Ericsson T10
Mi pequeñín adorable - Ericsson T10 Teléfonos moviles

Más Moviles Ericsson

Nuevas opinión ... a los buscas, que iba saliendo el mensaje en una sola línea. El Ericcson T10 tenía capacidad y memoria para guardar hasta 100 contact... más

Mi pequeñín adorable
Ericsson T10

sakura_vegan

Nombre del usuario: sakura_vegan

Producto:

Ericsson T10

Fecha: 27/10/13

Valoración::

Ventajas: En aquellos momentos era : robusto, diseño monísimo, con tapa (muy novedoso para aquellos tiempos)

Desventajas: El teclado no es apto para dedos gordos (suerte que los míos son súper extra finos)

INTRODUCCIÓN:
Que gracia me ha hecho ver este móvil en una de las opiniones de Ciao! Y es que fué uno de los móviles a los que más cariño le pillé. Recuerdo que antes de comprarlo, y mirando todas las variantes que había, mi elección fué firme y muy segura, pues lo nuestro fué un amor a primera vista.
Todavía lo conservo, prácticamente intacto, si no fuera porque la tapa tiene un pequeño sobresaliente en la punta. Pero vamos, que yo creo que le pongo una tarjeta SIM y se vuelve a encender, recobrando vida de nuevo. Ay mi chiquitín... como le quería yo =)


ASPECTO DEL MÓVIL:
A mí me encantaba como era, por eso mi elección. Y es que, además de tener bastante variedad en tema color para elegir: amarillos, fúcsias, azules, morados... el tema tapa recuerdo que era muy novedoso en aquellos años, era cuando los móviles estaban empezando a hacerse con esa pequeña tapa para proteger el teclado.
Era también bastante pequeño en cuánto a su tamaño, que no su peso! Pues si lo cogemos notamos que es como un tocho y que pesa muchísimo. Y pensar que no lo dejaba nunca en casa y que siempre estaba en mi bolso... no sé como no me hernié la espalda, con este peazo ladrillo. Porque ya digo que es pequeñín de tamaño, si de largaria nos referimos. Pero es que el peso... es inhumano.

La pantalla es minúscula, un trocito de largaria para que pudieramos verlo todo, y aún así, en aquellos tiempos, eso nos parecía lo más! Ya me imagino a día de hoy leyendo un mensaje, en esa mini pantalla... deberías tirarte horas! Ofú.
Y si giramos el móvil y miramos hacia atrás, podremos ver un "clip" para que te pudieras enganchar el móvil al pantalón. Ya al bolsito de la camisa ni lo menciono! Si que sino uno iría encorvado, nuevamente por el tema de lo pesado que es el móvil.

Nos encontramos también con una antena. No recuerdo si en aquellos momentos era eso novedoso... creo que no, que era la regla general en este tipo de móviles. La cosa es que pillaba yo la manía de ir mordisqueándolo de tal manera, que recuerdo que llegó a un punto la pobre antenita, que ya ni pillaba la frecuencia de llamada. Por suerte había recambios y después de esa, ya paré de hacer el ratón, con los mordisquitos.

UN MÓVIL ROBUSTO COMO ÉL SOLO:
Siempre digo y lo seguiré diciendo, que no hay nada mejor que estos tochos si lo que buscas es un móvil que te dure años, años y años... Incluso a día de hoy, suelo ir cogiéndome móviles similares a estos (me refiero que no elijo smartphones ni móviles táctiles) porque me duran muchísimo más, da igual los golpes que se peguen, que ellos siguen al pie del cañón como el que más.

Y claro... con el Ericson que os presento no podía ser diferente. Todavía recuerdo todas las caídas que el pobre se tuvo que llevar, caídas que eran fuertes hasta el punto de que la batería se abria y se salía todo. Pero aún así, el móvil me duró unos dos o tres años largos. Que tampoco es inmortal el pobre, y en uno de los cacharrazos que se llevó murió, sin más, cansado ya de tantos porrazos.

Pero vamos, que ya os digo yo que un móvil, un smartphone de los que ahora tanto se lleva (parezco una abuela, con esa frase xD), ni de broma aguanta las caídas y porrazos que se llevó este móvil. Por eso se merece una gran nota ya sólo por ese detalle.

La tapa también se podría llevar el galardón de oro a la robustez, pues cuando lo compré, con toda la ilusión de que era con tapa (vuelvo a decir de que, en aquellos tiempos (xD) la tapa se estaba empezando a hacer en los móviles) no paraba de abrirla, cerrarla, abrirla, cerrarla, volver a abrirla, cerrarla para que protegiera el teclado... Bueno, bueno, lo que tuvo que soportar la pobre. Además de los golpes, que quieras que no también le perjudica. Pues deciros que simplemente tiene una pequeña sobresaldura (osea, que sobresale xD) en un lado, algo pequeño que no tiene la menor importancia, pues se puede abrir y cerrar con total normalidad.
Y lo mejor de todo es la pintura que eligieron para él, no ya por el color, sino porque los golpes parecían no afectarle. Ya os he comentado varias veces que el pobre se vió de narices en el suelo en su larga vida, pero en ningún momento la pintura delantera saltó, ¡todo lo contrario! Está nuevísima como si lo acabara de comprar hace unos minutos.


EL TECLADO:
Para poder acceder al teclado, tenemos que abrir la tapa, y lo que nos encontramos es varias tiras de botones súper pequeños, no aptos para dedos grandes y gordos, sino más bien pensados para dedos finitos. Tengo la suerte de que mis dedines son así, sino creo que hubiera sido muy, muy complicado escribir mensajes con él, o simplemente hacer una llamada.
¿Que porqué? Muy fácil. Al ser un móvil de reducido tamaño, tuvieron la gran idea (irónia donde las haya) de hacer los botoncitos bastante apegados y muy alargados, lo que, con unos dedos gordos (vuelvo a repetir) sería muy complicado hacerlo. O quizás sería cuestión de práctica... vete a saber tú.

Otra de las cosas que sorprende de este teclado, es que los botoncitos (o teclas) están duros a más no poder! Yo creo que en mis tiempos, cuándo este móvil estaba en modo funcionamiento, me dejaba ahí los dedos, si tenía que escribir un mensaje, porque no veas lo incómodo que parece...
La gracia del teclado que le veo, es que al ser los botoncitos de plástico (del bueno, sí, pero plástico al fin y al cabo) el tacto se hace agradable. Y es que todavía recuerdo un móvil pasado que tuve, que los botones los tenía así como muy suaves, de un material que toda la caca que pillara se quedaba ahí absorbida. En cambio este, además de no absorber nada de suciedad, hace que el tocar las teclas sea placentero, no incómodo (y digo tocar, no usar, que eso ya es otro tema).


LA PANTALLA:
Más que pantalla... deberíamos llamarla mini pantalla, o simplemente ranura por dónde se dejan ver las cosas. Y es que me pongo a pensar la evolución que han tenido los móviles y... ¡imaginaos! Poned un súper smartphone de esos con pantalla de 6 pulgadas al lado de esta cagamandurria (con perdón) y comparad las pantallas... ¡que cambio!
Todavía me pregunto como podría yo ver las cosas ahí, si es que eso es una línea prácticamente! Una pequeña y diminuta ranura en forma de pantalla. Así los mensajes costarían leer una barbaridad, media hora con cada lectura. Y ya ni os cuento si tienes que escribir tú uno, mirando qué has escrito más arriba para no perder el hilo del mensaje.

No es raro pensar, pues, que este móvil te venía sin juegos, y es que sería imposible crear un juego para una pantalla tan miniatura. Ya bastante que hacía bien su trabajo, el de mostrar el nivel de batería que tenía, la compañía móvil o el número de teléfono que te llamaba.
Eso sí, otra cosa no, pero la pantalla en ningún momento me dió problema alguno. Porque puede ser muy pequeña o todo lo que quieras, pero como digo, en esos dos o tres años que tuve el móvil (o cuatro, ya ni me acuerdo) la pantalla funcionó en todo momento a las mil maravillas. Y bueno, no hay que decir que era en blanco y negro, ¿verdad? =)


LLAMAR Y RECIBIR LLAMADAS:
Se escuchaba muy bien en todo momento. Recuerdo que me lo compré para estar en contacto con mi madre si pasaba cualquier cosa, pues en casa no teníamos teléfono fijo, sino que siempre hemos ido tirando de móviles (hasta hace unos años, que añadimos a nuestras vidas un inalámbrico). Así que el hecho de que se oyera bien era importante.
Y debo decir que en ese aspecto tampoco puedo quejarme, pues se escuchaba perfectamente. Es más, al tener una compañía de móvil bastante buena (aunque cara también) el móvil cogía conexión de llamada incluso en la montaña. Claro, si no te ibas a la cima del Everest xD

Para poder hablar era imprescindible bajar la tapa, pues ésta era la encargada de coger la voz y traspasarla al otro teléfono, para que se pudiera escuchar bien. Ya os digo que no tuve ninguna queja de cómo se escuchaba desde mi móvil. Por tanto, su función la hacía perfectamente.

OPINIÓN PERSONAL:
Uno de mis móviles preferidos, si quitamos del medio aquel Nokia que tanto se puso de moda y que costaba un pastón (y el cual, por cierto, me robaron a los dos días en el colegio!!!! Argggg... nunca lo olvidaré). Me encantaba por el hecho de que tuviera tapa, que en aquellos momentos ningún móvil la tenía y se estaban empezando a crear con su tapa, ahí todo monos. Era como la gracia, tener un móvil que protegiera al teclado con la tapita.

Era genial también porque había de colores para elegir... para aburrir: amarillo, fúcsia, lila, azul clarito, azul marino. También es que, en aquella época, era bastante habitual encontrarte un abanico bastante extenso de colores en los móviles. Ahora en cambio, con esto de las carcasas, solo te dan a elegir entre negro o blanco.
El móvil era robusto como él solo, tanto por aguantar de manera heroica todas las caídas y porrazos que yo, sin querer, le metía; como por su peso. Y es que otra cosa no... pero su peso tiene! Cuando lo coges con la mano, es lo primero que te llama la atención, porque ahora, aunque los smartphones sean grandísimos de pantalla, de peso son muy ligeritos. Y este en cambio, tiene un tamaño bastante pequeñillo para esa época pero... oye, que pesa como un muerto!

La pantalla es otra de las cosas que nos llaman muchísimo la atención, cuando le echamos un vistazo a este móvil, y es que una se pregunta cómo y de qué manera, podías ver ahí los mensajes que te llegaban o, sin más, escribir tú uno! Y es que más miniatura no la han podido hacer... si es como mi dedo de grosor! Y eso que los tengo muy, muy finitos... así que os podéis imaginar como es.
Y claro, como no, de colores nos vamos olvidando en la pantalla, pues era en blanco y negro. Pero no porque fuera malo, para nada! Sino que en aquellos años el color en las pantallas no existía, sin más... todavía no se había instalado eso en los móviles. Lo mismo con los juegos, este no tenía ni uno que, para la pantalla que tiene, ni falta hace que le añadan! Pues de poco nos serviría, me temo.

Pero aunque le saque todas esas faltas, debo decir que fué un móvil estupendo y muy, muy bueno. Vale que ahora nos parece poco más que una chatarra inservible, pues la tecnología crece rapidísimo, y con ella los móviles; pero si nos ponemos a pensar en aquellos años, dónde todos los móviles eran así: en blanco y negro, tochacos que pesaban muchísimo, con pantalla miniatura... etc. Nos damos cuenta que este era una buenísima opción de compra.
Era perfecto para la juventud, por aquello de los colores tan llamativos que tiene y porque, ya solo con mirarlo, te recuerda a una persona joven, ¿no os pasa? O será cosa mía, que al haberlo tenido cuando era más peque, el recuerdo se me ha grabado de esa manera.

La pena de todo esto es que ya no se hacen móviles como antes, que te duraban una eternidad, porque yo he mencionado que me duró unos 2 o 3 años, pero haciendo memoria y recopilando toda mi vitamina B12 en mi cerebro xD Recuerdo que me duró muchíiiisimo más... que cuando se me estropeó y murió, pude presumir de lo bien que lo cuidé (ja! si el pobre se metía cada tostorrio) y de los añazos que me duró.
Y sí, lo admito... lo miro una y otra vez y, ¡me dan unas ganas de poder encenderlo! Es que lo veo cuquísimo, monísimo. Quizás por eso es uno de mis móviles preferidos, de todos los que he tenido, porque en forma y en color, creo que ninguno lo supiera. Porque no me podéis decir que no es original =)

Conclusión: Un móvil que en su tiempo era perfecto

Calidad del acabado:    Calidad del acabado
Fiabilidad:    Fiabilidad
Facilidad de manejo:    Facilidad de manejo
Calidad de sonido:    Calidad de sonido
Funcionalidades:    Funcionalidades
Duración de la batería:    Duración de la batería