Rana, Pastas frescas rellenas
Giovanni Rana: La mejor pasta fresca del mercado - Rana, Pastas frescas rellenas Pasta y Arroces

Nuevas opinión ... y cebolla caramelizada. El envoltorio era negro, de un plástico fuerte y mate que transmitía calidad y resistencia. Indicaba "gourmet... más

Giovanni Rana: La mejor pasta fresca del mercado
Rana, Pastas frescas rellenas

Galletino

Nombre del usuario: Galletino

Producto:

Rana, Pastas frescas rellenas

Fecha: 24/06/14 última modificación 24/06/14 (92 Número de veces leída)

Valoración::

Ventajas: Rápido, fácil de preparar, gran calidad, con ingredientes naturales, exquisito sabor

Desventajas: Se acaban muy rápido, je je je

Una tarde mientras hacía un descanso en el trabajo recibí el correo de Treemkt, comunicándome que había sido seleccionada para ser una de las embajadoras de Giovanni Rana, ¡menuda suerte!. En casa a veces hacemos pasta casera, pero la mayoría de los días por comodidad y cuestión de tiempo, compramos pasta seca o pasta fresca de marca blanca. No está mal, pero nunca hemos encontrado una pasta como para decir: ¡La pasta es mi plato preferido!.

Esa misma noche estuve informándome sobre la marca Giovanni Rana y sus variedades. Hacía tiempo que la había visto en el supermercado habitual, pero siempre me había pasado desapercibida. Colocada al lado de las marcas blancas y sin ninguna promoción/publicidad que llamase la atención, no se me había pasado por la cabeza comprar un paquete.

Pero mirando por Internet (bendito San Google), empecé a darme cuenta que a mi nevera no había llegado una pasta corriente y vulgar: tenía 7 paquetes de pasta fresca con ingredientes 100% naturales, sin colorantes ni conservantes y encima se preparaban en ¡¡¡4 minutos!!!. Empezó a picarme el gusanillo y no os engaño si os digo que estuve más de una hora mirando su web, sus variedades, su historia...

Y por fin llegó el día. Todo el sábado por la mañana estuve liada de compras y la verdad es que me apetecía muy poco estar horas en la cocina para preparar algo. Decidí que era el momento de hacer la pasta. Saqué un paquete de la variedad Queso de cabra y cebolla caramelizada. El envoltorio era negro, de un plástico fuerte y mate que transmitía calidad y resistencia. Indicaba "gourmet" y tenía una ventana de plástico transparente que permitía ver el interior: unos raviolis grandísimos que contenían muchísimo relleno. Ummmmm, ¡qué hambre me estaba entrando!.

Abrí el paquete y observé el interior: la pasta se notaba fresca, con un olor muy propio de la pasta que se prepara casera (esa que cuesta horrores estirar con máquina y que sólo haces en ocasiones muy especiales). Ninguna pieza venía rota ni abierta, eso me dio la sensación de que era gracias al paquete hecho de un plástico especial que la protegía. De nuevo, me volvió a transmitir calidad y me gustó saber que si algún día decidía comprarla en el supermercado, también iba a recibir un producto con estas cualidades, no era diferente ni mejor por ser una muestra.

Saqué una olla del cajón, llené aproximadamente dos litros y eché una pizca de sal. Hasta que se calentó, aproveché para leer los ingredientes del paquete y observar el tiempo que tenía que ponerlos a hervir. Vigilo mi dieta, no sólo por mi línea sino porque me gusta comer sano y me resultó agradable saber que el relleno no contenía ningún E-xxx, 0 grasas hidrogenadas y sólo 4,3 gramos de grasa saturada por cada 100 gr de pasta (¡¡eso no es nada!!)

Ya tenía el agua haciendo chupp-chupp, así que eché la pasta. Me sorprendió que los raviolis no estuvieran pegados sin llevar harina por fuera, realmente la pasta venía en su punto justo: fresca pero sin estar enganchosa. Programé el reloj de cocina para 4 minutos y sólo me tuve que preocupar de remover un par de veces con una cuchara. Apenas di un par de vueltas por la cocina cuando empezó a temblar el "pimiento bailón" (jajajaja llamamos así al reloj porque tiene forma de pimiento y salta cuando acaba). ¿Yaaaaaaaa? -pensé. ¡Madre mía, esto es una maravilla!. ¿Rápido, sano y fácil? ¿Y dicen que la perfección no existe?.

Escurrí la pasta y la repartí en dos platos. La acompañé de una salsa que había preparado el día anterior por la noche, a sabiendas que ese día no iba a parar en toda la mañana. Os dejo la receta:

Ingredientes para 4 personas:

150 gramos de nueces peladas.
150 gramos de nata líquida para cocinar.
70ml de aceite de oliva.
1 diente de ajo.
Sal.
Pimienta blanca.
Unas ramitas de perejil.
Unas nueces peladas y cebollino picado para decorar.

Elaboración:

Ponemos en la batidora las nueces (reservando alguna para adornar), la nata líquida para cocinar, el aceite de oliva, ajo, perejil, sal y pimienta. Batimos hasta que obtengamos una masa lisa y homogénea y calentamos para que coja un poco de temperatura en el microondas o en un cazo. Mezclamos la salsa con los raviolis. Servimos al instante con unas nueces peladas y partidas en trozos a modo de decoración y una pizca de cebollino fresco picado.

¡Todo estaba listo para empezar nuestra degustación de pasta Giovanni Rana!

Avisé a mi marido de que la comida estaba lista y su reacción también fue: ¿Ya? ¡Qué rápida!.
Una vez en la mesa, lo primero que nos sorprendió fue el tamaño de los raviolis. Se veían grandes en el paquete, pero una vez puestos en el plato y comparándolos con otros que habíamos comprado, eran grandiosos. Nos gustó que fueran así, incluso nos hizo gracia sacar un par de cuchillos a media comida para cortarlos porque no nos entraban en la boca.

La salsa de acompañamiento también estaba buena, pero os aseguro que la he hecho más veces con espaguetis de marca y pasta fresca de marca blanca y el plato no ha quedado ni la mitad de bueno.

Cuando acabamos nos quedamos un momento en silencio y mi marido dijo: ¡Hay que comprar más! ¿Esta marca la venden en el súper? El lunes me puedo pasar a por ellos. Ja ja ja ja.

Pues sí, la pasta fresca Giovanni Rana la venden en nuestro supermercado de confianza e indudablemente volverá a nuestra nevera en pocos días. Por unos momentos nos transportó a un restaurante de lujo, de esos donde apenas se habla mientras se come, con tal de poder degustar al máximo los ingredientes que estás saboreando.

Sin duda, la mejor pasta fresca que hemos probado hasta el día de hoy.

Ser embajador de Treemkt nos ha dado la oportunidad de vivir la experiencia de probar y compartir con familia y amigos distintas variedades de pasta fresca rellena Giovanni Rana. Pero las comidas familiares mejor las dejamos para un próximo capítulo.

Conclusión: Sin duda, la mejor pasta fresca del mercado