Ikea Grenö Cojín Exterior
Cojines surtidos - Ikea Grenö Cojín Exterior Muebles de jardín

Más Muebles de jardín Ikea

Nuevas opinión ... ser de algodón cien por cien. Tiene un 65% de poliéster. Os recomiendo los Ikea Grenö Cojín Exterior porque son bonitos y dan unos re... más

Cojines surtidos
Ikea Grenö Cojín Exterior

Alexia33

Nombre del usuario: Alexia33

Producto:

Ikea Grenö Cojín Exterior

Fecha: 09/09/13

Valoración::

Ventajas: fáciles de limpiar

Desventajas: no muy baratitos

El Ikea Grenö Cojín Exterior lo compré porque te vale para tener en el exterior. Yo me los pongo en una hamaca que tengo en la terraza en verano. Tengo la costumbre de apoyar la cabeza en un cojín y estos cojines de pequeño tamaño me vienen de cine.

Sus medidas son:
-30 cm de ancho
-60 cm de longitud

Los venden con fundas de distintos colores y diseños. Yo los compré con las rayas en rojo y en veige uno y el toro en azul y en veige. Me decanté por estos colores porque eran sufridos sin parecer fúnebres.

La funda del cojín la puedes quitar y lavar en la lavadora a una temperatura que no supere los 40º C. También la puedes limpiar en seco. Lo mismo puedes hacer con la almohada interior, con la diferencia que ésta no se puede planchar.

De precio no te salen muy baratos. Cada cojín me costó 7,99 euros. Ciertamente estando en Ikea esperaba algo más económico. Los compré porque los puedes poner en el exterior sin que se te estropeen. También los compré porque me gustaban. Son unos cojines que quedan muy bonitos.

La funda del cojín la noto bastante suave al tacto pese a no ser de algodón cien por cien. Tiene un 65% de poliéster.


Os recomiendo los Ikea Grenö Cojín Exterior porque son bonitos y dan unos resultaos. No se deforman nada aunque los estés usando mucho para apoyar la cabeza, como es mi caso, para echar un sueñecito después de comer al aire libre en la terraza.

Salen un poco caros, sobre todo si compras varios, pero son tan bonitos que compensa comprarlos. En mi casa los utilizo hasta para la guerra de cojines con mis hijas. Como sólo pesan 380 gramos no matan a nadie con un cojinazo.

Otra ventaja que destacaría es el surtido de fundas que tienen. Es raro que no encuentres un cojín que te combine con algo en casa. Como os decía, yo los utilizo de almohada tanto cuando me acuesto en la hamaca como cuando lo hago en el sillón. Me resultan bastante cómodos, sobre todo en lo que se refiere a tamaño.

Si no les das este uso, los puedes tener como cojines decorativos. Son bonitos y le dan un toque de color a un sillón o tresillo.

Estos cojines los estamos usando mucho en casa, más de lo que yo pensaba que los íbamos a usar. Menos mal que se pueden lavar todas las veces que lo necesitan. Si se manchan las fundas, las metes en la lavadora y te salen limpias como patenas.

Conclusión: unos cojines ideales para apoyar la cabeza cuando te echas una siesta en un sofá