Ruta de las cercanías del cielo
A unos metros bajo el cielo - Ruta de las cercanías del cielo Principado de Asturias

Nuevas opinión ... de un bonito paisaje acompañado de animales como burros, ovejas o perros. El camino se estrechará un poco, nada alarmante, y comenzarei... más

A unos metros bajo el cielo
Ruta de las cercanías del cielo

jessy_nubledo

Nombre del usuario: jessy_nubledo

Producto:

Ruta de las cercanías del cielo

Fecha: 20/07/12

Valoración::

Ventajas: Naturaleza, caminar, tranquilidad

Desventajas: Algunas ascensiones, terreno embarrado si ha llovido en los dias anteriores

Hola a todos,

Con estos "días de verano" que estamos teniendo en Asturias (es una forma de hablar, aún no ha llegado el verano), creo que lo mejor será que me dedique a hablaros de una ruta que realicé hace unos meses.

Nos encontramos en pleno enero. Un mes que, en un principio, puede no invitar demasiado a realizar rutas de este estilo. Aún así, nosotros estábamos dispuestos a arriesgarnos ese domingo, pese a que los días anteriores no habían sido demasiado buenos. Las lluvias habían sido el protagonista principal durante prácticamente toda la semana, pero el fin de semana prometía no ser de esta manera.
Nubes y claros. Ese era el resumen para el fin de semana. Por ello, no nos lo pensamos y aprisa comenzamos a buscar una ruta que pudiese ser interesante para aprovechar el domingo. No podía ser tampoco excesivamente larga, dado que los días eran bastante cortos y no queríamos que nos cogiese la oscuridad por ahí perdidos.

Después de un buen rato de búsqueda, me llamó bastante la atención esta. No nos quedaba demasiado lejos, no era excesivamente larga y no parecía demasiado complicada. No había más que hablar. Esa era la ruta elegida.

Os hablaré en esta ocasión de la Ruta de las cercanías del cielo.


~~~~~~~~~~~~~~~~~
1-.DATOS INTERESANTES
~~~~~~~~~~~~~~~~~

Comenzaremos, como siempre, con una serie de datos acerca de esta ruta, a modo de resumen.

* Identificación de la ruta: PR-AS 197

* Calificación: Sendero de Pequeño Recorrido (P.R.)

* Fecha de realización de la ruta: 22 de enero de 2012

* Lugar: Vega, Sariego (Asturias)

* Distancia: Son en total algo más de 15 kilómetros, en el caso de que el regreso lo hagáis por carretera en lugar de recorrer de nuevo todo lo caminado hasta ese momento. Si optais por la otra opción estaremos hablando de más kilómetros aún.

* Duración: Teniendo en cuenta que iremos haciendo paradas para sacar fotos, y en el caso de parar a comer como fue nuestro caso, podemos tardar en realizarla cuatro horas y media, a un paso normal. Esto, como siempre, depende de si paráis a comer o si optáis por realizar la ruta del tirón. En el panel informativo que os encontrareis en Vega, se os indica que la duración de esta ruta es de aproximadamente tres horas y media.

* Dificultad: Baja (como siempre aclaro, depende un poco de para quien, aunque en esta ocasión es muy probable que os resulte bastante sencilla, siempre teniendo en cuenta que el comienzo de la misma es un ascenso suave y continuado. Este ascenso se hará en determinados momentos más pronunciado. Tras esta primera parte, el camino será bastante llano y la última parte del mismo es en descenso, con lo que no tendréis mayor problema en este sentido.

* Señalización: Sí, con dos bandas, una amarilla y una blanca. Hay algunos momentos en la ruta donde nos encontraremos con ambas bandas cruzadas, lo que nos indica que por ahí no continúa el sendero. Normalmente, encontraremos estas señalizaciones en pequeñas estacas de madera.

* Altitud: En este caso, alcanzaremos cierta altitud, aunque en ningún momento sufriremos de vértigo alguno. Es una altitud que nos permitirán tener una visión del paisaje muy bonita.

* Itinerario: Se trata de una ruta lineal. Se parte de un punto inicial para llegar a otro, y a continuación, nos encontraremos con dos posibilidades a la hora de regresar al punto de inicio. Podemos hacerlo por el mismo lugar, volviendo a recorrer lo caminado previamente, o podemos regresar a ese punto inicial a través de la carretera. En el apartado dedicado a la ruta, explicaré con más detalle estas posibilidades y la opción por la que nosotros nos decantamos, justificándola adecuadamente.

* ¿Puede hacerse con niños? Sí, aunque puede ser un poco larga en este caso. No porque la ruta en sí sea complicada, ni mucho menos, sino porque en total estamos hablando de unos 15 kilómetros, en el caso de que realicéis la ruta de la misma manera que nosotros.


~~~~~~~~~~~~~~
2-.¿CÓMO LLEGAR?
~~~~~~~~~~~~~~

La llegada a Vega, capital del concejo de Sariego, no es nada complicada. Desde Oviedo, tomaremos la autovía A-64 dirección Santander, teniendo para ello varias posibilidades. Una de las opciones más sencillas, será a través de la A-66 dirección Gijón, tomando la salida 26 (Santander-Langreo), para así acceder a dicha autovía.

Continuamos por la misma hasta la salida 12 (La Secada-Vega de Sariego) hacia la carretera AS-113.

Aproximadamente a 1 kilómetro, encontraremos un desvío señalizado a mano izquierda hacia Vega de Sariego. Tomaremos este desvío, y a través de esta carretera (Carretera de Vega a Santianes), llegaremos a nuestro destino. Se encuentra a 1 kilómetro del desvío.


~~~~~~~
3-.VEGA
~~~~~~~

Vega es la capital del concejo de Sariego, y está situada a 260 metros de altitud. Es un pequeño pueblecito, en el que cabe destacar un albergue de peregrinos del camino de Santiago, un hípico o la capilla de Nuestra Señora del Carmen, además de varias casonas, hórreos y paneras, todas ellas estructuras típicas asturianas.

Limita por el norte con los Concejos de Gijón y Villaviciosa, al este con Villaviciosa, Nava y Cabranes, al sur con Siero y Nava, y al oeste con el concejo de Siero.

Por comentar algunas distancias geográficas, decir que se encuentra a 55 kilómetros de Avilés, a 41 kilómetros de Gijón, a 40 kilómetros de Mieres y a unos 31 kilómetros de Oviedo.
Por último, cabe mencionar también el hecho de que fue declarado barrio ejemplar en el 2009, hecho que se encuentra reflejado en una especie de escultura situada en el pueblo, concretamente, delante de la casa de la cultura.


~~~~~~~~~
4-.LA RUTA
~~~~~~~~~

La ruta comienza en el pueblo de Vega, lugar donde dejaremos el coche aparcado. No tendréis ninguna clase de problema, ya que a pesar de que no nos encontraremos con un aparcamiento propiamente dicho, hay sitio más que suficiente para dejar el coche.

Una vez aparquemos el coche, comenzaremos a caminar, recorriendo una parte del pueblo, hasta salir del mismo. Se trata de un camino asfaltado.

Una señal nos indicará que si continuamos caminando en ese sentido, llegaremos a un pueblo llamado Canal. En el mismo, y a modo informativo, un panel nos contará ciertos aspectos relacionados con el mismo. Entre ellos, una interesante leyenda, de la que yo al menos nunca había oído hablar.

Pronto llegareis a un puente azul, justamente el que pasa por encima de la autopista. Debéis cruzarlo para continuar por otro camino asfaltado. En pocos minutos, y tras coger un desvío que os quedará a mano izquierda, comenzareis a dejar atrás estas casas, pudiendo disfrutar de un bonito paisaje acompañado de animales como burros, ovejas o perros. El camino se estrechará un poco, nada alarmante, y comenzareis a zigzaguear y a tomar un poco de altura. Pronto podréis contemplar a mano izquierda el pueblo de Vega, lugar donde hemos dejado el coche para comenzar la ruta.

Tras un rato caminando, llegaremos a otro pueblo, Villar. Es un pueblo pequeño, en el que no os encontrareis demasiado gentío. Nosotros únicamente nos encontramos con dos perros, que nos siguieron durante el recorrido del mismo. Es un pueblo que se encuentra a 380 metros de altitud y que consta de casas y establos muy antiguos, además de cinco hórreos, una panera y una capilla del siglo XVII.

Las casas se encuentran prácticamente metidas en el camino, muy pegadas. Además, también podréis ver, sin desviaros del camino, una pequeña plaza compuesta por una fuente, un lavadero y un bebedero tradicionales. Junto a la misma, han colocado una especie de panel informativo acerca del pueblo, en el que se nos explica la procedencia de su nombre y datos acerca del mismo. También en esta zona, se divisa una pequeña placa donde se muestra con orgullo el título de "Pueblo Ejemplar 2002".

Prácticamente al lado, hay un banco de madera, en el que podréis descansar un rato, a pesar de que acabamos de comenzar a caminar como quien dice. Aún así, puede veniros bien igualmente, dado que en breve comenzará lo que puede considerarse como lo peor de la ruta. Más o menos podréis verlo todo sin necesidad de desviaros en ningún momento.

Continuando por el mismo camino, veremos como poco a poco comienza a estrecharse. A partir de este momento, comenzará una ascensión que nos hará ir alcanzando cada vez más altura, dejar el pueblo atrás y adentrarnos en la naturaleza. Es, como he dicho, una ascensión totalmente continua, así que tomároslo con calma. El paisaje que iremos viendo, nos la conseguirá hacer bastante más llevadera. En ciertas ocasiones, el camino hará pequeñas curvas, que sumadas a la ascensión, pueden llegar a costarnos un poco.

El verde será el color predominante en todo los que nos rodea, sin duda, un entorno que invita a continuar caminando. Continuaremos cogiendo cada vez más altura, pero tranquilos todos aquellos que tengáis vértigo, porque en esta ocasión el mismo no es probable que aparezca. El camino es lo suficientemente ancho como para sentirnos bien seguros. Las montañas también estarán presentes en nuestro recorrido, y durante el mismo, no dejaremos de divisarlas.

El camino continúa zigzagueando, y la ascensión sigue siendo continua, dejando cierto margen de descanso en algunos momentos, aunque tampoco demasiados. En ningún momento se nos planteará la duda de hacia dónde ir, como ocurre en otras rutas. En esta, hay un único camino, que continuaremos de la forma en que os he ido comentando hasta llegar a una señal situada a mano derecha. Y tengo que recalcar lo de a mano derecha, dado que puede darse el caso de que la pasemos por alto. Nos encontramos en este momento en el alto de la Fayuca.

El camino continúa hacia delante, pero nosotros debemos desviarnos hacia la derecha. No hay camino, sino un prado, pero la señal vertical de madera, nos indica que por ahí debemos continuar con nuestra ruta. Por si esta señal fuese poco, fijándonos un poco veremos como en una de las estacas que forman parte del cercado que delimita este prado, han pintado dos franjas, una blanca y una amarilla, que denotan la continuación de nuestro camino.

Continuaremos por este prado, sin saber muy bien hacia dónde ir, dado que como os digo, no hay camino alguno marcado. Unos metros después, a mano derecha nos encontraremos con una serie de bancos de madera (cuatro concretamente), que además de permitirnos descansar un poco (en estos momentos ya estaremos bastante más cansados después de la ascensión, y lo agradeceremos), nos ofrecerán unas vistas preciosas.


Eso sí, siempre y cuando tengáis suerte con el tiempo, porque la niebla es un elemento que puede haber fácilmente y que nos estropearía bastante las fotos. En este sentido, nosotros tuvimos algo de suerte, aunque no completamente. Pudimos sacar fotos bonitas, dejando plasmado en ellas parte de ese bonito paisaje. Pero sí que había algo de niebla.

Volviendo al "camino", no tardaremos en ver que el mismo continúa bordeando el cercado que os mencioné antes. Continúa siendo prado verde, bastante segado, pero pronto dejará de serlo.

Nos encontraremos a continuación con un camino totalmente diferente a los anteriores, una especie de pista creo que sería lo que mejor lo definiría. Nada de asfalto ni prado. Ahora es un terreno de tierra, pero no una tierra seca por la que poder caminar fácilmente. Para nada. Días antes había llovido, algo que veíamos ahora mismo reflejado. El camino estaba prácticamente embarrado, con grandes surcos llenos de agua. Nuestra misión en este momento era tratar de encontrar las pequeñas zonas secas para no ponernos perdidos a estas alturas de la ruta.

Estaréis rodeados de árboles, que nos servirían de sombra en el caso de encontrarnos con un día demasiado caluroso (este no era el caso), y el camino ya comenzará a estar mejor a medida que avanzamos.

Como siempre os comento, nos gusta llevarnos la comida a cuestas, disfrutando de la misma en plena naturaleza, normalmente ya en un punto avanzado de la ruta. En esta ocasión, no podía ser menos. No sabíamos muy bien donde podríamos comer, dado que a pesar de que ya era la hora de ello, aún no habíamos encontrado un lugar adecuado para ello.

Por esta razón, cuando vimos una señal que nos indicaba un área recreativa, ni tan siquiera lo dudamos un momento. Os la encontrareis en un cruce de caminos. Nuestro camino continuaría a mano izquierda en el caso de que no parásemos a comer. Pero se nos indica la posibilidad de ir al Área Recreativa Perriellos, situada a 300 metros, una distancia no demasiado grande, y por lo tanto un desvía que podíamos tomar sin problema. Nos dirigimos por tanto hacia la derecha, en busca de esa área recreativa donde aprovechar para comer.


Debo comentar que no se encuentra a 300 metros, sino a unos cuantos más, concretamente a unos 600 o 700. Me sorprendió bastante que hubiese una diferencia tan considerable entre la realidad y lo que nos indicaba este cartel metros atrás, pero aún así, y tras el pequeño mosqueo inicial, nos dimos cuenta de que a pesar de todo había merecido la pena.

Es un área recreativa muy bonita. Un poco solitaria, en el sentido de que únicamente estábamos nosotros, pero que merece la pena visitar igualmente. Cuenta con una serie de mesas de madera, todas ellas colocadas en sitios que permiten disfrutar de las bonitas vistas que se nos ofrecen. Además, toda ella está cercada por una especie de vaya de madera. Eso sí, id abrigados. Todo dependerá lógicamente del día que tengáis, pero en nuestro caso toda ropa era poca.

Pudimos comer y descansar un buen rato, además de sacar unas cuantas fotos preciosas. Pero era el momento de continuar, dado que aún nos quedaban unos cuantos kilómetros de ruta por delante.

De nuevo caminamos esos metros que nos separan del cruce en el que se nos indicaba la posibilidad de ir a esta área. Una vez llegado al mismo, únicamente tenemos que continuar recto. El camino mejorará por momentos, continuando el mismo entre árboles. Nuestro paisaje en estos momentos será de monte y más monte, pero bonito también. No tiene opción a pérdida, dado que en los lugares donde quizá pudiésemos tener alguna duda de que dirección seguir, una de ellas se encontrará impracticable, dejándonoslo fácil.

Pero nuestra paz terminará en cuestión de minutos, cuando nos demos cuenta de que debemos continuar nuestro camino a mano derecha. Se nos indicará que por ahí, aunque nos parezca mentira, continúa nuestro camino. Se trata de un camino de tierra, que a causa de las lluvias de los días anteriores, y cómo ya nos habíamos encontrado anteriormente en nuestro camino, se encuentra totalmente embarrado.

El problema es que ahora apenas tenemos huecos para pisar sin llenarnos de barro. Donde no hay barro, hay hondos charcos de agua, con lo que la elección acaba por complicarse por momentos. Pero esto no había hecho nada más que empezar. A pesar de que creíamos que esto sería algo momentáneo, lo cierto es que el camino será así durante bastante tiempo. Las balizas continuarán apareciendo, indicándonos que nos estamos equivocados, que la dirección que debemos tomar es exactamente esta.

El problema se acentúa en el momento en que el camino embarrado deja de ser llano. Comienza un descenso lo suficientemente pronunciado como para tener que ir con cuidado a causa de cómo está el terreno en ese momento. Algunas piedras aparecerán entre el barro, pero no os fieis de ellas. Espero que en esta ocasión vayáis previstos de bastones, porque serán precisamente ellos los que consigan que os podáis ir manteniendo en pie.

Así continuaremos nuestro camino, rodeados de un bonito paisaje y de bastante ganadería, que atenuará un poco el otro problema. Con cuidado, continuaremos descendiendo entre el barro.


*** Cómo ya os comento al comienzo de mi opinión, esta ruta la realizamos en enero de este año, con lo que si la hacéis en otro momento, y si en días anteriores no ha llovido, no tendréis el problema con el que nosotros nos encontramos, siendo el camino un poco más llevadero***.



A lo lejos, y a mano izquierda comenzaremos a ver una ría, es la Ría de Villaviciosa. También a mano izquierda, nos encontraremos con una especie de área recreativa, bastante pequeña, dado que cuenta únicamente con un par de mesas de madera. Podemos aprovechar para descansar un rato, y en nuestro caso, para tratar de limpiarnos un poco la cantidad de barro que se nos había quedado pegada al calzado. Poco pudimos hacer, porque parte del mismo ya se había comenzado a secar y a quedar impregnado en los mismos. Una señal vertical de madera, nos indicará que debemos continuar recto para llegar finalmente a nuestro destino, La campa (Alto perteneciente a la antigua carretera de Oviedo-Villaviciosa).

El camino es a partir de este momento de hormigón, y continúa descendiendo. No os encontrareis con demasiadas complicaciones, y enseguida acabaremos dando con La Campa, punto en el que termina esta ruta. Un panel informativo nos indicará que nos encontramos en este punto y ante nuestros ojos, nos encontraremos con la carretera que os he mencionado anteriormente. Como anécdota, comentar que en este mismo panel informativo, se nos cuenta un dicho de la zona, que dice que "Si de La Campa baxa a beber, la borrina a la fuente Mazagüé, ye señal de que va a llover". Quedamos todos avisado, y atentos por si vemos a esa "borrina".


Llegados a este punto os preguntaréis, ¿Y ahora qué? Pues ahora debemos tomar una decisión, que en nuestro caso no fue demasiado complicada. Es el momento de volver de regreso a Vega (lugar donde hemos dejado el coche aparcado). Para ello, podemos desandar lo caminado, es decir, volver de nuevo por el camino que os he ido describiendo, o continuar nuestro camino por la carretera hasta llegar a Vega. Por carretera, nos separan del mismo unos cinco kilómetros. El camino por el que habíamos ido no estaba demasiado bien a causa del barro, por lo que tuvimos claro que continuaríamos lo que nos quedase por carretera. Me suelo decantar por rutas circulares, en las que salimos de un punto y finalmente la terminamos en el mismo. Pero en esta ocasión, es lineal, finalizando en un punto, y teniendo que recorrer de nuevo todo para llegar al punto de partida.

Nosotros optamos por regresar al pueblo por la carretera, hacerlo de otra forma hubiese sido una locura. No hay un arcén demasiado ancho, aunque esto tampoco será algo demasiado importante, dado que la carretera no está demasiado transitada debido a la existencia de la autovía. Realmente se me hizo un poco largo este trayecto por carretera, será porque no me esperaba tener que regresar por este lugar. Aún así, es bastante llano, se va bastante bien.



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
5-.LO QUE NO OS PODEIS OLVIDAR
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Hay cosas que siempre son importantes a la hora de realizar esta y cualquier otra ruta. Por ello, y a pesar de que en todas las rutas de las que os hablo lo hago, en esta ocasión también os haré una pequeña mención a este aspecto. por considerarlo esencial. Independientemente de que sea más o menos complicada o larga, es interesante ir provisto de ciertos elementos como:

* Palo: Será un elemento importante, ya que nos servirá de apoyo para ciertas partes de la ruta como en los momentos de ascensión o en las partes en que el camino se vuelve más pedregoso. Como os he comentado, el camino estaba completamente lleno de barro en algunos lugares, lo que complicaba bastante el poder caminar. Por ello, tener un punto de apoyo como este se agradecerá muchísimo. Si no hubiese sido por estos bastones, nos hubiese sido prácticamente imposible superar ese tramo.

* Ropa de abrigo: Siempre es importante, dado que aunque mientras realicéis la ruta no sintáis sensación de frío, en el momento en que paréis es aconsejable abrigarse un poco. Al ser una ruta realizada en el mes de enero, íbamos bastante abrigados.

* Réflex o producto similar: Normalmente no pasa nada, no tiene porque pasar nada. Pero como no somos adivinos, hay que ser precavidos en este aspecto. No pesa nada y no nos ocupará casi sitio, con lo que lo considero prácticamente indispensable.

* Comida: Yo os recomendaría que os llevaseis un bocata y disfrutaseis del mismo en plena naturaleza. Normalmente, comenzamos las rutas y hacia la mitad del camino hacemos un descanso para comer y así luego continuar y acabar la ruta con fuerzas suficientes. Pero en este caso, tuvimos que comer sobre la mitad de la ruta más o menos, porque era la hora y porque encontramos un área recreativa que invitada a sentarse a comer. (En caso de que os llevéis comida quizá pueda veniros bien también una toalla donde sentaros, porque hay muchas rutas que no cuentan con un área recreativa ni nada similar donde sentarse, teniendo que hacerlo en el propio prado. En esta ocasión, no os encontrareis con este problema).

* Frutos secos, chocolate, barritas: Cualquiera de estas cosas siempre pueden venir muy bien. Nunca se sabe qué puede pasar, y para momentos de apuro pueden llegar a ser indispensables.
Agua: Mucha a poder ser, vale más que sobre que no que falte. No sólo por si necesitáis beber. Sino que en caso de heridas o similares, os sacará de un buen apuro.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
6-.QUÉ MÁS VER. QUÉ HAY EN LOS ALREDEDORES
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Siempre está bien aprovechar estos viajes para conocer más lugares. En ocasiones, y a escasos kilómetros, tenemos lugares que realmente merece la pena visitar, y que quizá no hubiésemos ido a visitar si no fuese por la ruta. Por ello, y en modo esquema, os dejaré a continuación algunos lugares que podríais visitar, aprovechando lo cerca que se encuentran.

* Villaviciosa: Tenéis dos opciones para llegar. Si vamos a través de la carretera AS-113, se encuentra a 16 kilómetros. Si por el contrario vamos por la A-64, se encuentra a 20 kilómetros.

* Nava: A través de la N-634, se encuentra a 12.5 kilómetros.

* Infiesto: A través de la N-634, se encuentra a 26.1 kilómetros.

* Pola de Siero: A través de la A-64, se encuentra a 11.9 kilómetros.


Lógicamente, hay otras posibilidades para llegar y otros lugares que visitar, encontrándose estos a más kilómetros. Únicamente os he comentado algunos de estos lugares, interesantes y cercanos a Vega.


~~~~~~~~~~~~~
7-.CONCLUSIONES
~~~~~~~~~~~~~

Antes de nada, comentar que acerca del nombre de la misma poco puedo deciros. Es algo que me llama la atención, dado que no encuentro el sentido del mismo con respecto a la ruta. En muchas ocasiones, el nombre de la ruta está totalmente relacionado con lo que a continuación te encuentras en la misma. Claro ejemplo, el de la anterior ruta de la que os he hablado, la ruta de los molinos del Río Profundo, en la que, como no podía ser de otra manera, os encontráis con una veintena de molinos.


En esta ocasión, "Las cercanías del cielo", puede llevarnos a pensar que nos encontraremos con una ruta con grandes ascensos, en la que iremos cogiendo cada vez más y más altura hasta el punto de "llegar a tocar el cielo". Pero para nada es esto. La altitud a la que llegamos no es tal como para llegar a tocar el cielo ni mucho menos. He realizado otras en las que te parecía talmente estar rozándolo. Aún así, es un bonito nombre, aunque no tenga demasiada relación con la correspondiente ruta, al menos, bajo mi punto de vista, claro está.

En cuanto a la ruta, cabe decir que es una ruta interesante, bonita, entretenida y no demasiado complicada. A través de las fotos, os podréis ir haciendo una idea de lo que os encontrareis a lo largo de la misma. Tendréis ascensiones, llanos y descensos, con lo que en este sentido puede decirse que es bastante completita y variada. En algunas ocasiones, hacemos rutas en las que nos encontramos exactamente con el mismo paisaje a lo largo de la misma. Pero en esta ocasión no será así para nada.


No puede considerarse como una ruta sombría, dado que únicamente durante un pequeño tramo de la misma os encontrareis con más arboleda que os servirá de sombra en días calurosos. Es por esto que debemos intentar elegir adecuadamente el día para hacerla. En días demasiado calurosos no os la aconsejaría. El ascenso del principio y demasiado calor pueden no ser buenos compañeros de ruta. Por ello, yo me decantaría más por realizarla un día fresquito. Nosotros la hicimos en pleno mes de enero, y la verdad es que estuvo bastante bien.

Eso sí, creo que no es necesario que os lo diga, pero os recuerdo que debéis tener en cuenta lo que suceda en días anteriores, es decir, si ha llovido o no durante esos días. Si ha llovido, es probable que os encontréis con el camino totalmente embarrado como fue nuestro caso. Por ello, si durante los días los anteriores ha llovido, mejor será que no la hagáis.


Si no ha llovido, y si no hace demasiado calor, está claro que será una ruta que os encante.

Por todo ello, es una ruta que personalmente recomendaría.

Como siempre me pasa a la hora de hablaros de rutas de este tipo, me cuesta muchísimo hacer una pequeña selección de únicamente diez fotos que reflejen lo que os comento a lo largo de toda la opinión. En esta ocasión, creo que las diez fotos que os adjunto reflejan muy a grandes rasgos lo que habréis podido ir leyendo. Aún así, aprovecho para comentar que me encantaría proponer a ciao que permitiese poner más fotografías. Diez son muy pocas en estas ocasiones. Pero bueno, es lo que hay, así que solo espero que os gusten y que efectivamente os permitan haceros una pequeña idea de esta ruta.


Sin más, me despido, como siempre agradeciéndoos de antemano vuestras lecturas, comentarios y valoraciones.


Muchas gracias y hasta la próxima.

Un saludo! ;)

Conclusión: Una ruta recomendable