Los Perros Hambrientos - Ciro Alegría
Los perros hambrientos (Ciro Alegría) - Los Perros Hambrientos - Ciro Alegría Literatura Latinoamericana

Nuevas opinión ... en esta obra se da a conocer la armonia, la confianza el amor entre el hombre y los animales(perros) se puede ver claramente la f... más

Los perros hambrientos (Ciro Alegría)
Los Perros Hambrientos - Ciro Alegría

spaceball

Nombre del usuario: spaceball

Producto:

Los Perros Hambrientos - Ciro Alegría

Fecha: 27/01/01 última modificación 27/01/01 (7475 Número de veces leída)

Valoración::

Ventajas: Poderos retrato social, la historia de los olvidados...

Desventajas: En momentos se hace muy dura la realidad

Ciro Alegría. LOS PERROS HAMBRIENTOS. Libro de bolsillo. Alianza Editorial. Madrid 1994. 1ª Edición de 1982.

---------------------------------------- ----------------



El reflejo de una sociedad agraria en condiciones durísimas, sin moneda, donde se desarrolla el trueque con los pocos excedentes que producen la tierra y el ganado, en su mayoría ovejero. En este relato se entremezclan la vida de los pastores, los bandoleros y los agricultores, incluso se pueden practicar todos estos oficios a la vez. Las mujeres se dedican a tejer y a la artesanía manual, aunque también sacan los rebaños y cuidan el bohío, la choza. Los bandoleros, lo son por las penurias de la vida en el norte de los andes, en los alrededores del río Marañón. También hay un apartado de la novela que refleja la vida de estos bandoleros, pero no se matiza el porqué de esta situación; aunque la evidencia puede hacer pensar en las penurias de los que no tienen nada.

Existe un vínculo muy estrecho entre el hombre y sus perros. Este animal tiene un peso específico fundamental en estas sociedades pastoras.

Se narra la monotonía en los pastos, los idilios y el amor, quizás de forma bucólica, en un principio, para luego, volverse un relato muy realista y crudo. En los primeros capítulos se nos hace un cuadro social de lo que representa la vida montañesa, los rebaños, los necesarios perros ( a los que presenta y describe como personas ), los campos de maíz, los bohíos donde habitan las personas que irán desfilando a través de una correlación de relatos, aunque se puede decir que todos ellos giran alrededor de la familia (extensa) de Simón Robles, aunque salen otros muchos personajes de la zona.

Incluso da la sensación de que la novela está protagonizada por los perros, que junto a sus dueños son el hilo conductor de todo el testimonio. Su importancia para el resguardo del rebaño, la fuente de vida, junto a la tierra, de estas comunidades. Los perros que van a ser ovejeros, desde que nacen, los ponen a amamantar de las propias ovejas, de esta manera, el perro se siente parte del rebaño, el resto de la camada no tanto, son destinados a otros 'trabajos'.

'El cholo' es el otro protagonista, el indio, el mestizo. El Cholo Cetrino, faz de rasgos indios, mezclados con los rasgos de sus ancestros y los hispanos. Son sociedades donde está patente el choque racial. Ellos son los amos de estos perros tan hambrientos como sus dueños. El título, en mi opinión, es muy significativo, porque cuando inicias la novela, con las descripciones de los perros, da la sensación de que ellos son los protagonistas, después, cuando continúas y refleja el hambre hasta en los perros, te imaginas la situación límite que viven los hombres.

Se reflejan las formas de vida a la perfección, la presencia de gendarmes, como elementos hostiles a estas comunidades. Los protagonistas viven en una sociedad marginal, ya que se trata de escapar del control estatal o gubernamental, esto queda patente en el enfrentamiento con los gendarmes para evitar las levas y el reclutamiento.

También hace acto de presencia la religión, entremezclada con la tradición, sobre todo con la demanda de milagros cuando lleguen las penurias.

La monótona vida de los personajes se rompe con la falta de las lluvias, la sequía y la muerte de los campos. El autor dice que como estaban acostumbrados a las lluvias, no se pensó en poner las sementeras en terrenos accesibles para el agua de riego. Por lo que el inicio de las malas cosechas significa el inicio del hambre. Lo que también significa el hambre para los perros. Es entonces cuando el perro se vuelve competencia directa del hombre por los alimentos. Dualidad, porque mientras los hombres se revelan contra sus 'dueños', los cabildos/caciques que controlan los suministros, los perros también se rebelan contra sus amos.

Además de la agonía de las situaciones extremas, el hambre y la muerte, existe la esperanza de que cambien las cosas, se espera el milagro. Que llega con las lluvias (la lluvia güena), que devuelve la vida a la tierra y a los hombres.

Constantemente, la novela, hace uso del lenguaje popular de los montañeros de los Andes del Norte, con una calidad artística y formal excepcional. Este magnífico reflejo social, transmite de forma muy triste y cruda las penurias de unas comunidades agrarias-ganaderas en una naturaleza hostil, en unas estructuras sociales injustas y propias de otros tiempos, un juego que utiliza el autor, que en ningún momento encuadra temporalmente la novela, porque son comunidades que viven de la misma forma desde siempre.

Conclusión: