Ikea, Poang Sillón
IKEA Sillón POÄNG. Cómodo y Resistente. - Ikea, Poang Sillón Sofás y Sillones

Más Sofás y Sillones Ikea

Nuevas opinión ... menos gente. Inconvenientes que te tienes que montar tú los muebles y trasportártelos en tu propio coches (también ofrecen transporte pero... más

IKEA Sillón POÄNG. Cómodo y Resistente.
Ikea, Poang Sillón

luzdelsur

Nombre del usuario: luzdelsur

Producto:

Ikea, Poang Sillón

Fecha: 17/10/13

Valoración::

Ventajas: Se limpia facilmente.

Desventajas: Lo tienes que montar tú.

Este sillón lo vengo disfrutando desde hace un año, pero imagino que tiene más tiempo ya que está en la casa que estoy alquilada, así que por lo pronto es resistente, pero voy por partes.
Es un producto de la tan conocida marca IKEA, la multinacional sueca que nos vende muebles y objetos para el hogar y decoración, a bajo precio. A mí, personalmente, me encanta IKEA porque puedes encontrar de todo y llevártelo en el momento, es cierto que en las primeras visita puedes acabar un poco mareado pero es cuestión de cogerle el truco, conocer las secciones e ir a la mejores horas del día, para que haya menos gente. Inconvenientes que te tienes que montar tú los muebles y trasportártelos en tu propio coches (también ofrecen transporte pero con un coste adicional) y si no mides bien el producto puedes tener algún problema. El montárselo uno mismo, particularmente, hasta tiene su encanto pasas un rato entretenido y vas viendo como va tomando forma el mueble poco a poco y las instrucciones suelen ser claras, creo que nunca he tenido problemas a la hora de montarlo.

El sillón POÄNG y mi opinió:
Se trata de un sillón bastante ligero, la estructura es de madera y la funda del cojín de algodón.
La estructura la puedes encontrar de tres tonalidades: chapa abedul, chapa haya y negro marrón. La funda del sillón la puedes encontrar de varias tonalidades y/o estampados.
Mi sillón, en concreto, es de chapa haya y la funda es alme rojo, y ahora mismo cuesta unos 59 Euro.

- Lo que voy a resaltar del sillón principalmente es su resistencia, con un año mínimo de uso (y quien sabe cuanto tiempo más y lo que habrá soportado) no muestra ninguna tara, y parece nuevo, de momento no da la sensación ni de estropeado ni que se vaya a romper, ni se va a desmontar.
- Por otra parte, es muy ligero lo puedes mover constantemente que no cuesta trabajo y tampoco araña el suelo.
- También me gusta mucho el movimiento oscilante que tiene, parecido al de una mecedora pero sin llegar a serlo, es bastante relajante.
- Es muy fácil de limpiar, la estructura con un paño y cualquier producto para muebles está lista, y la funda la lava perfectamente en la lavadora, decir que el color que yo tengo no se ensucia mucho.
- Y por supuesto, es comodísimo se adapta muy bien a la espalda y al cuello, quizás a las personas mayores le cueste un poco de trabajo levantarse de él.

La única pega que con el uso, imagino, el velcro que une la estructura con la funda deja de enganchar bien y anda siempre suelto, pero no es algo totalmente necesario y prácticamente no se nota.

Seguro que con el reposapiés Poäng es mucho más cómodo, pero de momento no lo tengo.

Conclusión: Es muy cómodo y resisten. Además se limpia muy bien.