Samsung Syncmaster 793S
Un trasto poco recomendable - Samsung Syncmaster 793S Monitores CRT

Más Monitores Samsung

Nuevas opinión ... la mesa. Uno de los más famosos de los CRT y de los de mejor calidad eran los Samsung de la gama Syncmaster , en concreto el modelo 793S. ... más

Un trasto poco recomendable
Samsung Syncmaster 793S

arrevo

Nombre del usuario: arrevo

Producto:

Samsung Syncmaster 793S

Fecha: 14/09/09

Valoración::

Ventajas: Precio

Desventajas: Poco fiable, tamaño grande, estética feúcha

¡Hola de nuevo, amig@s de dooyoo!

Os voy a hablar ahora de un monitor que pasó por mi casa con más pena que gloria y que es el Sync Master 793s de la marca coreana Samsung.

Si bien es cierto que los productos que esta marca oferta en la actualidad gozan de una calidad extraordinaria y a un precio bastante ajustado, con los productos más antiguos la diferencia se hace bastante clara. Y es que por casa han pasado algunos productos Samsung antiguos con los que no hemos quedado muy satisfechos y otros más nuevos que sí que dan el resultado y rendimiento esperado.

Con respecto a este monitor, lo compramos hace cosa de cinco o seis años junto con un ordenador nuevo. Ahora ya no, pero en aquella época se trataba de un aparato bastante interesante, ya que la moda de los monitores TFT estaba en auge y los tradicionales CRT estaban pasando a mejor vida a pasos agigantados, quedando tirados de precio con respecto a los nuevos.

Exteriormente es todo un bicharraco. Tiene una pantalla de 17 pulgadas y un culo bastante grande, muy voluminoso y pesado, por lo que para los tiempos que corren se puede decir que no es apto. Además, tiene un diseño un tanto clásico que desde luego ya se ve anticuado, lo que le resta unos puntitos más si cabe, y un color blanco tirando a gris, como los modelos de PC más antiguos, por lo que la verdad es que estéticamente es más bien feo.

En cuanto a características, pues ofrece una muy buena calidad de imagen, nítida y brillante, que desde luego no está nada mal. A 1024x768 píxeles y 60 hercios las imágenes se ven realmente bien, aunque desde luego están muy lejos de las que consiguen actualmente los monitores más novedosos, que son realmente un gustazo.

Pero teniendo en cuenta que el monitor me salió por algo más de 50 euros cuando los TFT no bajaban de los 150, la verdad es que era una muy buena opción. O eso pensé al principio. Y es que a los pocos meses de tenerla un buen día no se encendió más. No sé muy bien por qué, pero de la noche a la mañana dejó de encenderse, por lo que hubo que llevarla al servicio técnico, donde se quedó una temporada. Ya de nuevo en casa siguió como siempre, funcionando adecuadamente, pero lo que sea que fuera no se terminó de arreglar y le volvió a pasar lo mismo al cabo de un tiempo. Como ya había pasado la garantía la llevé a un técnico de confianza, que me dijo que sería mejor cambiarlo por otro porque el arreglo me iba a salir más caro que uno nuevo. Y eso fue lo que hice.

Así pues, se trata de un producto en apariencia de calidad pero que por lo que a mí respecta no me salió nada bueno, y que por tanto no recomiendo si estáis buscando alguno de segunda mano para ponerle a algún PC antiguo que tengáis por ahí. Mi viejo Philips 107E, del que ya escribí una opinión, tiene más años que Matusalén y sigue funcionando igual de bien que el primer día, y encima tiene un diseño bonito para los tiempos que corren a pesar de ser un cacharro bastante grande, por lo que resulta mucho más recomendable que éste.

¡Un saludo!

Conclusión: Una opción que no deberíamos considerar si buscamos un monitor económico