Huawei E5832
El módem sin cables más pequeño - Huawei E5832 Modem / RDSI / DSL

Más Modems / RDSI / DSL Huawei

Nuevas opinión ... no es una pantalla, sino que bajo ella se encuentran 5 indicadores LED de colores que sirven para indicar el estado de funcionamiento d... más

El módem sin cables más pequeño
Huawei E5832

arrevo

Nombre del usuario: arrevo

Producto:

Huawei E5832

Fecha: 28/06/10

Valoración::

Ventajas: Calidad de la conexión, sencillez de uso, utilidad

Desventajas: Requiere recargar la batería, el alcance del WIFI es corto

¡Hola de nuevo, compis!

Ahora que se acerca el veranito y nos queremos llevar el internet con nosotros hasta la arena de la playa o la cima de la montaña, viene muy bien hacerse con una línea de datos inalámbrica y un pincho USB. El problema es que cuando nos vamos a un lugar con poca cobertura en interiores tenemos que hacer malabares para que la minúscula antenita del pincho de marras capte la mejor cobertura disponible. Quizá en mitad de la calle o junto a una ventana la cobertura (y, por tanto, la velocidad) mejora, pero no vamos a ir con el portátil andando de un lado para otro en plan zombie en busca del rincón en el que mejor cobertura tengamos, como si de un cerebro fresco se tratase (jajaja). Y según la ley de Murphy, la mejor estará en el lugar más incómodo de las inmediaciones.

De ahí que haya salido al mercado hace poco un aparatito que está realmente bien y que tengo la suerte de tener desde hace un par de meses, y del que os voy a hablar: el módem MIFI de la marca Huawei, y en concreto el modelo E5832.


\\\CARACTERÍSTICAS///

Se trata de un módem normal y corriente, que lleva alojado en su interior una tarjeta SIM que es la que proporciona la línea de datos y de la que obtendremos nuestro internet. Sin embargo, en lugar de enchufar este módem al ordenador mediante un USB normal, lo que se hace es conectarlo mediante WIFI. Sí señor, este aparatito convierte la señal del 3,5G de la tarjeta SIM en una señal WIFI que podemos captar con la tarjeta WIFI de nuestro portátil como si estuviéramos conectados al ADSL de casa, pero en cualquier parte.

El aparatito no tiene más misterio y no sirve para otra cosa más que para que la señal nos llegue a través de WIFI. Y esto tiene dos ventajas fundamentales:

1.Que podemos colocar el aparatito en una ventana o en el sitio con mejor cobertura de toda la casa sin tener que estar pegados a él.

2.Que nos ahorramos conectar el aparato a un puerto USB y lo podemos dejar libre o conectar en él cualquier otro periférico que nos interese.

Como se puede observar, no es que sea la gallina de los huevos de oro, pero para mí con poder colocarlo en la ventana sin tener que irnos nosotros a ella con el portátil ya es suficiente para considerarlo una joya, jeje.


\\\DISEÑO Y MATERIALES///

Por lo que a mí respecta es muy bonito. La carcasa está fabricada en plástico totalmente, de color blanco nacarado y brillante, similar al utilizado en otros módems de la marca. En el frontal nos encontramos una especie de pantalla de color negro y el resto es una superficie blanca de aspecto cepillado bastante coqueta. La zona negra en realidad no es una pantalla, sino que bajo ella se encuentran 5 indicadores LED de colores que sirven para indicar el estado de funcionamiento del aparato.

En un lateral nos encontramos una ranura para tarjetas microSD y en el otro el botón de encendido/apagado y el de WEP/WPS. Sólo resta comentar una hendidura que sirve para retirar la tapa de la batería y el conector que sirve para enchufar el cargador y el cable de datos por si lo queremos conectar al ordenador.

Los materiales son de calidad, sólidos y resistentes, y a mí me gustan bastante. La tapa de la batería se nota un poquillo endeble, pero la verdad es que no es que se vaya a romper ni mucho menos; es sólo la sensación que da la primera vez que la cogemos en la mano. Una vez insertada la batería y colocada la tapa la sensación del conjunto es sólida y agradable al tacto.

El aparato es más pequeño, delgado y ligero que casi cualquier teléfono móvil de los que se usan actualmente, por lo que en este aspecto no tenemos que preocuparnos. Es cómodo de llevar en el bolsillo porque apenas se nota su presencia y casi que nos olvidaremos de que lo llevamos encima.


\\\FUNCIONAMIENTO///

Es de lo más sencillo que nos podemos encontrar. Basta con insertar la tarjeta SIM de nuestra compañía, la batería y ponerlo a cargar como cualquier otro teléfono. Cuando lo vamos a utilizar sólo hay que presionar el botón de encendido y en este momento comienzan a encenderse los leds que posee y que nos indican el estado de funcionamiento. Tras unos segundos se conecta a la red y comienza a transmitir vía WIFI. En este momento podemos encontrar la red con nuestro portátil y conectarnos a ella mediante la clave que nos encontramos en el propio módem. Ahora, al iniciar el navegador, se nos pedirá el PIN de la tarjeta SIM, basta con introducirlo y ¡¡al turrón!! Ya podemos navegar tranquilamente.

No hay que configurar nada ni perder el tiempo probando nada; basta con conectar y listos.


\\\EXPERIENCIA///

Desde que lo tengo la verdad es que lo uso a diario, porque me resulta más cómodo que el pincho USB que usaba anteriormente. Lo que no significa que no use ya el pincho, porque a veces viene bastante bien no tener que depender de la batería. Pero en casa me viene perfecto porque lo coloco junto a una ventana y con esto puedo navegar por la red a tope de velocidad sin preocuparme de que tenga más o menos cobertura, porque siempre tengo la máxima. En el campo también lo he probado y va muy bien, en especial porque hay zonas en las que sólo hay cobertura en el exterior, y ahí basta con colocar el módem, nosotros nos vamos al sofá y problema solucionado, jeje.

Aparte de esta ventaja le encuentro otra que es la de no tener que dedicar un puerto USB exclusivamente al módem. Un puerto que en realidad son dos, porque el pincho, al ser un poco más gordo que un cable, tapa el puerto USB contiguo, con lo que mientras usaba el pincho USB de los tres puertos que tenía sólo me quedaba uno disponible, ya que perdía dos. De esta forma mantengo los tres en todo momento para usarlos como mejor me convenga.

Otro aspecto positivo es que este módem MIFI puede proporcionar datos para internet hasta a cinco ordenadores simultáneamente. Con el pincho sólo podemos conectarnos con un ordenador, mientras que con el MIFI podemos conectarnos varios a la vez, cada uno con su equipo. Y no necesariamente tienen que ser ordenadores, pueden ser móviles, la Play3 o cualquier otro aparato electrónico que se pueda conectar a internet por WIFI, lo que resulta muy interesante.

Como siempre pasa, para evitar que nos roben WIFI tenemos una contraseña. Y aparte de ello, el alcance del aparatito juega a nuestro favor, ya que no es precisamente bueno. En una zona sin obstáculos entre el portátil y el módem podemos conectarnos cómodamente a una distancia de 30 metros casi sin problemas, pero en condiciones reales, dentro de una casa, con sus paredes y demás, el alcance es modesto. Podemos colocar el módem en la ventana de un habitación y tendremos internet en esa habitación y en las dos siguientes, pero ya en la tercera tendremos problemas para conectarnos al módem porque la señal que nos llega será muy débil. Esto puede ser un engorro, pero nos asegura que no nos vayan a robar WIFI desde la casa de al lado o desde la otra punta de la calle, porque no les llegará señal, jeje. Y como en casi todas las habitaciones de una casa hay ventanas, basta con colocarlo en la que tengamos más cercana y ya está.

El inconveniente que le veo más importante es el de la batería. Le dura cosa de 4 horas estando conectados a internet sin parar. Una duración bastante buena, pero la verdad es que si nos vamos fuera de casa y le da por agotarse la batería y no tenemos el cargador a mano, se acabó el chollo de internet. Lo que podemos hacer es conectar el módem al ordenador con el cablecito que viene incluido en la caja, pero entonces ya funciona como un módem USB normal y se pierde ese extra del WIFI. Al menos nos servirá, que ya es algo, y no nos dejará tirados.

El módem MIFI se carga en cosa de dos horas escasas y ya lo tenemos listo para usar de nuevo, aunque también lo podemos usar mientras se está cargando. Por internet se dice que mientras se carga no se puede usar el WIFI, y esto es algo que me echaba para atrás antes de decidirme a comprarlo, pero fue una de las primeras cosas que probé cuando me lo compré y la verdad es que he podido navegar normalmente mientras se cargaba, por lo que lo considero estupendo. Hubiera sido una gran pega no poderlo usar mientras se cargaba, pero afortunadamente sí se puede.

Lo último que me queda por comentar es que al principio le cuesta un poco captar la señal, pero si lo ponemos en un sitio sin elementos que puedan interferir en la recepción coge buena cobertura y la velocidad de navegación es muy buena. No tengo quejas en este aspecto porque da el mismo resultado que los módems USB normales.

En cuanto a calentones la verdad es que son frecuentes. Todos los módems que he tenido se calientan mucho durante su funcionamiento, y parece que se vayan a derretir, pero de momento nunca me ha pasado, jeje. En este caso no es una excepción, puesto que se calienta bastante, pero no es algo excesivo ni preocupante.

Un último apunte: admite tarjetas microSD de hasta 32GB, y esto nos sirve para meter datos en la tarjeta y tenerlos disponibles para todos los ordenadores que se conecten al módem, sin necesidad de tenerlos que grabar en los discos duros de cada uno de los ordenadores, algo desde luego bastante original y útil.

Con respecto a su funcionamiento de momento no tengo queja alguna. Es fiable, no me ha dado ningún problema ni fallos, y eso que son muchas horas las que lo he estado usando de forma intensiva. Incluso se ha caído unas cuantas veces al suelo por ponerlo demasiado al filo de la ventana, pero no le ha pasado nada y sólo le ha quedado un rasguño que apenas se nota.


\\\CONCLUSIONES///

Desde mi punto de vista se trata de un dispositivo muy interesante, que permite acceder a internet como con cualquier otro módem USB pero asegurándonos siempre obtener la mejor cobertura de nuestra compañía, puesto que lo podemos colocar en el lugar más adecuado de la casa. El inconveniente principal que le veo es que la duración de la batería no es precisamente la mejor y que tendremos que tener en cuenta cargarla antes de salir, pero por lo demás no le veo ninguna otra pega de importancia y sí bastantes ventajas.

En cuanto a precios, a mí me salió gratis por renovar la permanencia de mi tarifa de datos, por lo que no me puedo quejar. Es más caro que un pincho USB normal, desde luego, pero tampoco es una diferencia abismal.

Así pues, un aparatito muy recomendable, en especial si nos queremos conectar en zonas con poca cobertura en interiores.

¡Hasta la próxima!

Conclusión: Un buen módem para conectarnos a internet sin conectarlo al ordenador

Calidad del acabado:    Calidad del acabado
Fiabilidad:    Fiabilidad
Instalación del programa:    Instalación del programa
Velocidad:    Velocidad