Ikea, Idealisk Rallador
Multirallador - Ikea, Idealisk Rallador Menaje Cocina

Más Productos para la cocina Ikea

Nuevas opinión ... aunque para eso prefiero usar el pelador de patatas. Me lo compré en el Ikea de Badalona y me costó 4,50Euro. No es que sea una gang... más

Multirallador
Ikea, Idealisk Rallador

luna_llena

Nombre del usuario: luna_llena

Producto:

Ikea, Idealisk Rallador

Fecha: 06/02/10

Valoración::

Ventajas: cómodo, corta bien, facil de limpiar

Desventajas: los agujeros más pequeños desperdician mucho alimento

Este rallador lleva en mi cocina unos cuantos años ya. Antes tenía un rallador que era una tabla en la que me dejaba los dedos rallando y era muy incómoda porque la tenía que apoyar contra mi cuerpo. Por eso cuando me tope con este rallador en el Ikea, lo primero que pensé fue en la comodidad de tenerlo apoyado encima del plato.

Es de acero inoxidable. No recuerdo cuanto me costó en su día. Ahora mirando en la página del Ikea he visto que está a 3,99 euros.

El rallador tiene 4 tipos de ralladuras. En un lateral se puede cortar en rodajas y en los otros rallar desde un grosor grande a diminuto.

Uso el lateral de las rodajas principalmente para la remolacha y el huevo duro. Las rodajas salen de un grosor normal.

Para rallar queso, zanahorias y jamón de York uso la parte que tiene los agujeros más grandes.

No uso los otros porque se desperdicia mucho alimento. Al ser los agujeros más pequeños, el alimento pasa con más dificultad y parte se queda en el rallador. Luego para limpiarlo es un horror, porque el queso se queda metido en los agujeros. Si froto con una esponja, se hace cachitos. Hay que coger un cepillo para limpiar bien. Aunque se ponga en el lavavajillas, no arrastra los restos de alimentos metidos en los agujeros pequeños.

Para evitar estas incomodidades uso siempre los agujeros grandes. Se limpian mucho mejor tanto a mano como en el lavavajillas.

Al principio os hablaba de la comodidad de poder apoyarlo en un plato. Esto para mi ha sido todo un acierto. Con una mano sujeto el rallador por el asa y con la otra mano paso el alimento. El alimento rallado se queda metido dentro del rallador por lo que no se sale del plato como ocurría con el rallador que tenía antes. Cuando se llena lo levanto para vaciarlo y puedo seguir rallando.

Este rallador es todo un invento por parte de los suecos. Quitando los agujeros más pequeños, es cómodo para usar y limpiar. Cuidado con los dedos porque corta bastante. En casa, lo usamos a menudo y está como el primer día.

Conclusión: ----