esta novela el lenguaje es mucho más comedido, me ha encantado. No me siento cómoda ni oyendo ni diciendo palabrotas, no me gusta. Y tampoco me gusta leerlas, al menos con tanta abundancia como se dan en esa otra novela.

Por otro lado, si a la sociedad le achacaba que apenas tenía argumento, "Los lugares secretos" sí que lo tiene. Y es un buen argumento, bien desarrollado, con la suficiente descripción e introspección en la psique de los personajes que hace que, cuando llega una escena de alto voltaje, sientas que tiene que ser así, que encaja, y que el libro no es una mera excusa para hilar una escena de sexo tras otra.
Los personajes están muy bien descritos. La autora realiza un gran esfuerzo para mostrarnos sus personalidades y no ahorra páginas a la hora de hacerlo. Al final, nos da la impresión de conocerlos. Son personajes nada planos, con sus cosas buenas y malas, que piensan una cosa y desean otra y los lectores asistiremos en primera fila a su lucha interna entre lo que creen que deben hacer y lo que su cuerpo y corazón les piden hacer.

Otro aspecto que me ha gustado de la novela -aunque esto ya es estrictamente algo personal- es que parte de ella transcurre en mi ciudad. Una parte mínima, es cierto, por cuanto que la mayor parte de ella ocurre en Barcelona (otra vez, hay que ver lo literaria que es esta ciudad) pero suficiente para que me hiciese ilusión. La novela empieza en el precioso Paseo Nuevo de mi ciudad, donde ambos protagonistas están contemplando cómo rompen las olas contra las rocas y sigue en uno de los numerosos bares que se encuentran en lo viejo, a apenas unos metros. Me ha gustado mucho, cómo no.

La novela está escrita en un estilo sencillo, descriptivo en muchas ocasiones, cuidado y más elegante de lo que suele ser habitual en el género. De hecho, su calidad literaria considero que está por encima de la media de lo que he leído últimamente (del género) por lo que me alegro al constatar que, además, la autora es española (aunque no sepamos quién es porque Paula Soler es un pseudónimo)


==Conclusión final==

"Los lugares secretos" es una novela muy entretenida, que se lee sola y con mucha facilidad. Una novela romántica con ciertas dosis de erotismo, que en todo momento guarda una cierta elegancia que hace que no resulte ofensivo para ningún potencial lector. Quizás los aficionados a la novela erótica pura y dura la puedan considerar excesivamente suave pero, para el resto, me parece mucho más recomendable que otras de este género que tan de moda se ha puesto últimamente.

Conclusión: Una novela romántico-erótica, con una calidad superior a la media