Pideme Lo Que Quieras - Megan Maxwell
Pideme Lo Que Quieras - Pideme Lo Que Quieras - Megan Maxwell Literatura Extranjera

Nuevas opinión ... el argumento no tiene mayor finalidad que la de rellenar algunas páginas entre sexo y sexo para hacer una historia de la más pura fantas... más

Pideme Lo Que Quieras
Pideme Lo Que Quieras - Megan Maxwell

LORNERNIE

Nombre del usuario: LORNERNIE

Producto:

Pideme Lo Que Quieras - Megan Maxwell

Fecha: 19/01/14

Valoración::

Ventajas: Pasar un rato "mirando lo que otros hacen"

Desventajas: ver un trabajo copiado

El plagio de "50 sombras de Grey" en versión española, es básicamente el argumento y el esqueleto de este libro.

Anastasia y Christian se llaman en esta novela Ruth y Eric Zimmerman.

La estructura de la novela está calcada desde sus primeras páginas hasta el final, cortado con guillotina y dejando la historia sin terminar.

Ruth es una secretaria que trabaja en Madrid, en una empresa alemana y cuyo jefe y dueño es Eric. La secretaria y el jefe desde el primer momento se sienten atraídos como un imán y desde las primeras páginas de la novela hay una sucesión de encuentros sexuales en los que se detalla cada episodio íntimo con todo lujo de detalles. Parece incluso que el argumento no tiene mayor finalidad que la de rellenar algunas páginas entre sexo y sexo para hacer una historia de la más pura fantasía.

En paralelo a los encuentros tórridos de Ruth y Eric, nos encontramos con otras escenas entre la jefa de Ruth y un joven empleado, que aprovechan cualquier momento libre para dar expansión a sus instintos.

La historia de la secretaria y el jefe, como he dicho, es un calco de la contada sobre la vida del Sr Grey y sus 50 sombras, a excepción del sado masoquismo que no aparece en "Pídeme lo que quieras" y una novedad que introduce éste último: las orgías.

Con Ruth y Eric entramos a formar parte de los tríos, los mirones y sobre todo los encuentros sexuales multitudinarios donde de una forma "respetuosa" procurar el placer a los demás y a uno mismo parece ser la máxima de los encuentros.

El morbo por presenciar como otras personas practican sexo es el tema central de toda la novela y la base de la atracción de esta atípica pareja.

El argumento "urbano" de la novela es la relación entre chica joven independiente y hombre joven, poderoso, divorciado, con experiencia y con gustos sexuales especiales y dominantes, con ganas de controlar y proteger.

Reconozco que Megan es bastante imaginativa en lo de introducir personajes sexuales en la trama por cualquiera de los lugares donde sitúa a los personajes principales; pero el hecho de ser una reiteración de la novela de E. L. James hace que pierda la fuerza del factor sorpresa.

Incluso, al igual que el modelo que sigue, en su primer libro de la trilogía ha cortado su lectura de una forma radical como si de una serie televisiva se tratase, para que nos enganchemos al capítulo siguiente. En este caso, al segundo libro siguiente.

En conclusión, es una novela sexual que si no has leído la de "50 sombras de Grey" incluso te puede impactar. En mi opinión, copiar tan descaradamente la idea de otros no me parece tan elogiable, aunque introduzca variantes y novedades o anécdotas diferentes.

El factor originalidad, deja mucho que desear. Incluso me atrevería a decir que es poco ético presentar un trabajo basado en el proyecto de otra persona que ha conseguido resaltar con su ingenio o su atrevimiento.

Conclusión: el plagio de 50 sombras de Grey