Ecomercados Ufana
¿Para estar sano hay que ser rico? - Ecomercados Ufana Supermercados

Nuevas opinión ... artesanales y sanos hasta la saciedad, y aparte de eso también ofrecen clases de terapias naturales, relajación, reiki.... más

¿Para estar sano hay que ser rico?
Ecomercados Ufana

Aderyndhu

Nombre del usuario: Aderyndhu

Producto:

Ecomercados Ufana

Fecha: 18/01/10

Valoración::

Ventajas: Para mi ninguna

Desventajas: Ni lo veo sano, ni lo veo natural, ni lo veo barato

No me va mucho lo de la agricultura ecológica y mucho menos lo de la comida macrobiótica y demás cuentos chinos que se inventan para sacarnos los cuartos, pero como justo al lado de mi casa hay una tienda de la cadena de Ecomercats Ufana y yo soy de naturaleza curiosa, pues un día decidí entrar a ver qué tal.

Se trata, como os decía, de una cadena de supermercados especializada en la venta de productos "naturales", artesanales y sanos hasta la saciedad, y aparte de eso también ofrecen clases de terapias naturales, relajación, reiki... y cursos de cocina macrobiótica.

Los productos que venden son bastante variados, pero yo los clasificaría en tres grupos básicos:

- agricultura ecológica, desde verduras frescas que parecen haber sufrido los efectos de un terremoto a conservas naturales o platos precocinados a base de las susodichas verduritas, además de pastas y arroces integrales.

- comida vegetariana o, lo que es lo mismo, todo lo que os podáis imaginar, pero elaborado con tofu, algas y soja.

- complementos vitamínicos y, sobretodo, proteínicos en todos los formatos posibles.

Lo primero a destacar es que no me parece que sea lógico ni especialmente sano sustituir la carne por tofu y la leche por soja, pero eso aquí no es lo importante. No, lo importante es que estos supermercados superecologicos son carísimos. Por poner un ejemplo, un paquete de espaguetis integrales con harina de trigo ecológica cuestan unos 3 euros mientras que los normales, industriales, blancos, los de siempre vaya, no pasan del euro. Y así con todo. De hecho el único producto que compro allí es un pisto en bote de cristal que está increíble, pero cada bote de 300 gramos me cuesta la friolera de 5 euros y me parece una barbaridad.

Por tanto, solo recomiendo esta cadena a los amantes de lo sano, ecológico y sin aditivos que no sufráis la crisis, porque es carísima.

Conclusión: Para adictos a la comida ultrasana