Dymo Labelwriter 400
Una impresora de etiquetas eficaz - Dymo Labelwriter 400 Otras impresoras

Más Impresoras Dymo

Nuevas opinión ... Su marca es sinónimo de calidad. Estamos refiriéndonos a una marca, Dymo, especializada en la fabricación de este tipo de impres... más

Una impresora de etiquetas eficaz
Dymo Labelwriter 400

Alexia33

Nombre del usuario: Alexia33

Producto:

Dymo Labelwriter 400

Fecha: 20/04/12

Valoración::

Ventajas: es práctica

Desventajas: ninguna a destacar

Para hacer etiquetas a destajo no hay nada mejor que la Dymo Labelwriter 400. A mí me está siendo de mucha utilidad tanto para hacer etiquetas por motivos profesionales como para usos más domésticos como ponerle direcciones a las cartas y postales que envío.

No es una impresora excesivamente cara pese a su innovador diseño. Me costó 89 euros, cantidad que tengo más que amortizada. Yo esta impresora la utilizo hasta para imprimir etiquetas para las cajas de zapatos y otras cajas de almacenaje. También imprime códigos de barras.

Las etiquetas las hay de distintos tamaños y precios. Yo las que más utilizo son las etiquetas pequeñas. Las venden en un rollo que cuesta unos seis euros. Hay etiquetas más grandes para esta impresora.

La velocidad de impresión es de 55 etiquetas por minuto. Me parece una velocidad más que aceptable. Además es una impresora que no se atasca. Por lo menos a mí nunca se me ha atascado y cruzo los dedos.

Su instalación no te lleva más que unos cuantos minutos. Resulta sencillo instalarla. El ordenador enseguida la reconoce. Sólo debes introducir el disco y seguir las instrucciones. Al ordenador se conecta mediante un USB.

Ahora le tengo el truquillo cojido. Los prímeros días tuve algún problema a la hora de imprimir porque se me salían parte de los textos del papel. Era porque no había indicado bien el tipo de etiqueta que tenía colocada.

Con lo que nunca tuve problemas fue con la colocación del papel. Es más fácil que colocar el rollo de una caja de supermercado.

Me encanta el diseño de esta impresora de etiquetas. Es vanguardista, distinto a lo habitual. Es de color azul, con una tapa transparente que te permite ver la cantidad de rollo de papel que te va quedando.

Os recomiendo esta impresora de etiquetas. Su marca es sinónimo de calidad. Estamos refiriéndonos a una marca, Dymo, especializada en la fabricación de este tipo de impresoras. La mía me está dando un resultado excepcional. Nunca se ha estropeado ni se le ha atascado una sola etiqueta y mira que en alguna época del año la uso a destajo. Otras veces la tengo casi en desuso. No se estropea tampoco si la dejas varias semanas sin utilizar.

Además su precio ha bajado bastante. Cuando salió al mercado era mucho más cara. Ahora es bastante más asequible.

Conclusión: tiene un diseño vanguardista