Tardyferon
Y DE NUEVO... EL TARDYFERON - Tardyferon Suplementos alimenticios

Nuevas opinión ... ya que tu cuerpo puede estar sintiendo ese déficit de hierro. Y si te recetaron Tardyferon, tu mismo vas a notar a los pocos días el cambi... más

Y DE NUEVO... EL TARDYFERON
Tardyferon

m_i_r_e

Nombre del usuario: m_i_r_e

Producto:

Tardyferon

Fecha: 08/02/12

Valoración::

Ventajas: aporta hierro al organismo, por lo que estamos más energéticos, descansados . . .

Desventajas: estriñe

Muy buenos días compañeros, hoy me gustaría hablar de unas pastillas que me suelo tomar bastante por orden expresa de mi médico de cabecera. Se trata de un tratamiento que cada seis meses, más o menos, me suele mandar para compensar el bajo hierro que generalmente me suele salir en las analíticas, producido por la anemia permanente que parezco sufrir. Hay muchos tratamientos para esto, pero mi médico es fiel a uno y por tanto yo también; hablo de las pastillas TARDYFERON, que llevo tomándome desde hace más de 2 años y que siempre me han ido estupendamente bien para subir el nivel de hierro y hacerme sentir por tanto mejor, tanto físicamente como anímicamente.


Os hablaré aquí un poquito sobre estas pastillas, comentándoos lo más importante, y os contaré también mi experiencia personal con ellas.


Así que espero que esta opi os sea útil, aunque no me gustaría que os animara a automedicaros con estas pastillas pues estas cosas las tiene que revisar un médico, que es el que mejor nos puede asesorar sobre la toma o no de cualquier medicamento.




==TARDYFERON==


Puede que este medicamento os suene pues es uno de los principales tratamientos de elección por muchos médicos para compensar déficits de diferentes elementos en el organismo, y es muy usado en personas con anemia por conllevar déficits de hierro; se trata de unas pastillas basadas en sulfato ferroso, así que pueden compensar este déficit a medida que se desarrolle su tratamiento.


Se trata de un medicamento comercializado por la empresa farmacéutica Pierre Fabre, que conozco pues me he tomado otros medicamentos de la misma. El único formato que conozco es en comprimidos recubiertos; cada caja contiene 30 comprimidos, y teniendo en cuenta que generalmente se toma uno diario, y que el tratamiento dura tres meses, con tres cajas lo tendremos cubierto.


Son unos comprimidos que podremos encontrar en cualquier farmacia y que costea parcialmente la Seguridad Social, teniendo nosotros que pagar alrededor de 1 euro por cada caja, siempre y cuando vayamos con la respectiva receta. No nos lo deberán vender sin ella.


El que yo poseo es de 80 mg, desconozco si existe otra concentración pero, por lo menos a mi es el que siempre me han recetado.




:::::¿Para que se tomaTardyferon?:::::


Tardyferon son comprimidos ricos en sulfato ferroso, por lo que se recetan cuando una analítica nos confirma que nuestro nivel de hierro está por debajo del nivel mínimo del parámetro establecido como normal. Esto suele pasar cuando nuestros análisis reflejan anemia. Entonces, si el médico lo cree conveniente, puede recetarnos este tratamiento para que lo llevemos a cabo, implicando una vuelta al médico y otros análisis al terminarlo para constatar que ha hecho efecto y que los niveles de hierro se han normalizado. En función del nivel de nuestra anemia ferropénica, deberemos tomar más o menos dosis de este medicamento.


La falta de hierro no solo se puede apreciar en los resultados de las analíticas sino también podemos intuirla en nuestro estado físico y anímico; una de las principales señales de una baja concentración en sangre es el extremo cansancio día tras día que podemos tener sin necesidad de haber hecho demasiada actividad que lo justifique. Entonces deberemos visitar a nuestro médico y SOLO con la confirmación de esta sospecha con una analítica y (también SOLO) con la receta de este medicamento, podremos empezar el tratamiento.


También se receta a mujeres embarazadas con el mismo problema, por lo menos mi prima se lo estuvo tomando con los tres embarazos de sus tres hijas, siempre (e insisto) por prescripción de su médico.




:::::¿Como se debe tomar?:::::


Dependiendo del nivel de anemia ferropénica que tengamos, el médico nos dará pautas diferentes de frecuencias de tomas, basadas en la toma de un comprimido al día (si la anemia es leve) o dos (si la anemia es grave). La mia no es grave, así que yo me tomo una al día.


Además de llevar un control sobre las pastillas tomadas al día, hay que saber también cuando tomarlas pues solo así favoreceremos la buena absorción y por tanto el buen papel que pueden hacer en nuestro organismo. Para que se absorba completamente, deberemos tomarlas con la barriga vacía; es decir, tres horas después de la última comida y una hora antes de la próxima. Esto nos obliga a dejar 4 horas entre toma y toma de alimentos, por lo menos una vez al día, para dejar el espacio temporal que esta pastilla requiere.


Lo ideal es buscar un momento del día y siempre tomarla en el mismo, pues solo así nos aseguraremos de tomar la dosis recomendada de una pastilla al día, y evitaremos que se nos junten dos tomas y se nos alejen a la vez las tomas anteriores.


Las pastillas deben tomarse con agua o zumo, evitando tomarlas con leche pues al ser más contundente, puede impedir que esta pastilla se absorba completamente. Las pastillas deben ser tragadas enteras, aunque su interior es sólido por lo que tampoco pasa nada si las partimos.


El tratamiento dura tres meses, que vienen a ser tres cajas de estas pastillas. No es bueno alargar más dicho tratamiento, tras el cual además deberemos descansar otros tres meses para volver a empezarlo, en caso de que nuestro médico vuelva a considerar que nuestro organismo lo necesita. Es importante terminar el tratamiento y no abandonarlo aunque nos sintamos mejor, ya que el nivel de hierro en sangre puede no ser todavía suficiente. La mejor manera de saber si el tratamiento ha hecho todo el efecto esperado es volver a realizarse unas analíticas y comprobar el nivel de hierro posterior al tratamiento.




:::::Posibles efectos secundarios:::::


Como todos los medicamentos, este también posee una lista de efectos secundarios, aunque no por ello quiere decir que vayamos a sufrirlos; generalmente no suelen manifestarse en la mayoría de las personas que lo toman, pero deben figurar en la lista aunque solo se hayan manifestado una sola vez en una sola persona.


Algunos de estos efectos secundarios pueden ser:


-Gastrointestinales: Dolores abdominales, acidez, nauseas (con o sin) vómitos, estreñimiento, diarrea.
-Reacciones alérgicas: Erupciones cutáneas, dificultades respiratorias, eritemia
-Heces de oscuras e incluso de color negro.
-No es bueno tomar este medicamento si sufrimos afecciones agudas intestinales y si tenemos intolerancia a la sacarosa, pues estas pastillas contienen este componente.


Si, con la toma de este medicamento, habéis notado algún otro efecto secundario, deberéis comunicarlo a vuestro médico para que este de parte y pueda ser incluido en la lista. Las listas de efectos adversos se completan con la ayuda de todos y los pacientes tenemos mucho que decir en este aspecto.




:::::Otras cositas a tener en cuenta, no menos importantes:::::


-Hay que tener en cuenta que este medicamento puede tener componentes a los que seamos alérgicos. Esto hay que controlarlo pues su objetivo final es ayudar a nuestro bienestar, no fastidiarlo todavía más. Los médicos muchas veces no pueden controlar esto por lo que siempre está de más leer el prospecto antes de iniciar el tratamiento.


-En un principio no hay indicaciones de que estas pastillas produzcan sueño, por lo que no deben interferir en la conducción.


-No se debe administrar a niños de peso inferior a 28 kg, y por supuesto esto conlleva a mantener este medicamento fuera de su alcance.


-Este medicamento debe conservarse en un lugar fresco y seco, evitando las altas temperaturas.


-Si se nos olvida tomar alguna toma y se nos junta con la siguiente, no deberemos tomarnos dos pastillas de una. Es mejor seguir con el tratamiento como siempre, aunque eso suponga olvidar la toma olvidada.


-Y por supuesto, siempre, SIEMPRE hay que tomarlas bajo la prescripción de un médico.




==MI EXPERIENCIA PERSONAL==


Mi experiencia personal con estas pastillas ha sido siempre muy buena, teniendo en cuenta que no me gusta tomarlas, como no me gusta tomar ningún otro medicamento.




:::::Mi problemilla permanente:::::


Hace alrededor de tres años que estoy tomando estas pastillas continuamente, aunque respetando los momentos de descanso que el cuerpo necesita, por mis características físicas. Os pongo en situación; soy de complexión delgada (tengo bajo peso), mi estómago es pequeño y aunque mantenga una buena alimentación, la cantidad de comida que admite mi estómago no es suficiente para evitar la anemia, y como hace tiempo que lo sé, mantengo mis controles y mis visitas al médico a ralla y las analíticas son fijas cada tres meses, como la posterior visita al médico para saber los resultados, unos resultados que también son fijos; anemia ferropénica, es decir, nivel de hierro por debajo del mínimo, y por tanto, dieta especial y medicación.


La medicación que siempre me da es esta; Tardyferon. Llevo ya unos 4 o 5 tratamientos a mis espaldas, realizados y llevados a cabo tal cual me pauta el médico. Las pautas que me da son las básicas; una pastilla diaria, con el estómago vacío, durante tres meses. A los tres meses, vuelta a hacer análisis, vuelta al médico; y entonces mi hierro está bien. El médico me vuelve a decir que vuelva a los tres meses, que es el tiempo que mi organismo debe descansar del tratamiento, y como en este tiempo se me ha pasado el efecto de las pastillas, vuelvo a estar baja de hierro y vuelvo a iniciar el tratamiento. Y ese es mi día a día; 3 meses con tratamiento, tres meses de descanso, y vuelta a empezar.




:::::Benditas pastillas:::::


Decía que no me gusta tomarme pastillas, creo que a nadie le gusta, pero añadiendo que muy mal me tengo que encontrar para tomarme una, la aversión que les tengo es muchísima. Que me manden tratamientos así me fastidia, y mucho, de hecho cuando salgo del médico con las recetas paso días muy desanimada pensando en que siempre voy a estar ligada a estos tratamientos, pero cuando empiezo a tomarlo comprendo que a la hora de la verdad me hace más bien que mal pues la mejoría de mi estado anímico la noto desde la primera toma.


Y es que ya se sabe que el déficit de hierro nos deja apelmazados y cansados; cuando yo me noto así, se perfectamente que los resultados de mis análisis van a ir en esta dirección; y es que es un cansancio que me destroza, que ya lo tengo dentro de mi cuando me levanto por las mañanas y que lo arrastro todo el día, haga lo que haga, incluso los fines de semana que no hago prácticamente nada. Y este cansancio no solo afecta a mi estado físico sino también a mi estado psicológico, pues estoy menos alerta, más ausente, con la idea de que llegue la noche y pueda acostarme pronto durante todo el día, y esto no es vida, llega a ser muy pesado cuando se está así un día tras otro y tras otro.


Cuando empiezo a tomarme estas pastillas lo noto desde el principio; y es que desde la primera toma, me noto menos cansada y con más vitalidad, y esto va aumentando a medida que me la voy tomando día tras día, hasta que al mes me siento llena de fuerza y energía, me da la impresión de que puedo con todo, y termino el día menos de la mitad de cansada con el que lo empiezo cuando estoy baja de hierro.




:::::Eso que se ve solo con la experiencia repetida:::::


Con la repetición de los tratamientos, una va aprendiendo poco a poco como llevarlo, va observando cómo le va funcionando, que cosas le produce, y en definitiva, va conociendo en profundidad el efecto que hacen estas pastillas en el organismo y los truquillos para potenciar sus efectos positivos. Creo que el tratamiento que estoy administrándome durante estos meses es el cuarto o el quinto, y he descubierto que:


-De todos los efectos negativos que se nombran, que no son muchos pero alguno que otro hay, solo sufro 2: El que más noto es el del color de las heces, ya que se van haciendo negras en cuestión de días y no vuelven a ser marrones hasta que no dejamos de tomarnoslas. Y el segundo es el del estreñimiento; parece que estas pastillas me estriñen más de lo que ya de normal suelo ir, aunque tampoco podría asegurarlo al 100%.


-Me las tomo una vez al día, tal como me dice el médico, menos una semana al mes; la semana de la regla. Porque tengo comprobado que con estas pastillas sangro mucho más que sin ellas, y esto me resulta muy incómodo pues sin ellas ya sangro muchísimo. Justamente en esos días es cuando más me hace falta tomarlas, porque es cuando más baja de hierro estoy (la regla implica siempre una bajada considerable en el nivel de hierro en sangre, es algo normal y producto de la menstruación) pero los inconvenientes son mayores. En la última fase de la regla es cuando vuelvo, de nuevo, a tomarlas.


-La primera vez que lo tomé me costaba mucho arcordarme de tomarme la pastilla diaria, pues al tener que tomarla con el estómago vacío, siempre se me olvidaba y cuando me acordaba, acababa de comer o ya tenía la comida en la mesa. Pero cuando empecé el segundo tratamiento encontré el momento ideal; antes de acostarme. Generalmente me acuesto cuando ya he hecho la digestión de la cena, por lo que entonces tengo la barriga vacía, y no vuelvo a ingerir alimentos hasta dentro de 7 u 8 horas. Así que es el momento perfecto para asegurarse que la pastilla se absorbe sin impedimentos de otros alimentos. Antes de acostarme me la tomo, no me quita para nada ni pizca de sueño, y me levanto más fresca que una flor en crecimiento, pues durante toda la noche la pastilla ha estado haciendo efecto y en el momento de levantarme, mi organismo tiene suficiente hierro para evitar levantarse ya cansado.


-Las pastillas no son muy grandes, pero un día me atraganté con una y desde entonces me da mucha "cosa" tragármelas de una vez, así que lo que yo hago es que las parto por la mitad con las muelas y me las tomo en dos traguitos, media en cada trago. El resultado es el mismo, pero es más costoso. No están duras de partir y no saben a nada ni aún partidas (si se muerden demasiado, si que tienen un sabor desagradable, que también lo he probado).


-Uno de los pocos problemas que le veo a estas pastillas es que son un poco engorrosas de sacar de la farmacia, no porque no las tengan (que siempre las suelen tener) sino por lo siguiente: Teniendo en cuenta que el tratamiento dura tres meses, y que cada caja contiene las pastillas para 1 mes, son tres cajas las que completan el tratamiento. Por ello, el médico me da tres recetas de este medicamento, una receta por caja. Con ellas, yo me dirijo a la farmacia, para sacar las tres cajas; pero la farmacia no puede dispensar medicamentos para tomar más allá de los dos meses, por lo que el máximo de cajas que me permiten comprar son 2; tengo que guardarme la tercera receta para volver tiempo más tarde. Y teniendo en cuenta que yo lo suelo perder todo... pues eso.


-A los tres meses, cuando termino cada tratamiento, vuelvo a hacerme análisis. Solo me las tomo cuando
el médico me las receta, NI SE ME OCURRE AUTOADMINISTRARMELAS sin antes haber estado segura que efectivamente, tengo el hierro bajo, y para ello, necesito una analítica que lo confirme y un médico que me recomiende estas pastillas.




:::::Y tras el tratamiento...:::::


Tras el tratamiento, vuelvo a hacerme análisis para ver los resultados, y no tengo déficit de hierro; su concentración está entre los parámetros normales. Mi estado anímico sigue encontrándose bien, aunque poco a poco se va perdiendo el efecto y el hierro empieza a disminuir de nuevo; a los 3 meses me hago otro análisis y ya necesito este tratamiento otra vez. Así voy, ese es mi día a día.


Si no fuera porque el efecto se va perdiendo, las pastillas TARDYFERON serían perfectas. Como se pierde, pero mientras dura, me hace sentir mejor, lo dejaremos en que son buenas. Yo estoy encantada; porque me corrige el nivel de hierro y eso no solo lo noto en mis analíticas, sino en mi estado físico, anímico y por tanto psicológico. No me gusta tomar pastillas, pero estas me ayudan a estar mejor y por ello, me sirven.




==CONCLUSIÓN==


Lo que me gusta de este TARDYFERON:


-Corrigen el déficit de hierro del organismo
-Nos aportan fuerza, energía, nos alivian el cansancio
-Lo cubre la SS aunque parcialmente


Lo que no me gusta de este TARDYFERON:


-Estriñe, tiñe de negro las heces
-Su efecto baja en el periodo de descanso
-No es nada bueno autoadministrarlo e incumplir las pautas fijadas por el médico


A TENER MUY EN CUENTA:


Este medicamento puede ser peligroso si se toma con solo sospechas de tener el hierro bajo y sin la recomendación y prescripción de un médico. Para tomarlo hay que tener pruebas de nuestro nivel bajo de hierro y consultarlo con el médico, y es él quien debe determinar si nos lo debemos de tomar, solo él y no nosotros. Así todos haremos un uso responsable de los medicamentos, no solo por ello en si sino también por nuestra salud.




==¿LO RECOMIENDO?==


Aquí la preguntita se las trae, sobre todo porque los medicamentos es un tema bastante serio como para ir recomendándolos; no es bueno automedicarse y por tanto no soy yo quien tiene que recomendarlos sino un médico; en este sentido, yo no puedo recomendaros este medicamento pero lo que si que os puedo decir es que si estáis demasiado cansados puede que tengáis un déficit de hierro, y si es así mi recomendación está más encaminada en visitar al médico; y, si este profesional considera que os debe dar los comprimidos TARDYFERON, bajo mi experiencia personal puedo intuir que os irá bien, desde la primera toma empezareis a notar resultados positivos, pero es importante tener claro que estamos ante un medicamento y por ello deberemos tratarlo como tal.


Yo estoy contenta, si os lo recetan a vosotros, seguro que también os funciona.


Y dicho esto, me despido ya de tod@s vosotr@s, espero que mi opinión os haya sido de ayuda; por mi parte no me queda más que desearos un buen día y despedirme hasta la próxima que seguro será bien pronto.


Muchas gracias por vuestras lecturas, valoraciones y comentarios.


Sus adoro!!***

Conclusión: Una buena solución para el bajo hierro, siempre y cuando os lo recete el médico