Las cuevas de Zugarramurdi - Navarra
Las cuevas de las brujas - Las cuevas de Zugarramurdi - Navarra Navarra

Nuevas opinión ... Juan Valle Alvarado, que después de hacer una inspección por el lugar, inculpó a más de 300 personas, de las cuales 40 fueron llevadas a Lo... más

Las cuevas de las brujas
Las cuevas de Zugarramurdi - Navarra

lakylete

Nombre del usuario: lakylete

Producto:

Las cuevas de Zugarramurdi - Navarra

Fecha: 28/07/09

Valoración::

Ventajas: Interesante visita, preciosa naturaleza

Desventajas: Ninguna

El año pasado hicimos una excursión preciosa a dos lugares cercanos pero situados en diferentes países: la montaña mágica de Larrun (en Francia) y la cueva de Zugarramurdi (en Navarra)

Nos gustó tanto la cueva de Pozalagua que nos hemos propuesto visitar todas las cuevas de la zona.

La cueva de Zugarramurdi es conocida, sobre todo, porque en ellas se hacían akelarres y algunas de las personas que allí bailaban fueron quemadas por brujas.

A diferencia de la mayoría de las cuevas, no está en el interior de una montaña sino que son superficiales; están, por decirlo de alguna manera, al aire libre.

Las cuevas están en la localidad navarra de Zugarramurdi. Están situadas al norte de Navarra, cerca de la frontera con Francia y de Guipúzcoa.

Están en las afueras del pueblo, pero muy cerquita; de hecho no habrá ni 500 metros desde las cuevas a la Iglesia.

En cuanto a la formación de las cuevas, parece ser que en tiempos prehistóricos el mar llegaba hasta esta zona. Luego se retiró pero quedaron corrientes fluviales. Entre uno y otras acabaron formando estas cavidades, en número de tres: la cueva grande (la más famosa, la que aparece en todas las fotos), la cueva pequeña y la cueva del aquelarre.

La cueva grande tiene una longitud de 120 metros y una altura de hasta 12 metros. Está acondicionada para la visita: una serie de vallas realizadas con cadenas y una iluminación que le da ambiente y belleza (para mí pocas cosas hay más bellas que la piedra iluminada con luz amarillenta, tanto en edificios clásicos como en este tipo de formaciones).

La cueva pequeña está justo enfrente de la grande y es como una especie de tunel, más bien estrecho y bajo, que se extiende unos pocos metros. Se puede acceder relativamente bien.

La cueva del aquelarre está en un lateral superior de la cueva grande y se abre a un prado llamado "prado del cabrón" (o aquelarre, su traducción al euskera). Es la más fea pero la más famosa.

De la cueva grande, sale un camino que atraviesa una especie de garganta de piedras, con un riachuelo a los pies. Luego, se pasa un puente, y se procede a la ascensión por la montaña. Es un ascenso de unos 500 metros, a través de peldaños hechos de tierra y fortalecidos por maderas en los bordes. Al final las rodillas se resienten pero creo que es recomendable hacerlo. Una vez hecho, se llega a un mirador desde el que hay vistas de las montañas de alrededor y, de ahí, a la entrada.

Os contaré algo de las brujas, que seguro que es de lo que más os interesa.

Estamos en el año 1610, época de supersticiones y creencias en el diablo, en la que la Inquisición campaba a sus anchas por nuestro país. El País Vasco siempre había sido un nido de creencias antiguas: todavía había gentes que creían en la luna y el sol, en las fuerzas antiguas, y el extraño idioma que hablaban, tan diferente de los derivados del latín, no podía prevenir más que del diablo. Por eso en el País Vasco hubo muchas cazas de brujas, tanto en la zona española como en la francesa.

El inquisidor D. Juan del Valle Alvarado vino a esta zona a ver qué había de cierto en varias denuncias efectuadas. Tras varios meses de investigación, inculpó a unas 300 personas, acusándolas de brujería. De ellas, apresó a las 40 más culpables y la llevó a Logroño para juzgarlas.

En Logroño se llevaron a cabo los juicios por brujería. Los cargos eran: tener tratos con el Diablo, la celebración de misas negras, provocar tempestades en el mar, hacer maleficios, males de ojos, incluso vampirismo y necrofagia.

De los 40 acusados, 12 fueron declarados culpables y quemados en la hoguera (aunque 5 en efigie pues ya habían muerto en prisión), 18 absueltos y el resto fue castigado con diferentes penal como cárcel, decomiso de sus bienes, etc.

Curioso, verdad?

Hay muchas novelas sobre el tema. Precisamente hace algo más de un año leí una que contaba algo parecido ocurrido en el País vasco-francés, si me acuerdo del título os lo pongo.

En cuanto al precio de la entrada, es de 3 euros para adultos y 1,20 para niños.

Se abren de 9 a 19.30 en verano y de 9 al aterdecer el resto del año.

Para acabar, unos consejos por si os encontráis con alguna bruja
(consejos sacados del folleto que dan en la cueva):

.- Poner en la puerta de casa una cruz hecha con dos ramitas de fresno y un ramo de laurel bendecido al lado.

.- Si la bruja ha entrado a vuestra casa, echar un puñado de sal al fuego (qué mal lo tendríamos actualmente con las calefacciones, vitrocerámicas, etc...)

.-Si la encontráis cara a cara, santiguaaros y decir "Jesús", o bien trazar una cruz y decir "Púyes" (se supone que la bruja desaparece en el acto)

Saludos a todos.

Nota: esta opinión la publiqué hace tiempo en Ciao y en trivago

Conclusión: Si tenéis ocasión, no dejéis de visitarlas